Una vida nada fácil

Modelo y actriz de series como “Al fondo hay sitio” y “Yo no me llamo Natacha”, la guapa Pierina Carcelén nos revela algunos detalles de su vida que la pantalla no suele proyectar.

| 08 abril 2012 12:04 AM | Espectáculos | 2.1k Lecturas
Una vida nada fácil
CONFESIONES DE PIERINA CARCELÉN
2170

Ella despliega toda su formación actoral en la interpretación de ocho personajes que reflejan las diferencias existentes en la Lima multicultural, en la obra musical “Madrugada”, que se estrena el 13 de abril en el Museo de Arte de Lima.

-¿Cómo ve su evolución como actriz desde “Al fondo hay sitio” hasta ahora, en esta obra?
-Estoy bien agradecida por las oportunidades que se me han dado, desde “Al fondo hay sitio” hasta las miniseries de Michelle Alexander y por los personajes que he tenido en teatro. Siento que han sido bien diferentes entre sí y eso es una gran oportunidad para hacer distintos trabajos con cada personaje.

-¿Estaba en sus planes ser actriz?
-No es algo que deseaba desde pequeña, pero la vida me fue llevando por ese camino y cuando lo descubrí me encantó. Le agarré el gusto desde la primera vez cuando tuve la oportunidad de actuar con un pequeño papel en “Así es la vida” y a partir de esa experiencia decidí tomarlo como algo más en serio.

-¿Qué quería ser al salir del colegio?
-Tenía metido en la cabeza que quería estudiar comunicación en la Universidad de Lima. De hecho entré en buen puesto e hice el primer año de Estudios Generales. Venía trabajando en comerciales, viendo de cerca lo que supuestamente quería estudiar pero cuando lo vi en la práctica me di cuenta que no era lo que yo pensaba. Otras circunstancias también se dieron para que deje la universidad en ese momento.

-¿Tiene más proyecciones como actriz?
-Por supuesto, me gustaría explorar en todos los medios posibles, me gustaría formatos que aún no he trabajado, como telenovelas o cine, porque creo que cada cosa que nosotros hacemos enriquece más nuestro trabajo. Tengo proyectos personales como la animación infantil, que he hecho de manera intermitente por el trabajo de actriz. Pero sí me gustaría desarrollar más este tema infantil porque considero que hay una responsabilidad para los artistas en general y es que tenemos una voz que puede llegar a mucha gente. Los niños, aunque suene un poco trillado, son el futuro del mundo.

-¿En qué le cambió la vida el hecho de ser madre?
-Fui mamá muy joven y tenía un ritmo de vida bastante independiente, por decirlo de alguna manera. Pasa que cuando una es mamá deja de estar en primer lugar. Las madres podemos distanciarnos del ego porque hay alguien que es primero. Eso hace que una ya no trabaje por el gusto de trabajar o por tener algo sino porque tienes a alguien de quien eres responsable y que quieres darle todo lo que sea necesario para un desarrollo óptimo.

-¿Diría que su vida no fue muy fácil?
-No, mi vida no ha sido fácil para nada. Ha habido varios tropiezos en el camino desde chica, en el entorno familiar, pero, a pesar de todo, creo que no ha sido del todo complicada porque siempre he sentido una lucecita de esperanza que gracias a Dios la he tenido. No sé si tenga que ver con la seguridad en uno mismo o con la idea de que uno es especial. Siempre he pensado que de los errores más grandes se sacan las mejores enseñanzas.

-Empezó a trabajar muy joven como modelo, ¿qué tanto influyó eso en su forma de ser?
-Fue un poco necesario. Mi mamá no estaba tan de acuerdo pero también era consciente de que era necesario que yo colaborara. Sé lo que cuesta ganar el dinero y soy muy consciente. Ahorro, no me gusta tener deudas, con el dinero soy recontra ordenada porque me ha costado y me cuesta, porque no es fácil ser mamá y ayudar a tu familia. Se vuelve muy difícil para una mujer cumplir con tantos aspectos.

¿Extraña el personaje de Liliana en “Al fondo hay sitio”?
-Es muy chistoso porque todo el mundo me pregunta si quiero volver a la serie y en realidad le tengo cariño porque fue un personaje que me dio la oportunidad de llegar a mucha gente. Pero le tengo cariño también a los demás personajes que he hecho.

-¿Fue complicado tener un romance con Laszlo Kovacs cuando compartían roles en la misma serie?
-En realidad empezamos nuestra relación cuando terminó la temporada. Nos conocemos antes de la serie y la amistad se afianzó en las grabaciones pero recién nuestra relación fue al año siguiente. No trabajamos enamorados.

-Es curioso que “Al fondo hay sitio” ha creado parejas como Mónica Sánchez y Christian Thorsen o Fiorella Cayo y David Almandoz…
-Si uno está solo, ¿con quién te emparejas?… pues con la gente que tienes a tu alrededor. De pronto trabajas tanto tiempo que primero hay una amistad, luego una atracción.

-¿Y ahora como está con él?
-A veces se me escapa y hablo un poco de mi vida personal, pero como tengo familia y un niño, trato de mantener en reserva mi vida privada. Yo siempre estoy bien, tengo muchas cosas por las cuales estar agradecida de la vida.


Fernando Pinzás
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD