Viaje sin retorno

El cine peruano está de extenso luto. Debido a una complicación generalizada, ayer por la mañana pasó a la eternidad el director peruano Armando Robles Godoy, a los 87 años, dejando tras de si un derrotero de intelectual comprometido con la libertad, el arte, y sobre todo con el apasionamiento con el cine de autor en sus películas.

Por Diario La Primera | 11 ago 2010 |    
Viaje sin retorno
Falleció Armando Robles Godoy, el padre y guía fundamental del cine peruano.

Más datos

Filmografía
- Ganarás el pan (1964) 
- En la selva no hay estrellas (1967) 
- La Muralla Verde (1970) 
- Espejismo (1973) 
- Sonata Soledad (1978)

Imposible Amor (2003; esta última, terminada en agosto de 2003, es el primer largometraje peruano grabado en sistema digital)

Federico García
(Cineasta)
“Yo lo recuerdo primero como un hombre dedicado al arte. Antes de ser cineasta fue un escritor. La obra que él deja es una obra basta. El Perú ha perdido una presencia cultural antes que un cineasta”.

Claudio Cordero
(Crítico de cine de LA PRIMERA)

- “La crítica especializada establecida hizo una valoración negativa de la obra de Robles Godoy. Pero se hizo un homenaje, una reivindicación desde la revista Godard, a diferencia de Hablemos de Cine (fundada por Isaac León Frías). Esa fue una publicación que salió en su época y minimizaba sus aportes.

DETALLE

Para muchos entendidos del sétimo arte peruano, La Muralla Verde es la mejor película peruana en varias décadas. Fue hijo del destacado compositor y musicólogo Daniel Alomía Robles, compositor de ese otro himno nacional llamado El Cóndor Pasa.

Tras dos semanas de sufrir un atropello vehicular, Robles Godoy yacía en una cama en el hospital Edgardo Rebagliati –no estaba asegurado, pero una ayuda presidencial le otorgó ese derecho-; estaba fuertemente golpeado y con un derrame cerebral inesperado.

A pesar de un leve mejoramiento, los médicos del Seguro Social dieron poca esperanza de que salga con vida. El también escritor y periodista tenía dificultades al hablar y se movía con lentitud.

El director de Imposible Amor sufrió en las últimas horas de su vida complicaciones renales y hepáticas, además de una neumonía, situación que agravó su estado de salud para arrebatarle la vida al llamado decano del cine peruano, el primero en instaurar el cine de autor en la filmografía chola, ese mundo explorado y metafórico muchas veces incomprendido por el gran público.

Armando Robles Godoy estaba inactivo de la actividad fílmica creadora. No era su deseo retirarse del cine pero no encontraba las condiciones necesarias para realizarlo, para seguir trabajando. Siempre luchó por las leyes de cine, pero nunca se vio beneficiado por las mismas, una desgracia que lo paga el cine peruano en su larga sequía de un filme de Robles Godoy. Hasta siempre, maestro.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.