Ilegalmente rubia

La actriz ganadora de un Óscar, Reese Witherspoon, encara cargos por conducta inapropiada luego de enfrentarse a un policía en Atlanta que detuvo a su marido, Jim Toth, por conducir bajos los efectos del alcohol. Tras hacerse pública su detención, la protagonista de Legalmente rubia pidió disculpas y se mostró “profundamente avergonzada” por el incidente. “Quiero decir claramente que me tomé una copa más de lo necesario y estoy profundamente avergonzada sobre las cosas que dije”, afirmó Witherspoon.

Por Diario La Primera | 23 abr 2013 |    

 


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.