Micky partió tranquilo…

Le hizo la lucha a la enfermedad, con una fortaleza admirable, hasta que su cansado cuerpo decidió descansar. Luego de una larga y penosa lucha contra el cáncer al colon, en su estado terminal, el conocido periodista deportivo Micky Rospigliosi falleció ayer a las diez de la mañana, en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, rodeado de sus familiares y su novia Vanessa Acevedo.

| 18 julio 2009 12:07 AM | Espectáculos |2.1k Lecturas
(1) Diversas personalidades estuvieron en su velorio. (2) Su hermano José Luis recibe condolencias y confirmó que despedirán a Micky a ritmo de salsa dura.
Se fue sin sufrimiento a reencontrarse con “Pocho”. El cáncer se llevó al popular periodista deportivo, tras larga lucha.
2194

El representante de dicho centro de salud, Carlos Vallejos, confirmó la lamentable noticia que nuevamente enluta al mundo de la farándula, tras las recientes e irreparables partidas de Alicia Delgado y Marco Antonio Gallego. Esta vez, al menos, no se trató de un espeluznante crimen, aunque el dolor entre muchos peruanos fue igual de intenso.

José Luis Rospigliosi, hermano del periodista, comentó que murió “tranquilo y en paz”. “Micky estuvo con mi hermana (Lucy) en los últimos minutos. Era necesario que descanse, estaba muy aferrado a la vida. La enfermedad del cáncer se le complicó demasiado…”, explicó en pequeña rueda de prensa.

Pepe Lucho, como lo llaman sus amigos, aseguró que -como homenaje- seguirán el proyecto que tenía en mente el engreído de “Pocho” Rospigliosi: crear una ONG para prevenir el cáncer.

“Él quería hacer su ONG. La burocracia lo frenó, pero esto no se ha terminado, continuaremos con ello al igual que sus amigos. En cualquier momento aparece la ONG de Micky”, finalizó.

Por su parte, Vanessa Acevedo, la novia del comentarista deportivo y quien estuvo a su lado hasta el final, aseguró estar más tranquila porque su querido “gordo” ya está con Dios. “Micky murió dormidito… se fue tranquilo. Está con Dios”, comentó Vanessa visiblemente triste en momentos que se retiraba del hospital de Neoplásicas con la familia Rospigliosi, rumbo al velatorio que se lleva a cabo en la Iglesia María Reina de Miraflores.

Vanessa, al igual que la familia de Micky, agradeció el apoyo que le brindó la prensa al comentarista, cuando hizo público la necesidad de apoyo económico para el tratamiento del cáncer al colón. “El último mensaje de Micky fue la prevención. Pidió a toda la gente que se sometan a las respectivas pruebas para descartar el terrible cáncer. A fin de año oficializamos la creación de una ONG para luchar contra el mal”, acotó, reiterando el proyecto.

Ejemplo de lucha
Hasta hace un año, Rospigliosi era conocido por el público como un correcto periodista deportivo y criticó siempre a los que manejan la Federación Peruana de Futbol, pero se hizo muy querido por los televidentes cuando participó en el reality “Bailando por un sueño” que conducía Gisela Valcárcel en Canal 5, esto fue a mediados del año pasado. Pero también marcó el inicio de su lucha contra el cáncer al colón.

El robusto comentarista, detrás de “El Puma” Carranza, se ganó el cariño del público que destacaba su esfuerzo sábado a sábado en la pista de baile junto a su soñadora. En setiembre fue eliminado del reality, fue ahí que recién se realizó un chequeo médico pues según su hermano José Luis, Micky sabía que estaba mal, pero nunca pensó que tenía un tumor de 23 centímetros que estaba en su etapa terminal.

“Antes que ingrese al programa de Gisela, Micky sabía que tenía cáncer, pero no le dijo a nadie…”, comentó su hermano.

Desde entonces el comentarista deportivo inició su batalla por ganarle al cáncer de colon, se dijo que su expectativa de vida era corta, sólo unos cuantos meses, pero la tenacidad y deseos de seguir adelante del periodista deportivo sorprendieron a más de uno. Micky inició una cadena de solidaridad en el público y los amigos que hizo en el programa de Gisela, que organizaron dos eventos benéficos para los gastos de nueve quimioterapias y posterior operación.

Hace dos meses, cuando tenía todo listo para volver a la televisión con un espacio deportivo, su mal recrudeció y tenía que someterse a cinco nuevas quimioterapias, sólo se sometió a dos pues su organismo no resistió más, siendo internado hace dos semanas, donde sus familiares se aferraban a un milagro, pues los médicos sólo esperaban la voluntad de Dios. El domingo pasado le dieron dos días de vida, pero su tenacidad y espíritu de lucha hicieron que recién partiera al lado de su padre ayer viernes.

Una vida dedicada al deporte
Micky era el engreído del recordado Alfonso “Pocho” Rospigliosi, y fue uno de los periodistas deportivos más jóvenes del Perú, iniciando su carrera en la década de los 70, cuando apenas era un adolescente. Su espíritu inquieto y curioso hizo que su progenitor lo llevará a cuanto evento deportivo hubiera, adquiriendo la experiencia del mejor maestro que pudo tener: su padre.

De niño jugaba en los set del legendario programa “Gigante Deportivo” de Panamericana Televisión y pasó buenos años en las cabinas de “Ovación” de Radio El Sol. En televisión estuvo en casi todos los canales. Su más reciente aparición fue en la conducción del programa “El Jugador”, en el canal de cable Visión 20.

Decidido a continuar el legado de su padre, fundó Radio Ovación en los años 90 y los altos niveles de sintonía la convirtieron en un suceso, aunque lamentablemente uno de sus socios se la arrebató ilegalmente en el 2006. Desde entonces Micky libró una batalla judicial para recuperarla. Mientras tanto, condujo en Radio Miraflores el programa “Verdadera Ovación”, donde desmenuzaba el acontecer deportivo nacional e internacional. Se caracterizó por no tener reparos al expresarse en sus comentarios y criticar decididamente a la Federación Peruana de Fútbol.

Sin duda, Micky pertenece a la historia del periodismo deportivo peruano, pues no sólo llevó correctamente el legado dejado por “Pocho” Rospigliosi, sino que también fue uno de los periodistas deportivos más respetado en la escena local, aunque con muchos detractores. En los últimos meses, dichas rencillas quedaron atrás frente a la imagen del hombre bonachón que dio un ejemplo de vida.

Cabe mencionar que centenares de oyentes llamaron a Radio Ovación, ex emisora de Micky, para pedir una hora dedicada a su fundador. Muchos de los oyentes, incluso entre lágrimas, lo recordaron. “Los dueños de esta radio saben que Micky luchó por esa emisora. Ya que no le devolvieron lo que era suyo, por lo menos deben rendirle un homenaje a una persona que fue íntegra con sus ideales…”, dijo un oyente, ayer, en el espacio que conducía Bruno Cavassa.

Rodeado de amigos
La noticia que Micky había fallecido, no les cayó de golpe a sus amigos pero igual les dolió. Uno a uno se fue acercando hasta el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). Sus hermanos José Luis y Lucy se encontraban con él en esos momentos, y claro Vanessa Acevedo, su enamorada. A los minutos, Gisela Valcárcel, Susana Umbert, Ebelyn Ortiz, “Puchungo” Yáñez se hicieron presentes. Luego de algunas horas el cuerpo de Micky fue trasladado hasta la Parroquia “Santa María Reina” de San Isidro donde se velará hasta hoy. A las nueve de la mañana se le realizará una misa. Dos horas después estaría siendo cremado en el cementerio MAPFRE para finalmente esparcir sus cenizas en la playa “Los embajadores” de Santa María, donde nació y pasó su infancia.

Al velatorio llegaron Eddy Fleischmann, Marisol y Celine Aguirre, Humberto Martínez Morosini, Danuska Zapata, entre muchos otros. Se espera que la familia cumpla el otro pedido de Micky: Que al morir lo despidan con una orquesta de salsa… con mucha alegría, como él siempre fue, alegre.

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario