Actividad física y salud

¿Sabía usted que las prácticas deportivas son mayores en los pobladores y jóvenes de nuestra sierra peruana? Esto explicaría por qué tenemos a los atletas de más alto rendimiento provenientes de las zonas más altas de nuestro querido país.

| 26 enero 2013 12:01 AM | Hogar | 3.4k Lecturas
Actividad física y salud 3411

Un estudio realizado en 26 ciudades de la costa, sierra y selva de Perú por la Sociedad Peruana de Cardiología, cuyos resultados son interesantes, reflejan cuánto así nos interesamos por estar no solo altamente competitivos -cuando de deporte se trata-, sino también saludables. Sin embargo es importante no confundir actividad física con el deporte.

La actividad física se refiere a cualquier actividad corporal en la que hay movimiento de los músculos esqueléticos que, como tal, lleva al consumo de energía. Una forma de actividad física es el deporte, la diferencia es que el deporte se caracteriza por ser competitivo, existen reglas de competencia, lugares especiales para la práctica de los mismos, preparación y alimentación especial; mientras que la actividad física es una práctica común.

Los deportes y otras actividades físicas, tales como el juego, las caminatas, las tareas domésticas, la jardinería, baile, etc. conllevan al consumo de energía en mayor o menor grado, por lo que es importante hacer esta pequeña gran diferencia, pues para las personas que solo hacen actividad física regular, como es el caminar 30 minutos diarios, será suficiente para mantenerse saludables y con el peso adecuado para la talla y la edad, lógicamente de la mano de una alimentación balanceada, con un aporte adecuado de macro y micronutrientes que el organismo necesita; mientras que el deportista profesional sí necesitará de un aporte energético adicional y especializado acorde al tipo de deporte al que se dedique.

Es conocido que la actividad física regular ayuda a mantener un cuerpo sano. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas físicamente activas tienen: menor frecuencia de hipertensión arterial, infartos, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer de colon o mama, y muchísimo menos probabilidad de caer en depresión.

También hay menos probabilidad de caídas y fracturas vertebrales o de la cadera, más probabilidades de mantener un peso saludable. La actividad física es beneficiosa, sea esta de intensidad moderada o vigorosa. La intensidad se refiere al ritmo con el que se realiza la actividad, es decir, “el esfuerzo que uno pone en realizar la actividad”.

La intensidad de las diferentes formas de actividad física varía según las personas. Dentro de la actividad física moderada encontramos: el caminar a paso ligero, bailar o realizar tareas domésticas. La actividad física intensa o vigorosa, corresponde a: correr, manejar bicicleta rápido, nadar rápido o hacer pesas.

Es recomendable que la actividad física de inicio, sea progresiva. Las personas inactivas, más aún si son mayores, deben empezar realizando actividad física poco tiempo e incrementar gradualmente su duración, frecuencia e intensidad. Los adultos inactivos o con limitaciones por alguna discapacidad, tendrán beneficios adicionales al aumentar su actividad.


Cecilia Solís-Rosas García
Asesor en Nutrición de Herbalife


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD