Tola, nuevos caminos

Raúl Tola Pedraglio quiere más a la literatura que al periodismo; sin embargo, estudió derecho. Lleva quince años haciendo televisión, ha conducido noticiarios, programas dominicales y de entrevistas. Ha publicado tres libros (Noche de cuervos, Heridas Privadas y Toque de queda) y ahora acaba de terminar de escribir uno más que espera presentar este año. En conversación con LA PRIMERA, Tola cuenta acerca de su nuevo programa de entrevistas, “Casa Tomada”, cuya primera emisión fue ayer y tuvo como invitado al chef Gastón Acurio. El periodista también nos habló de lo que fue su renuncia a América Televisión hace dos años y de sus constantes apariciones en la revista Magaly.

| 15 abril 2013 12:04 AM | Espectáculos | 2.7k Lecturas
Tola, nuevos caminos

Más datos

El periodista Raúl Tola conduce “Casa Tomada”, un nuevo programa de entrevistas por TV Perú
2770

— ¿Qué le parece conducir un programa de entrevistas?
—No es la primera vez que hago un programa de entrevistas. Yo comencé con “2 a la N”, e inclusive le puse el nombre. Ahora, varios años después, quería hacer entrevistas nuevamente. Y me parece una buena propuesta pues responde a la lógica de un canal de cable, ya que no responde a obligaciones comerciales. Entonces uno se puede dar el lujo de entrevistas más reposadas y distendidas, sin estar pendientes de la polémica o la primicia.

—Imagino que el nombre “Casa Tomada” es por el cuento de Julio Cortázar ¿Usted se lo puso?
—Yo se lo puse. Se llama Casa Tomada por el cuento de Julio Cortázar y también porque estamos interviniendo casas atiguas del Centro de Lima para transformarlas en sets de televisión. Hemos comenzado por la casa Berckemeyer y estaremos ahí tres meses. Luego nos mudaremos a otra y ojalá que alguna vez podamos llegar a provincia. Yo creo que es importante pues esos espacios también son culturales, ahí se produjo gran parte de nuestra historia y hoy están olvidados.

—El centro le da la personalidad a la ciudad…
—A mí me llama mucho la atención que el centro de la ciudad de Lima no sea lo más resaltante como en otras ciudades. Cuando vas a París, te vas al centro, cuando vas a Madrid, te vas al centro, pero aquí lo simpático está en la periferia. Yo creo que debemos recuperar nuestro centro, tenemos que terminar de transformarlo para volver a vivir o caminar por allí. Todo esto también está detrás del programa.

—¿Por qué otros canales de señal abierta no apuestan por programas de este corte?
—Se responde a una lógica empresarial, evaluando el costo beneficio. Los canales como los del Estado se pueden dar el lujo de hacer programas como estos o como los que hace la BBC. Se necesita una mejor legislación de televisión pública, que permita independizarse del gobierno, para que no sea un canal partidario. Aquí en TV Perú hubo un esfuerzo por tratar de independizarlo ya que el directorio incluso viene del gobierno anterior. Muchos canales no apuestan por el largo plazo. A veces parece que pensaran (directivos de televisión) como si estuvieran vendiendo jabones , programas desechables, con programas como los actuales realities; a mí no me molestan estos programas mientras se ofrezcan algo alternativo.

—¿Es cierto que borró una novela completa porque no había quedado satisfecho luego de escribirla?
—Me demoré siete años en escribir un libro de 450 páginas, y cuando hice la revision me di cuenta que no funcionaba la historia. Era un libro lleno de impostura. Al suprimir las páginas fue un momento difícil por el tiempo que habia invertido. Pero mientras escribía la novela, escribí otros relatos, y al final sentí que esos funcionaban mejor. Así nació “Toque de queda”.

La literatura es su verdadera pasión…
—La literatura es como respirar para mí, cada vez que le doy vida a personajes es increíble, es como jugar a ser Dios, vivir a través de tus personajes cosas que no vas a poder vivir. Creo que el escritor es un lector privilegiado porque puede componer historias que quiere leer. A mí me interesa la literatura realista que tiene gran contacto con la realidad e implica investigación, por ejemplo una de las más grandes novelas de todos los tiempos, Guerra y paz, de Leon Tolstoi.

—Han pasado dos años desde que renunció a América Televisión ¿Cómo ve ahora ese episodio de su vida?
—Renunciamos tres personas de un área de prensa de más de tres (risas). Cada uno tomó sus propias decisiones. Yo sentí en ese momento era lo que había que hacer, yo soy un empleado, no soy un esclavo, los dueños del canal son mis empleadores, no mis patrones. Todos queremos trabajar y fue difícil porque me iba bien. Pero creo que fui coherente al final y eso me dejaba dormir tranquilo. No me traicioné a mí mismo Sin embargo, siempre me pregunté ¿A Laura Puertas la botaron porque era líder en sintonía, por hacer bien su trabajo? ¿Por darle cabida a Ollanta Humala al igual que al otro candidato? ¿Por informar de manera equilibrada y no hacer publicidad? ¿Por qué botan a alguien que hace las cosas bien? Entonces esas incongruencias fueron sospechosas y por eso renuncié.

—Hubo personas que se quedaron calladas…
—Yo creo que si algunas personas claves en el canal hubiesen levantado la voz, a Laura no la hubiesen botado. Pero prefirieron quedarse en la comodidad de sus trabajos, de sus posiciones y nada más. Hay decisiones y decisiones. Hay cosas que respeto, pero otras no.

—Finalmente, usted sale seguido en la revista Magaly ¿Qué opinión le amerita?
—Yo tengo que seguir saliendo, vivir mi vida, tomarme unas chelas, unos chilcanos, hago mi vida normal y si en el camino me toman una fotografía pues qué puedo hacer, yo también soy periodista y sé cómo funciona este negocio, y no me voy a picar por eso.


Leonardo Ledesma W.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD