Será la boda del año

Conforme pasan los días, un sentimiento de nervios y felicidad invaden a Juan Diego Flórez y Julia Trappe, que se casarán el 5 de abril en la Catedral de Lima. Enlace que motiva la atención mundial porque llegarán a nuestra capital invitados del mundo de la política, cultura y de la farándula extranjera. Y es que esta ceremonia religiosa será la primera en los últimos cincuenta años, en la primera basílica de Lima.

| 30 marzo 2008 12:03 AM | Espectáculos | 802 Lecturas
Será la boda del año
Pareja tiene cuatro años de relación.
Ojos del mundo atentos a nupcias de Juan Diego Flórez, a realizarse en la Catedral de Lima.

Más datos

DATO

Pero Juan Diego Flórez no capta la atención mundial sólo por su boda, sino también porque nuestro tenor nacional debutará a nivel mundial con el montaje de Rigoletto, una de las óperas más famosas de Giuseppe Verdi, en el Teatro Alejandro Granda del Callao el 31 de marzo. La función, en la que participarán destacados artistas, el Coro Nacional y la Orquesta de la Universidad de Lima, será el 3 de abril.
802

Cuenta la historia que el 12 de febrero de 1949, el obispo auxiliar de Lima Federico Pérez Silva casó en el altar mayor de la Catedral de Lima a la princesa Hilda de Baviera y Luxemburgo, hija del príncipe Ruperto de Bélgica, y al señor Juan E. Locke de Loayza. Los padres de la novia no asistieron a la ceremonia pero sí una hermana de la novia, la princesa Gabriela y el embajador de Bélgica. El besamanos y recepción posterior a la boda se realizaron en el Arzobispado de Lima.

Para nosotros, acostumbrados a ver segmentos de matrimonios de famosos en los noticieros, el próximo enlace del tenor peruano, quien hace meses prometió que se casaría por la Iglesia en Lima, será todo un acontecimiento.

Se habla de la Boda del Año, que de hecho lo será, también por la serie de personalidades que llegará a esta Tres Veces Coronada Villa para asistir a la boda: amigos del Metropolitan de New York, del Teatro Real Madrid, del Teatro San Carlo de Nápoles, de la Opera Nacional de Washington, del Festival Rossini de Pesaro, del Sferisterio de Macerata, además del presidente de la Decca. Ni más ni menos que el jet set del bel canto.

­Cuento de hadas
Juan Diego Flórez conoció a su ahora esposa, pues ya se casaron por vía civil en Viena – Italia, en abril del 2003, cuando Julia Trappe, nacida en Alemania, vivió con su familia en Australia, estudiaba canto en Viena, ciudad donde conoció a Juan Diego. Luego de un concierto se le acercó para pedirle un autógrafo y tras breves minutos de conversación surgió una magia que luego de dos años y un matrimonio de por medio se mantiene más viva que nunca.

Criollo de corazón
A pesar de la fama mundial que ostenta, gracias a su prodigiosa voz, Juan Diego Flórez nunca ha perdido humildad, y se considera un criollo más. Siempre pensó en casarse en la Basílica de la Catedral de Lima.

“Yo quiero mucho al Perú y quiero mucho a Lima, todo lo que es Lima me encanta y como ustedes saben soy bastante criollo, me gusta la comida, la música, los monumentos”, subrayó el representante del “bel canto” al explicar su decisión de celebrar la boda en el centro histórico de esta ciudad.

Con una década en el mundo de la lírica, Juan Diego Flórez no piensa en tener hijos por ahora, para abocarse a su faceta musical. “Es difícil, con esta carrera, viajando siempre, estando siempre en hoteles, aviones y ciudades diferentes”, comentó. Cabe mencionar que el vestido de la novia ha sido diseñado por Massimo Gasparon, uno de los más famosos vestuaristas y director de escena del mundo de la ópera europea.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario