Ni él se lo cree

Roberto Martínez, el gran amor de Gisela Valcárcel, se salva por cuarta vez consecutiva de ser eliminado en el Gran Show. El ex crema mostró vergüenza ajena ante cámaras por el resultado. La gente en el estudio reclamó.

Por Diario La Primera | 19 jul 2010 |    
Ni él se lo cree
Público estuvo disconforme.

No fue el día de Gisela. Se anunció que Vanessa Jerí quedaba fuera de concurso, y se armó la grande en el estudio de América Televisión. La productora tuvo que calmar a los simpatizantes exaltados por la eliminación de su heroína favorita.

Roberto Martínez, ya más que Rey de la Sentencia, salió librado de la justa, según las votaciones de los televidentes -certificado por un notario-. Rober, y su pareja, bailaron el musical de los Locos Adams –acompañado de Fiorella Rodríguez (Morticia)-, eliminando así a una destacada Vanessa Jerí, quien se fue a su casa pese a contar con César Ritter para el tema de los Picapiedras.

Tras su derrota, Jerí manifestó que se sentía ya preparada para asumir esta derrota, quizá por creer que el show no es de lo más justo para los héroes, sino que obedece a otros intereses que se escapan de la buena cintura y el ritmo. Ante esto, la actriz declaró su descontento al saber la nueva pareja en capilla para la siguiente semana: “Definitivamente, voy por Jesús (Neyra). Yo estimo mucho a Roberto, pero él no baila y esta es una competencia de baile”, aseguró.

Las cosas se le escaparon de las manos cuando los simpatizantes de la Jerí hicieron llegar sus reclamos entre gritos y carteles, en el mismo estudio. Los asistentes del Gran Show los calmaban, pero no pudieron ocultar esta embarazosa situación. Para variar, no hubo ni premio consuelo para su heroína.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.