Odio, odio, odio

El irreverente programa Enemigos Públicos, dirigido por Aldo Miyashiro y Beto Ortiz fue levantado del aire por segunda vez consecutiva, y tras dicha decisión se notó la artera puntería de Jaime Bayly, en el Francotirador.

Por Diario La Primera | 26 ago 2010 |    
Odio, odio, odio
Los dos conductores de televisión más polémicos se sacaron los ojos en un segundo round. Bayly volvió a dar el golpe final.

Hace algunos meses, Enemigos Públicos (antes llamado E. Íntimos) fue expectorado del fortín de Jesús María por una burla que se hizo de un extracto de la obra de Silvia Núñez del Arco, la joven protegida de Bayly y supuesta pareja. Pocos días después, Ortiz fue separado de Frecuencia Latina. Tras pensarlo varios días, Aldo Miyashiro y su equipo acompañaron a Beto pues salió una oferta de otro canal. Era el 5.

No estuvieron mucho tiempo sin las cámaras. Panamericana Televisión anunciaba el regreso de los Enemigos, pregonando libertad de prensa y que no iban a amordazar a los conductores. Los Enemigos empezaron el programa diciendo que no le guardaban rencor a nadie, y que si los colegas pensaban que atacarían a Bayly, estaban equivocados. El Francotirador, desde la otra ventana les deseaba suerte.

De pronto, el programa de Jaime Bayly era anunciado, en su versión electoral, en el mismo horario del dúo Miyashiro- Ortiz, ahora todos los días y en evidente disputa en la competencia del rating. Frente a frente, a la misma hora, todos los días, era más de lo que se puede esperar entre dos egos bien definidos, parecidos en sus sexualidades, estilos frontales, y cómo no, escritores al fin y al cabo.

Pero las altas relaciones del Francotirador se definen en otra esfera donde se juegan otras barajas empresariales, y llegó lo inevitable: el reportaje travieso de los Enemigos Públicos -respecto a ventilar cuántos millones mueve Bayly en sus dos inmuebles adquiridos-. Salpicó en el ojo del Tío Terrible y los insultó en vivo, y puso en duda el juicio que tuvo Ortiz por abuso sexual de menores, hasta el derroche de dinero que hizo en su recordada discoteca en la selva, y lo más fuerte, tocó fibras delicadas de la administración de Canal 5. Conclusión: Para no seguir atacando, se habría pedido la cabeza de Ortiz. El cese de las hostilidades entre las dos poderosas televisoras se firmó con la siguiente maniobra de Ortiz de no declinar en su decisión de volver a tocar el tema. Afuera.

Como si fuera una batalla entre dos escuadras, ni más ni menos, cayó el más débil. El programa Enemigos Públicos duró en Canal 5 aproximadamente 5 meses. Trabajaban cerca de 20 personas, y según Ortiz la abrupta salida de la Esquina de la Televisión se debe a la presión de Bayly, y la obsesión que él tiene con su persona.

Beto agregó que lo denunciará por injuria agravada, pues él deberá demostrar las pruebas sobre el abuso sexual a menores en su contra que mencionó en su programa. Mientras, Jaime Bayly celebraba la salida del aire de los Enemigos Públicos y felicitó a Panamericana Televisión por tal decisión, hemos sido testigos de la aniquilación de un programa de televisión.

El más terrible de todos dio a entender que estuvo muy bien que limpien el Canal 5 con la medida. Este fue el segundo round. Está claro que pierde la libertad. Ganó la negociación, y las alianzas.

Referencia
Odio, odio, odio

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.