“No me gustaba que me digan Bartola”

De carácter jovial e extrovertido se muestra Bartola en nuestro diálogo, aunque confiesa que en otro tiempo no tenía esa misma aura positiva. Incluso no quería ni ver a la prensa por el temor de verse involucrada en algún escándalo gratuito junto a otras colegas. Y es que hubo un tiempo en que los criollos se volvieron carne de cañón para “ampays” y todo tipo de líos judiciales. Bartola confiesa que ha sufrido mucho. Por eso le incomodaba al principio ser conocida con su sobrenombre artístico.

| 15 noviembre 2009 12:11 AM | Espectáculos | 702 Lecturas
Con su sobrina-nieta.
La popular criolla confiesa que los escándalos se volvieron su karma. Recuerda las lecciones de Chabuca Granda.

Más datos

EN EL SEGURA

Bartola junto a Los Ardiles se presentará en el legendario Teatro Segura, en la celebración de su primer centenario. Los shows se realizarán el 20 y 21 de noviembre.
702

“Gota a gota se puede romper hasta una piedra. No sé por qué siempre me involucran en dimes y diretes. Es un karma que siempre me acompaña, pues no me siento farándula. Soy una artista a quien Dios dio el don para dejárselo al público. Soy una obrera del arte”, confiesa Esther Dávila, dejando de ladito su nombre “Bartola”. Luego se apura en aclarar que no se considera una diva del criollismo.

Esta coqueta morena se hizo conocida artísticamente como “Estrellita del Sur” y recibía consejos de la misma Chabuca Granda, pero fue Augusto Polo Campos quien la bautizó como “Bartola”, en honor a Bartola Sancho Dávila, la más célebre bailarina de marinera que tuvo nuestro país.

Adiós a la Estrellita
“Estaba feliz con mi apelativo ‘Estrellita del Sur’ y no entendí por qué me pusieron Bartola, pues yo no bailo marinera, aunque sí la canto. Chabuca me dijo: usted es la señora Bartola. No entendía por qué me llamaba señora, cuando apenas tenía 16 años”, recuerda jocosamente.

Confiesa, sin embargo, que su nombre le ha traído muchas alegrías, en especial ser más conocida por los jóvenes gracias a la imitación que le hace Carlos Álvarez en el “Especial del Humor”, que le abrió las puertas de la popularidad entre las actuales generaciones no tan criollas, inclusive entre los niños.

“La imitación que me hace Carlos me ha dado un aire nuevo con la juventud. En la calle me paran y piden que diga ‘¡Sí mi amorrrr…!’ (risas). Ahora no sólo disfrutan mis temas en las peñas, también pequeños me saludan en la calle”, comenta la criolla, quien admite escuchar todo tipo de géneros musicales y además ser amante de la lectura.

“Puedo cantar una marinera, cumbia o ranchera. Y también te puedo hablar de diversos temas, pues el artista tiene que cultivarse y seguir desarrollándose musical y culturalmente”, añade Bartola, quien supo compensar con sus sobrinos la falta de una pareja e hijos. “Dios no lo quiso así, pero no se podrá quejar que lo intenté y practiqué mucho… no se pudo, pero lo disfruté…”, finaliza con una sonrisa coqueta.

Mario Palacios
Editor


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD