Amores que matan

Dicen que el amor puede curar casi todos nuestros males, pero ¿qué sucede cuando ese amor es dominante, extremadamente celoso, hostil y depresivo? ¿Cómo saber si sus celos son enfermizos?

Por Diario La Primera | 22 ago 2009 |    
Amores que matan

Más datos

Talleres para celosos

Todas las personas que atraviesan por problemas en su relación de pareja por celos excesivos, pueden inscribirse en los talleres terapéuticos que realiza el Instituto Guestalt de Lima, donde los especialistas enseñarán técnicas para manejar las emociones y los impulsos. Más detalles e Inscripciones llamando al teléfono 445-9823.

Las personas con celos patológicos suelen pensar que sus parejas deben amarlos mucho y en todo momento mientras así lo quieran. Y consideran insoportable la sola idea de que su esposo (a) no los quiera tanto como ellos.

Otra de sus ideas irracionales es creer que por no haber logrado que su novio(a) lo quiera como tendría que haberlo hecho, es una persona inadecuada e indigna de amor. Y que si en algún momento lo deja, nunca podrá encontrar a nadie a quien amar, y será infeliz toda su vida. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia deberá permitir que lo abandonen.

Sobre celos enfermizos, los especialistas explican que se manifiestan con tristeza, dolor, ansiedad, miedo, soledad, paranoia, enojo, sentimientos de inferioridad y hasta ira. Por lo que la celotipia requiere necesariamente de ayuda profesional, y en algunos casos incluso medicar al paciente. Y es que en ocasiones esta patología va acompañada de alucinaciones, incoherencia y pensamientos absurdos donde el individuo tiene sentimientos tan profundos que comienzan a controlar su vida, su comportamiento y su forma de pensar.

Para el psicólogo y psicoterapeuta, Manuel Saravia Oliver, director del Instituto Guestalt de Lima, los celos son los principales causantes de la violencia familiar y de los asesinatos por amor, pues no hay un control de sí mismo…

“Ellos suelen vivir el amor en forma tormentosa, por eso sus relaciones están marcadas por un ciclo de violencia. Una vez que el celoso agrede, se arrepiente, llora y pide perdón. Promete que nunca más volverá a golpear o insultar a su pareja. La persona agredida perdona y se da un período de 'luna de miel', que dura unos dos meses, hasta que vuelve a suceder algún incidente que encrespa al celoso y recae en lo mismo”, indicó el Dr. Saravia.

El principal problema de las personas celosas es que necesitan aprender técnicas de control para enfrentar esta situación. La mejor vía de dominar los celos es hablar abiertamente de ellos a la persona que se los provoca y al especialista.

"En toda relación es fácil que se produzcan los celos por temor a perder al ser querido, pero uno debe ser capaz de controlarlos para lograr ser feliz. Y es que la persona celosa difícilmente puede ser feliz, ya que sus deseos por controlar a su pareja continuamente y sospechar de cada uno de sus actos imposibilitan esta opción", acotó.

Referencia
Amores que matan

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.