“Me fui de la TV voluntariamente”

Alejada de la televisión, doña Jesús Morales mira con nostalgia lo que acontece actualmente en la pantalla chica. Y no es para menos, la destacada actriz que se hizo conocida por personajes como “Doña Cañona” y “Doña Mariquita”, con medio siglo laborando en el ambiente artístico, lamenta que en los nuevos programas sólo se busque el morbo y sensacionalismo.

| 22 abril 2008 12:04 AM | Espectáculos | 3.3k Lecturas
Jesús Morales vive de sus ahorros junto a sus nietos.
Doña Jesús Morales, desde su retiro, critica la televisión actual. Ahora prefiere dedicarse a cuidar a sus nietos

Más datos

DATO

Jesús Morales trabajó 33 años en Panamericana Televisión, lamentando la actual situación que atraviesa la televisora donde dejó buenos amigos. “Me da pena la situación de canal 5, Genaro Delgado Parker siempre cumplió conmigo”.
3322

Su última aparición fue en “Noche de Estrellas”, canal 5 hace cinco años. Desde aquella vez la destacada actriz sintió que era hora de dar un paso al costado, pese a recibir propuestas para seguir actuando, las cuales rechazó para dedicarse a cuidar a sus nietos.

“Me retiré de la televisión por voluntad propia. Tenía ofertas para hacer cine y series, a todos les dije no, pues considero que es hora de descansar. Recuerdo que cuando trabajé en la telenovela “Bésame tonto” el ritmo de trabajo era fuerte para todo artista, trabajamos desde las ocho de la mañana y salíamos doce horas después y a mi edad ese ritmo de trabajo era demasiado”.

Cómicos los de antes
“Risas y Salsa” y “Risas de América” fueron algunos de los espacios donde laboró. Critica que actualmente se recurra al morbo y palabras subidas de tono para hacer reír al público.

“Lamento el camino que ha tomado la comicidad, antes habían espacios cómicos blancos, le poníamos nuestro picantito, pero no tiene comparación con lo que se hace ahora. El principal problema radica en los libretos, pues artistas buenos sobran”, acotó.

El personaje que más recuerda el público de ella es “Doña Cañona”. Pese a no haber vivido en un callejón, aprendió los tips pues acudía los fines de semana a casa de una amiga, que vivía en una quinta donde apuntaba en una libreta las palabras que le parecían ingeniosas para enriquecer su personaje. Así surgió la inseparable compañera de “Roncayulo”, que personificaba el desaparecido Antonio Salim.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario