Una velada inolvidable

El cuento de hadas del tenor Juan Diego Flórez y su esposa Julia Trappe continuó en la recepción realizada en el Museo Pedro de Osma en Barranco, donde los asistentes disfrutaron de anticuchos, tiraditos, carpachos de trucha y salmón. Sin embargo, el rey de la noche fue nuestra bebida de bandera: El Pisco. Fue el deleite de los invitados, en especial extranjeros. Así comentó el periodista Gonzalo Iwasaki, quien asistió al matrimonio, afirmando que disfrutó de la velada hasta las cuatro de la mañana y la fiesta aún continuaba. “Julia demostró que baila muy bien, pues bailó de todo”, sostuvo.

| 07 abril 2008 12:04 AM | Espectáculos | 783 Lecturas
Una velada inolvidable
Invitados disfrutaron de boda.
783

 


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD