Alternativas para la cena de navidad

La cena de Navidad es quizá una de las reuniones más emblemáticas en millones de familias. Si bien el pavo navideño, el chocolate y panetón son los potajes emblemáticos de la Nochebuena, existen otras suculentas alternativas que con un poco de creatividad pueden ser las opciones ideales para el esperado momento familiar.

Por Diario La Primera | 19 dic 2008 |    
Alternativas para la cena de navidad

La Navidad guarda en el baúl de los recuerdos antiguas costumbres, no sólo en el tradicional momento de los regalos, sino también a la hora de sentarse alrededor de la mesa. Es así como en un país como el nues-tro, donde la gastronomía está en su mejor momento, las opciones para comer bien, rico, variado y sin un costo elevado son cada vez mayores.

Un clásico navideño
Como un clásico que es, y aunque no es propiamente peruano, merece el respecto y lugar que se ha ganado en el tiempo. El pavo navideño, en sus diversas presentaciones, sigue siendo la primera alternativa para la cena de Navidad.

Dorado, al horno, con o sin relleno, el ave de carne magra sigue siendo la principal alternativa de mediano costo en nuestra economía. Bien condimentada y marinada con vino o vinagre tinto, la carne del pavo también puede ser bañada e inyectada con un poco de pisco diluido en jugo de naranja y una cucharadita de mostaza. El sabor que obtenga será aplaudido por la familia y cuanto comensal esté presente en la mesa. Para darle ese anhelado dorado que uno observa en la propaganda televisiva, no olvide untar la cubierta con un poco de mantequilla derretida antes de la cocción. Su presentación y sabor será insuperable.

Rompiendo esquemas
Para las familias con espíritu más arriesgado, existen otras opciones culinarias, como una suculenta pierna de cerdo, o un jugoso lomo de res y aunque para muchos pueda parecer inadecuado, se puede optar por una ligera presentación de pescado fileteado, cuy al horno o salteados trozos de carne de alpaca a las finas hierbas. Cuando se trata de comida y economía, no hay tradición que imponga la norma.

Si el presupuesto no es muy elevado, opte por lo mejor, un peruanísimo pollo a la brasa. Práctico, sabroso y la alternativa perfecta cuando no son muchos los comensales. Aunque su sabor es inigualable, si se quiere tener un pollo con sabor navideño, puede darle un toque especial rociando el ave con un suave baño de mantequilla, ajos y aliños, logrará un sabor insuperable.

Si lo quiere más navideño aún, saltee en una sartén ajos, cebollas, tocino, un poco de caldo de pollo, media copa de vino tinto y deje hervir. Ponga el pollo a la brasa sobre la combinación, condimente con una pizca adicional de sal y pimienta y listo.

Otros sabores
Los amantes de la carne roja tienen en el Lomo de Navidad la alternativa ideal para la cena. Un lomo de res que también puede ser de cerdo o ternera relleno con diversos ingredientes, como cebollines, pimientos y zanahorias, cae de maravilla si se acompaña con salsas especiales, aliños y verduras salteadas a la plancha o braseadas además de un pastel de papas.

Una alternativa exquisita es la pierna de cerdo, para lo cual, simplemente frote la carne con jugo de limón y sal y deje reposando por un par de horas. Adicionalmente, prepare una combinación de agua, pimientos, orégano, sal, ajos y cebolla, y unte la carne con esta pasta. Unos pequeños cortes a la carne ayudarán a que los condimentos se inserten en la misma y a la hora de la cocción pueda adherirse más el sabor. Ya sea una pierna de cerdo o un lechón entero, esta presentación puede estar idealmente acompañada con papas doradas ya sean amarillas o tipo huayro.

Las diversas opciones gastronómicas en nuestro país hacen que la esperada cena de Navidad presente siempre una delicia sobre la mesa, algo que será bien recordado a lo largo de las siguientes semanas. Buen provecho y feliz Navidad.

Acompañamientos
Son diversos los acompañamientos que puede tener el potaje principal de la cena de Navidad. Un clásico puré de manzana es lo ideal, aunque también se puede optar por una fresca combinación de legumbres y verduras sancochadas. Un suave puré de ollucos también juega bien en el paladar y unas papitas bañadas en mayonesa y salsa golf, son propicias para la ocasión. Si se busca combinaciones más intensas, puede trozar algunas frutas como mango, piña o duraznos y ponerlos como acompañamientos ideales para la ocasión, no lo lamentará.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.