Su primera vez en el Perú

“No tocaremos ninguna canción de Joy Division ni tampoco Blue Monday”, fueron las primeras palabras de Bernard Sumner en la conferencia de prensa que dio New Order previa a su primer concierto en Lima. Tras las risas de los presentes, el vocalista no necesitó aclarar que se trataba de una broma. Hoy la influyente banda de Manchester, que nació de las cenizas de Joy Division y que siguió el camino de la música electrónica, dará una presentación esperada por años, en el Estadio Monumental.

| 05 abril 2013 12:04 AM | Espectáculos | 1.5k Lecturas
Su primera vez en el Perú
La banda británica New Order tocará hoy en el Estadio Nacional de Lima.
1500

“No sabemos qué esperar y eso es emocionante para nosotros. Hemos estado varias veces en Sudamérica y nos ha gustado”, declaró el vocalista.

Aunque comentaron que su agenda está recargada y que no podrán recorrer la ciudad como hubieran querido, mostraron su emoción por pisar por primera vez suelo peruano.

Durante su encuentro con la prensa, la banda habló sobre sus expectativas de este concierto y sobre algunos detalles de su interesante historia, que ha sido determinante para la evolución de la música electrónica en el mundo.

En los últimos años la historia del grupo ha sido actualizada por las nuevas generaciones gracias a películas como “24 Hours Party People” (2002) y “Control” (2007). Los miembros de la banda también se animaron a comentar sus distintas opiniones sobre estas cintas.

“Personalmente no me gustó ‘24 Hours Party People’. Hacían muchas bromas sobre nosotros. Fui con mi mamá al estreno y ella también la odió”, dijo Gillian Gilbert, tecladista de la agrupación. Mientras que de “Control”, Stephen Morris, baterista de New Order, la calificó como una película “conmovedora”, al tratar la vida de su desaparecido compañero Ian Curtis. “No me gustó al inicio porque mi personaje tenía pocos diálogos”, acotó con humor.

Ian Curtis en el recuerdo
La mención a Curtis, el desaparecido vocalista de Joy Division, fue un tema inevitable, ya que se trata de una presencia que rodea a los miembros de New Order, desde su suicidio en 1980.

“Lo recordamos más que como a un músico, como a un amigo”, dijo Sumner y agregó que era una persona “muy educada, profunda, aunque no tan profunda como sus letras, que eran más fuertes”. “Era un chico muy bueno, pero no la persona más sensible del universo”, dijo sobre su desaparecido compañero de banda. Además de sus clásicos “Blue Monday”, “Bizarre Love Triangle” y “Perfect Kiss”, los temas de Joy Division, acaso la banda más depresiva de la historia del rock, también serán recordados en el concierto de hoy. Para bailar en la oscuridad y llorar.


Fernando Pinzás
Colaborador

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD