Gracias a “La Negra”

Una de las máximas exponentes del canto popular, un símbolo de la libertad, la mujer que le puso voz a los olvidados, ha partido. De esa forma será recordada Mercedes Sosa (74) que dejó de existir ayer a las 5 y 15 de la mañana en el Sanatorio La Trinidad rodeada de sus seres queridos, quienes se aferraban a un milagro para que “La Negra” gane la batalla a una dolencia hepática.

| 05 octubre 2009 12:10 AM | Espectáculos | 542 Lecturas
Duelo nacional por su muerte.
Mercedes Sosa, la voz más prodigiosa de Argentina, falleció ayer. Sus restos serán cremados y sus cenizas esparcidas por diversas ciudades de Argentina.

Más datos

DETALLE

Por su parte la cantante peruana Tania Libertad también se mostró muy consternada por la gran pérdida. “Estoy muy conmovida, muy triste. No encuentro nadie que pueda reemplazarla, no sólo su voz, su capacidad para emocionarnos. Fue alguien fuera de serie, no habrá otra como ella”, concluyó.
542

Sin embargo, ella en más de una ocasión creyó rendirse y entregarse a los brazos de la muerte al expresar: “Yo no quiero vivir así, quiero morirme lúcida. Ya no sé si es preferible morir siendo viejo o joven. La vejez es buena si uno está rodeado de la familia”, decía.

No sólo Argentina, sino toda Latinoamérica lamentó la muerte de “La voz de América”, sin lugar a dudas la cantante folclórica argentina más importante de la historia, la artista dejó una vasta y extensa obra con 46 trabajos discográficos y varios temas que en su voz se convirtieron en ícono de la música popular.

Sus restos son velados desde ayer, al mediodía, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación, donde colegas, amigos y seguidores llegaron a la capilla ardiente para manifestar el dolor y brindarle el último adiós. Hoy sus restos serán cremados y sus cenizas esparcidas en las ciudades de Buenos Aires, Mendoza y Tucumán.

“La Negra” formó parte a fines de los años 50 y comienzos de los 70 del “Nuevo cancionero popular argentino”, de la mano del poeta Armando Tejada Gómez y de su primer esposo, Manuel Mathus; con quien tuvo a su único hijo Fabián Mathus, quien desde muy joven se erigió en el productor y representante de su madre.

Influenciada por su hijo, Mercedes partió de esa base folclórica para albergar otros géneros. Tanto el mundo del rock como el del pop, la lloran por igual, porque fue una artista pionera en incursionar en esos géneros desde el folclore más clásico.

En 1982 después de ocho años de un terrible y doloroso exilio al que la había condenado la dictadura militar, cantó junto a Charly García o León Greco y a Piero. Su militancia en el Partido Comunista y después en un progresismo independiente, la llevó a cantar en numerosos festivales políticos y solidarios.

Prodigiosa voz
Había nacido en la ciudad de Monteros, en la provincia norteña de Tucumán, en 1935, en el seno de un hogar humilde, junto a dos hermanos. Dueña de una voz privilegiada desde niña, sus primeros pasos los dio en las emisiones de Radio Nacional Tucumán con tan sólo 15 años y un seudónimo para ocultar su timidez, Gladys Osorio.

Su voz fue casi una obsesión. No dejó de educarla y de perfeccionarla hasta su vejez. “Estuve en Madrid, un par de meses estudiando canto, porque yo necesito cuidar mi voz”, había dicho a la prensa en el 2005, en una verdadera muestra de su reconocido profesionalismo.

Gracias a la vida, Alfonsina y el Mar, Volver a los 17, Cuando tenga la Tierra, Te Recuerdo Amanda, son algunos de los temas que componen su vasto repertorio, distribuido en 46 trabajos discográficos.

En el último Cantora, un álbum doble, dedicado a duetos, se dio el gusto de grabar con intérpretes de todas las épocas y de todos los géneros, Shakira, Julieta Vanegas, Diego Torres, Fito Páez y Calle 13, grabaron con ella, como si se tratara del más cálido homenaje que una artista de su altura haya podido recibir.

“Fue un mujer muy solidaria. Ella nos llamaba para grabar. Tenía una generosidad, que mucha gente no conocía. Fueron más de 40 años de compartir trabajos, años de exilio en España y muchas otras cosas. Era una madre, una hermana, una amiga. Hoy nos quedamos con un vacío enorme”, dijo un afligido y dolorido cantante Piero.

Su última visita al Perú
El 25 de setiembre del año pasado, Sosa el que sería su último concierto en el Perú, curiosamente llamado “Gracias a la vida: No hay tiempo para despedirse”. En esa visita en su encuentro con la prensa se mostró arisca y poco comunicativa. No obstante algunos temas le causaron interés, por ejemplo. Cuando se le interrogó del espectáculo que daría “Van a escuchar a una mujer parada, canto sentada, pero estoy absolutamente parada en pie, como tiene que ser”, aseguró demostrando que a pesar de sus males, ella era una mujer fuerte.

Por esos días la embajada de Argentina, en el Perú, le ofreció un sentido homenaje, y dos de las más bellas voces del país Susana Baca y su amiga Eva Ayllón cantaron para ella.

También se sabe que Mercedes Sosa iba grabar con nuestro compatriota Gian Marco un tema dedicado a Chabuca Granda, a quien tenía gran admiración la intérprete argentina.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD