Un chico con suerte

La vida de Emanuel Soriano cambió esta semana cuando se estrenó “El Premio”. Y él se considera afortunado por participar en la película de Alberto “Chicho” Durant. Hace dos años hizo el casting junto a Melania Urbina, admite haberse sentido intimidado por la musa de nuestro cine y a pesar de ello hizo una buena audición, aunque creía que no lo llamarían porque usaba brackets en ese entonces.

| 03 mayo 2009 12:05 AM | Espectáculos | 4.2k Lecturas
Un chico con suerte
Tiene un romance en la ficción con Melania Urbina.
Emanuel Soriano, protagonista de filme “El Premio”, confiesa ser un afortunado.
4258

“Fui el primero que hice casting, pensé que no me iban a llamar por los brackets que usaba. Además había otro factor que iba en mi contra, estaba estudiando y la única forma de participar era en vacaciones, y ocurrió asÑ Además cuando di mi último examen del sétimo ciclo, salí a rodar mi primera escena. Ahora tomo eso como una linda anécdota”, comenta el novel actor, que aún se muestra tímido al lidiar con las entrevistas.

Emanuel interpreta a Alex, un joven que creció con rencor hacia su padre, porque lo mandó a la capital luego que su madre murió cuando él era niño. A la par de su resentimiento vive un romance con su prima Lisbeth (Melania Urbina), en quien busca el afecto de la madre que perdió de pequeño.

“Alex es un vendedor de películas porno, que lleva consigo la frustración de no haber crecido con su familia. Está lleno de rencor y desamor. Indirectamente la película es un mensaje de lo que ocurre en nuestra sociedad, donde las parejas se divorcian y se destruye la vida de los niños, quienes pagan las consecuencias, pues crecen resentidos por la ausencia de sus padres”, asegura Emanuel.

Parte principal de la historia radica en que Antonio, padre de Alex, viene a Lima del poblado de Pariamarca, para cobrar el premio mayor de la lotería que ganó. Ninguno de los dos se imagina que, tras diez años de no verse, un premio cambiará sus vidas.

En Polvos Azules
Para hacer su personaje de Alex, Emanuel estuvo varias semanas en Polvos Azules y Gamarra, donde asimiló el oficio y las manías de los jóvenes que laboran en las innumerables tiendas del emporio comercial. “Observé a los chicos y sus comportamientos, también vi muchas películas nacionales, en especial Gregorio y Juliana; todo eso ayudó a crear mi personaje”.

Actualmente Emanuel Soriano cursa los últimos ciclos de ciencias de la comunicación, carrera que pagan sus padres, que viven en Estados Unidos, y espera que este filme sea un trampolín para su carrera actoral y su vida.

Mario Palacios
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD