El placer de la carne

El sabor y la tradición se encuentran en un solo lugar: el Viejo Fundo del distrito de Barranco. Y es que el ambiente, la buena comida y la excelente atención que recibe el comensal, lo convierte en una buena opción para el público.

| 16 enero 2009 12:01 AM | Gastronomía | 1.6k Lecturas
El placer de la carne
El viejo fundo y...

Más datos

DETALLE

Javier Norabuena Cisneros es el fundador del Fundo Viejo, el cual está ubicado en la avenida República de Panamá, 201, Barranco. Atiende de lunes a domingos desde el medio día hasta las 11:00 pm. Próximamente en San Isidro.
1683

En la actualidad, la propuesta culinaria con respecto a los restaurantes que ofrecen carnes en la ciudad de Lima es muy diversa, pero sólo pocos conquistan el paladar de un exigente comensal. El Viejo Fundo es uno de ellos. Para comprobarlo visitamos el local, situado en el distrito de Barranco, donde fuimos cálidamente recibidos por Oscar Paredes del Río, el gerente comercial de este negocio, quien sin muchos protocolos y entre bromas nos explicó un poco sobre el restaurante.

“Ofrecemos una amplia carta de platos, todos básicamente de carnes y pastas, pero hace algunas semanas hemos incluido potajes de pescados y mariscos, que es más que nada, una ampliación de nuestra carta para dar mayores opciones a nuestros clientes”, comentó Paredes del Río.

Ahora bien, por tratarse de un restaurante de carnes, desde ya le aseguramos que también encontrará una amplia selección de vinos nacionales y extranjeros. Nuestra espera valió la pena cuando un señor cebiche hizo su ingreso, el mismo que no dio lugar a nada más que a saborearlo. El sabor, la textura de la carne era exquisita, y es que allí el cebiche se prepara con lenguado.

A pocos minutos de empezar a desarmar nuestro primer potaje, unos vistosos fetuccinis de tres colores llamaron poderosamente nuestra atención. Para aclarar las dudas, este potaje está compuesto por fetuccini al pesto (verde), rojos y en salsa andina (salsa huancaína). Al mismo tiempo, nos presentaron una jugosa carne a la parrilla. Por su sabor, nos vimos obligados a preguntar por el secreto de su preparación.

“La carne no debe llevar mucho aderezo al momento de prepararse, pero la técnica de su preparación es importante. Los que saben comer carnes, por ejemplo, saben que las parrillas se comen en punto medio, es decir, a medio cocer, pues así la carne se mantendrá jugosa”, explicó Paredes del Río.

Nuestro paladar quedó complacido y nuestras ganas de regresar están más que aseguradas. Y es que el placer de comer carne en el Viejo Fundo es más que satisfactoria para el paladar.

Ingrid Vásquez
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD