Sabor a muelle

Su comida nació entre amigos, pescados, tablas de correr olas y muelles. San Bartolo fue el escenario de las primeras incursiones culinarias de Daniel Manrique y el Segundo Muelle de esta playa sureña se ha convertido no sólo en el nombre de una prestigiosa cadena de restaurantes, sino también en una marca que trasciende fronteras con sabor peruano.

| 25 junio 2009 12:06 AM | Gastronomía | 2.2k Lecturas
Sabor a muelle 2280

Segundo Muelle es un territorio que le roba espacio al mar en la Playa de San Bartolo, un lugar donde Manrique creció y a los 15 años comenzó a hacer sus pinitos culinarios. Daniel dice ser autodidacta de la cocina, que así formó su buen paladar y su creatividad gastronómica.

Segundo Muelle es una cadena de restaurantes donde se respira y degusta peruanidad de maravillas. Son cuatro en Lima (pronto serán cinco) y cuatro fuera del Perú. Comensales de México, Panamá y Ecuador saborean las delicias culinarias que el equipo de Segundo Muelle ofrece en esas naciones.

La expansión no ha sido gratuita ni fácil, según expresa Manrique, pero sí gratificante. Considera que si existen abanderados de llevar la cocina peruana fuera del país, es gracias al esfuerzo del Estado a través de Promperú y la cohesión gremial entre los gastronómicos.

Lejos de las franquicias y el éxito empresarial alcanzado, Segundo Muelle habla a través del cucharón y el paladar. Su cebiche a los tres ajíes es uno de los emblemáticos platos dentro de los más de 90 potajes que ofrece su carta. El Lomo saltado con toque ahumado al plato o envueltos en masa de wantán, son parte de esas fusiones culinarias cargadas de imaginación que excitan a cualquier paladar. Ni qué decir de su supremo tacu tacu hecho con frijol bayo, combinado con ají amarillo y relleno con salsa de mariscos, toques de perejil y especies nativas, un plato ideado no sólo para aplacar cualquier apetito sino también para saciar al más exigente comensal.

Pastas, carnes, arroces, mariscos, aves y pescados son todos bien sazonados, elegantemente presentados, correctamente conducidos hasta la mesa, aromatizados hasta el cielo y devorados con sublime pasión. Sin duda, el rey de reyes en este rincón es el mero. Sudados, cebiches o cualquiera sea el preparado, este pescado se roba las palmas del chef y los asistentes.

El crecimiento de Segundo Muelle no se detiene. En cada establecimiento pronto se podrá disfrutar de estaciones o barras tanto de cebiches como de sushies. Fuera de los límites peruanos, Colombia y Chile aprenderán en breve a saborear lo que es bueno.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD