“No pude expresar mis emociones”

Actualmente tiene 35 años, y está alejada de la televisión hace veinte años. Sin embargo, Tiffany Brissette siempre será recordada como “Vicky: la robot” en la exitosa serie de los ochenta “La pequeña maravilla”, que la hizo famosa.

Por Diario La Primera | 18 may 2009 |    
Su padre la alejó de la televisión para que no cayera en las drogas y alcohol.
Tiffany Brissette, la recordada robot de la serie “Pequeña maravilla” rompe su silencio. Es psicóloga y cuida niños.

Diferente a los niños estrellas de Hollywood, Brissette partió a Colorado - EE.UU. cuando era una adolescente, sus padres quisieron evitar al éxito que tenía su hija y la lleve a las drogas y alcohol, como ocurrió con muchos estrellas juveniles.

Hace dos meses, Tiffany recibió un homenaje de un programa televisivo, donde confesó que los productores de “La pequeña maravilla” le prohibían que su papel sea muy emotivo, pues no debía olvidar que estaba interpretando a un robot.

“Hubo un momento en que quería demostrar emociones, pero me dijeron no, tú eres una robot”, contó la joven psicóloga y hace algún tiempo se dedica a cuidar niños.

Sola y sin hijos
Sin embargo, comparte su tiempo también en clases de canto, danza clásica, piano, también ha sido consejera juvenil para la iglesia en San Diego, California. Con todo esto asegura que no le queda tiempo para pensar en el matrimonio. “Todavía no pienso en casarme, ni tampoco en tener hijos”, confiesa.

A los dos años la madre de Tiffany Brissette la inscribió en varios concursos de talento, apareciendo en muchos comerciales. Luego estuvo en “A Perfect Day for Banana Fish” con Bob Hope, pero la fama la obtuvo cuando hizo de “Vicky: la robot” en “La pequeña maravilla”. Una de sus últimas apariciones fue en el espacio religioso “700 club”.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.