Una luz que nunca se apaga

Inolvidable puede ser la palabra ideal para recordar la impecable presentación del gran Steven Patrick Morrissey la noche del miércoles en el Jockey Club. Como no podía ser de otra manera, Mozz sorprendió desde su ingreso. Su guitarrista estaba travestido y con un vestido de lentejuelas mientras que el resto de su banda estaba usando únicamente boxers. El inicio fue con “First of the gang to die” seguida de “You have killed me”.

Por Diario La Primera | 16 mar 2012 |    
Una luz que nunca se apaga
Morrissey y el público limeño: comunión total.

“He esperado muchos años para venir acá y no he sido decepcionado por nada ni por nadie”, dijo el cantante, quien en todo momento fue muy amable con el público, acercándose a darle la mano y bromeando con ellos. En otro momento se refirió a las revueltas en Siria y criticó a las Naciones Unidas.

Recordando a The Smiths
Además de canciones de su etapa solista como “Everyday is like Sunday”, “Let me kiss you” o “You’re the one for me fatty”, Morrissey también interpretó los clásicos de su antigua banda The Smiths, uno de los pilares del rock británico de los años 80. Se escucharon la emotiva “I know it’s over”, la sorpresiva “Sheyla take a bow” y la conmovedora “There is a Light that never goes out”. Pero Morrissey no es solo un artista complaciente. En otro momento del concierto interpretó la panfletaria “Meat is murder”, canción en la que clama que matar animales por consumo es un crimen, tan crimen como matar a un ser humano. Acompañado de imágenes de sacrificios de vacas y aves, tal como lo hiciera en Viña del Mar, Mozz preguntaba al público si realmente les importaba lo que comían.

Tras terminar con “How soon it’s now”, otro clásico de The Smiths, Morrissey volvió a escena para interpretar “One day goodbye will be farewell” y retirarse en medio de la ovación de cerca de diez mil emocionados seguidores.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.