Música y crítica social en el “Chicago” peruano

El gran espectáculo de Broadway llega a Lima bajo las órdenes de un director convencido de la función social del teatro. Para Mateo Chiarella el musical no tiene que ser una rimbombante explosión de frivolidad sino que también puede servir como un medio de expresión y asegura que esa será la principal característica del “Chicago” peruano, que se estrena en julio en el Teatro Municipal. El dramaturgo y director a continuación nos cuenta más detalles de esta producción que ha generado gran expectativa y que promete ser el musical más ambicioso hecho en el Perú.

| 16 abril 2012 12:04 AM | Espectáculos | 3.1k Lecturas
Director Mateo Chiarella habla sobre el esperado musical.

Más datos

Debutará en el cine
Recientemente Mateo Chiarella ha recibido la propuesta de una productora para escribir y dirigir un cortometraje. Esta será su primera experiencia como cineasta y, de acuerdo a los resultados, podría dirigir un largometraje.

El Chico de Oz
Su próximo proyecto junto a Preludio y el productor de Broadway Carlos Arana será “El Chico de Oz”, obra musical inspirada en la vida del cantante australiano Peter Allen, donde se tocará el tema de su homosexualidad reprimida.

Woody Allen
El 2010 Chiarella compró los derechos de “Los Condenados”, cuento de Woody Allen, para adaptarlo al teatro. Para esto, firmó un contrato con el propio cineasta para compartir las regalías. El director de “Manhattan” y “Annie Hall” le escribió deseándole suerte. Dentro de poco, espera publicar la adaptación teatral.
3197

¿Antes de dirigir musicales ha tenido algún prejuicio con el género?
Nunca tuve ninguna opinión porque no he sido muy seguidor de los musicales. Cuando me hicieron la propuesta dije: “esto es teatro solamente que con música”. Pero he ido descubriendo que sí había una fórmula. Algunas cosas me gustan y otras no. Sin embargo creo que la gente no debería odiar los musicales de la misma forma en que no deberían odiar la televisión diciendo que es mala. Si sientes que hay un musical que no tiene nada de profundidad, es por quienes lo hacen pero no porque el género sea así. Mi trabajo ha consistido, y lo he hablado con Denisse Dibós, en hacer que el musical tenga una profundidad.

¿No siente cierta presión o nervios al poner esta obra con toda la expectativa que ha generado?
No. Peter Brooke, un teórico del teatro, dice: “Asúmelo con fuerza y abandónalo con ligereza”. Lo máximo que uno puede hacer es trabajar duro para que las cosas salgan. Si no salen, uno tiene que aprender a valorar lo bueno de la experiencia.

¿Pero hay una expectativa particular por el paso de Marco Zunino por Broadway?
Sí, pero no me mata. Para empezar nosotros no podemos hacer lo mismo que han hecho allá. Tenemos los derechos de la obra y las piezas musicales, no de la franquicia del espectáculo en Broadway. Eso hace que yo pueda crear libremente. No tengo ninguna presión porque estoy buscando cosas diferentes. Y si la gente dice eso no es “Chicago” están equivocados pues no saben lo que es hacer una obra.

¿Qué tal la experiencia de ver “Chicago” en Broadway?
Muy bonita. Marco funcionaba muy bien en el escenario. Uno cuando trabaja en el teatro tiene tendencias. A mí me gusta mucho el teatro más comprometido socialmente. Creo que la razón de ser de Marco está en los musicales, que no significa que no pueda funcionar en otras obras. Pero tú ahí lo ves como pez en el agua.

¿Cómo ha aportado el hecho de que Marco haya pasado por Broadway para este montaje?
Siempre es bueno conocer qué es lo que tienen en la cabeza los norteamericanos cuando hacen estas cosas. Marco tiene la cercanía del autor que es John Kander, el mismo de Cabaret. Kander le cuenta cosas a Marco y él me las cuenta y a partir de ahí yo creo.

¿Cuales serán las características de este “Chicago” peruano?
Hay una crítica a un sistema que es muy frío y superficial, plagado de ignorancia y muy ligado a los directores de los medios. Hay una crítica a un sistema en el cual está la prensa, que es un mundo sin valores ni principios. Todo eso en una atmósfera de vaudeville en donde se ven a unos marioneteros trabajando arriba de todo y con el toque del burlesque.

Puede resultar curioso que teniendo más preferencia por el teatro social, dirija musicales.
Le digo a la gente que en el fondo eso es un cliché que tienen en la cabeza producto de lo que han visto. Cuando hice “Jesucristo Superstar”, terminaba con los guardias alzando un gran ecran y proyectaba ahí, mientras golpeaba a Cristo, escenas de las guerras mundiales y de Sendero Luminoso. De pronto bajaba la tela y estaba Cristo crucificado diciendo: “perdónalos porque no saben lo que hacen”.

¿Si escribiera un musical, cómo sería?
No soy un costumbrista, no me gusta escribir sobre la realidad del peruano común porque no soy el peruano común. Simpatizo mucho con las cosas de Europa, pero me interesa la problemática de acá con una estética más fina, menos urbana. Sobre el hecho de escribir un musical, lo hemos hablado con Denisse pero no tengo mucho tiempo ahora.

¿Cuáles son sus expectativas con Chicago?
Obviamente quiero que vaya gente y lo disfrute. Creo que lo que estamos haciendo es de muy alta calidad no solo por mí sino por la gente que está trabajando. Está gente A1 como Vania Masías, Denisse Dibós y César Vega, además de gente de Broadway que trabajará con nosotros. Creo que va a quedar un producto de primera.


Fernando Pinzás
Editor de Espectáculos


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD