Rius, de historia y de vida

El gran artista mexicano Eduardo del Río García (Rius) cuenta qué tan peligroso y satisfactorio puede ser promover la verdad a través de la historieta, la caricatura, el dibujo.

| 04 setiembre 2009 12:09 AM | Gente como uno | 5.3k Lecturas
Rius, de historia y de vida

Más datos

Los derechistas son aquellos que no quieren cambiar nada, que viven felices en burbujas y se hacen los desentendidos ante la miseria, ante la crueldad”.

DETALLE

“Lo lindo de la vida es vivir con ilusiones. Sin ilusiones, la vida es gris sin sonrisa. Es una buena forma de vivir con la ilusión de creer que las cosas pueden cambiar para bien, para ayudar a la gente que no puede, enseñar al que no sabe”, dice este hombre brillante que nació Zamora, Michoacán, (México) el 20 de junio de 1934.
5372

De niño, lo suyo eran los dibujos y los sueños. Ahora, la cosa no ha cambiado mucho y lo suyo siguen siendo los dibujos y los sueños, es decir, la ilusión inquebrantable de creer que su trabajo (ciento once libros, sin contar con las recopilaciones) puede mejorar la vida de sus lectores. “Yo no he perdido esa ilusión y ese compromiso. La pretensión mía no es sólo hacer reír sino que mi obra sirva de alguna manera para mejorar la situación en que vive la gente nuestra”, dice Rius, pausadamente mientras acomoda su chaqueta militar, color verde olivo.

—No mire tanto mi chaqueta que es del ejército alemán.

—¿Alemán?

—Sí, pero le quité la banderita del hombro porque en un avión unos judíos me estaban mirando mal —dice y ríe.


Casi muero
Hay una constante. No existe humorista bueno que no esté contra el poder. El humor no acepta sobones y esto es un peligro para este tipo de artistas porque cada vez que publican una caricatura política generalmente saben que se están jugando la integridad. En tiempos de la dictadura de Porfirio Díaz, en México, a inicios del siglo pasado, por ejemplo, los militares mataban a los caricaturistas a patadas en las cárceles. “El peligro es pan de cada día para el caricaturista, porque tu trabajo le gusta a la gente, pero no al caricaturizado y menos si éste es un político poderoso”, dice.

Ruis cuenta que en 1968, a los treinta cuatro años de edad, fundó, con un grupo de amigos la revista de humor gráfico La Garrapata (el azote de los bueyes) para oponerse a la nefasta dictadura de Gustavo Díaz Ordaz, el de las matanzas. “Ordaz, quien era mi punto, había ordenado una represión selectiva contra todos sus opositores. Yo estaba en la mira y me salvé varias veces; pero cierta vez me secuestraron 14 policías y me entregaron al Ejército. Me llevaron a un campo militar en la ciudad de Toluca, cerca del distrito Federal, al pie de un nevado me enseñaron unos huecos. Yo estaba resignado a mi muerte; pero el editor de Garrapata y mis hermanos habían hablado con el ex presidente de izquierda general Lázaro Cárdenas, para que este, a su vez, intercediera por mí con el dictador y el dictador dispuso que me suelten. Me salvé por un pelo”, dice.


Casi ateo
Si embargo, Rius siguió en la oposición sin descanso. Nunca dio un paso atrás ante ningún tipo de poder, ni si siquiera eclesiástico. Es antirreligioso militante, casi ateo, quizá porque lo obligaron a estudiar en un semanario. Dejemos que nos cuente él: “Mi madre nos metió a mis dos hermanos y mí en un seminario porque, en aquel tiempo gobernaba el general Lázaro Cárdenas, el único presidente decente que ha tenido México, y como la educación era de corte socialista, mi mamá, como buena católica, se escandalizó hasta la histeria; y como éramos muy pobres y no alcanzaba el dinero para una escuela particular, lo más barato era mandarnos al seminario y ahí fuimos a dar los tres hermanos. Quizá la esperanza de mamá era que uno de sus hijos se convirtiera en obispo y la sacara de la pobreza. No fue asÑ Escapé de ese lugar después de cinco largos años y me convertí en casi ateo”

—Y si le preguntaran: ¿Puede usted demostrar la no existencia de Dios?

—Los ateos no tenemos la necesidad de demostrar la no existencia de Dios; los que creen en él está obligados a demostrar su existencia. Quizá a mí Dios me dio el encargo de volver atea a la mayoría de la gente que pueda (Sonríe). Aunque creo que yo me volví ateo por culpa de la iglesia.


Busco el cambio
Los hombres de izquierda no necesitan militar en un partido para seguir con el sueño de que las cosas pueden mejorar, que es posible reducir, por ejemplo, la mortalidad infantil y acabar con la explotación. Así piensa este mexicano que sabe que la verdad es un arma poderosa para mejorar las cosas y no se avergüenza de decir que es un hombre de izquierda. Está claro ya que si alguien dice que no existen derecha ni izquierda es porque es derechista.

—Cuando se cayó el Muro de Berlín, se la cayó el mundo a usted.

—No, yo estaba ya prevenido. Yo entendía que lo que estaba pasando en la Unión Soviética no era socialismo, porque se cometían atrocidades inenarrables. La caída del Muro de Berlín no significó la caída del socialismo, para nada. El socialismo es aún ilusión que no la hemos gozado.

—¿Usted se considera hombre de izquierda?

—Soy hombre de izquierda en el sentido de que sigo creyendo que las cosas pueden cambiar. Los derechistas son aquellos que no quieren cambiar nada, que viven felices en burbujas y se hacen los desentendidos ante la miseria, ante la crueldad. Además los problemas por los que la izquierda ha luchando están todavía ahÑ Los grandes problemas, la salud, la educación, la eliminación de la pobreza, la explotación no han sido resueltos por el capitalismo, que nos los resolverá jamás. Soy todavía iluso de un mundo mejor.


Elegí que me pegaran
Le gusta el Perú, mas éste es su primer retorno. “Espero conocer lo mejor del Perú, porque me quedo hasta el domingo (si no me echan antes). Sé de su cultura, de esos hombres que han luchado por la libertad y la vida, y aquellos que, como yo, arriesgaron y arriesgan para hacer periodismo y decir algunas verdades que tanto disgusta a los poderosos”, dice y sonríe. “En esta profesión (el periodismo), como decía un viejo amigo, o te pagan o te pegan. Yo escogí que me pegaran”.

—Es usted resistente.

—Digamos que cuando uno hace periodismo y no hay presiones del poder, no hay amenazas, no hay persecución, ni boicot de la imprenta o del papel, entonces algo malo está pasando.

—¿Y cómo ven en México al presidente Alan García?

—(Calla. Reflexiona). Allá no saben casi nada del Perú y casi nada del presidente García.

—Pero usted sí sabe.

—Yo sí sé pero no me atrevo a decir lo que pienso de él (Ríe). Dejémoslo ahí, creo es cuestión de ustedes, los peruanos. Cuando nos enteramos de la muerte de nativos y los policías, hubo mucho escándalo en México. Como mataron a los nativos, yo ya no quería venir al Perú (Ríe).

-¿Y Obama?

-Sigue siendo el jefe del imperio y como militante del Partido Demócrata tiene un estilo distinto de gobernar. Recuerda que sobre el golpe en Honduras no ha decidido nada aún y esto se debe a las presiones. Creo que hay mucha expectativa sobre Obama, estoy seguro que no hará mucho. En Estados Unidos el que manda es el dinero, los grandes empresarios, no es el presidente. Sin embargo, Obama no es Bush y eso es ya muy bueno, y qué bueno que haya un presidente negro.

Hasta sus detractores, los más serios, claro, han reconocido que en la vasta obra de Rius no hay amargura, ni envidia, ni revancha. “No habla por la herida porque ha sabido superar avatares y desastres personales y públicos”, dicen. Hay en su obra un profundo amor por la vida, por México, por América Latina.


Hoy con los bravos locales
El mexicano Eduardo del Río (Rius) y el argentino Juan Matías Loiseau (Tute), junto a nuestros bravos artistas Carlos Tovar ‘Carlín’ y Juan Acevedo, participarán hoy, a partir de las 7 de la noche, en la mesa redonda ‘El Humor Gráfico en el Mundo’. La cita imperdible es en la Biblioteca del Parque de la Amistad de Surco. Ayer, Rius y Tute inauguraron, en el parque Municipal de Barranco, el II Salón Internacional de Humor Gráfico, muestra itinerante de 120 dibujos de grandes figuras mundiales que llaman la atención sobre la depredación de los bosques. Rius y Tute también participaron ayer en la entrega del premio “Huamán Poma” al talentoso escultor arequipeño Germán Rondón Valdivia. El premio fue el consenso de un prestigioso comité consultivo integrado por Carlos Tovar (Carlín), Javier Prado, Juan Acevedo, Pepe Sanmartín, Julio Carrión y Omar Zevallos.


Cantinflas, Disney, Los Simpsons
“Yo era muy admirador de Cantinflas en sus primeras películas, entre ellas esa maravilla que es ‘Ahí está el detalle’. Después Cantinflas tuvo el tino o la mala suerte de trabajar con una distribuidora gringa que le puso como condición que dejara de aparecer con el personaje con el que nació: el peladito mexicano, y dejó de gustarme porque sentí que se había aburguesado; pero no le quita de ninguna manera lo genial que fue. Con Walt Disney me pasó algo similar que con Cantinflas. Me gusta al inicio y luego no tanto. Después descubrieron que el inicio de Walt Disney era obra de un dibujante progresista. Disney se dedicó a acumular dinero y elogiar al imperio. No le quiero quitar el mérito de haber sido casi, casi el precursor de los dibujos animados, pero tenemos la obra de Armand Mattelart para saber más de él. En cuanto a Los Simpsons, sí me rindo. Es una maravilla. Es una obra maestra de humorismo que refleja la vida norteamericana de una manera realmente genial. A mí me encanta y se la recomiendo a todo el mundo. Es una crítica al sistema norteamericano. Nos divierte y nos ayuda a pensar”.


Aquí sus libros

l 1966: Cuba para principiantes

l 1968: La joven Alemania /Caricaturas rechazadas

l 1971: Pequeño Rius ilustrado

l 1972: Marx para principiantes /Cómo suicidarse sin maestro /Cristo de carne y hueso

l 1973: Rius en política /La Panza es Primero /Primeras porquerías /El segundo aire

l 1974: ¿Qué tal la URSS? /Ya te vimos Pinochet /Obras completas tomo 3

l 1975: Lenin para principiantes /No consulte a su médico /El yerberito ilustrado /Manifiesto comunista ilustrado

l 1976: Cuba libre /La trukulenta historia del kapitalismo

l 1977: El museo de Rius /Huele a gas (con Heberto Castillo) /Los Dictaduros

l 1978 ABChe /La revolución femenina... /Santoral de la caricatura

l 1979: Mao en su tinta /Con perdon de Doré… y de la Biblia

l 1980 Almanaco /Historia rapidísima de España /Rius en proceso

l 1981: Manual del perfecto ateo /El diablo se llama Trotsky /El mito Guadalupano

l 1982: Su Majestad el PRI /Dominó para principiantes /Diabluras /Compa Nicaragua /Palestina, del judío errante al judío errado /Rius a la China

l 1983: Hitler para masoquistas /La vida de cuadritos /Economía para ignorantes (en economía) /Lexikon Ekonomikon

l 1984: La interminable conquista de México /Guía incompleta del Jazz /La iglesia y otros cuentos /100 plantas que se comen

l 1985: Un siglo de caricatura en México /El otro Rius /Jesús alias el Cristo /La deuda y cómo no pagarla /Filosofía para principiantes, Tomo I

l 1986: El mundo del fin del mundo /Los cómics naturistas /De músico, poeta y loco /La cultura no muerde /¿De dónde vienen los niños?

l 1987: Quetzalcóatl no era del PRI /Kama Nostra /Carlos de Nicaragua /El hermano Sandino /El fracaso de la educación en México /El pan y otros males

l 1988: El amor en los tiempos del SIDA /El arte irrespetuoso /Vera historia del Tío Sam /Cada quien su dios /¿Quién ganó la revolución mexicana?

l 1989: Cómo dejar de comer (mal) /El Cocinero Vegetariano /La droga que refresca /¿Hay libertad de prensa en México? /Publicidad, televisión y otras porquerías

l 1990: La Perestroika según Rius /Toros sí, toreros no /Tropicaleces, barroquerías y más turbaciones /Mis supermachos

l 1991: Proyecto Japón /Marihuana y otras debilidades /Juicio a Walt Disney /Del detritus federal a laguna verde

l 1992: Descubriendo a Colón /500 Años Fregados Pero Cristianos

l 1993: Puré de Papas /De aborto, sexo y otros pecados

l 1994: Lástima de Cuba /Mexican democracia

l 1995: Rius para principiantes

l 1996: La Biblia, esa linda tontería

l 1997: Los Panuchos /Filosofía para principiantes, Tomo II

l 1998: Filatelia para cuerdos /Los judíos /La comida verde /La medicina verde /52 sonrisas

l 1999: El Supermercado de las Sectas /Libre pensamientos a fines de siglo /52 maneras de reír

l 2006: La poca lipsis que nos viene.


Paco Moreno
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD