Golpes bajos en Cultura

La descalificación del documental “Siguiendo a Kina” en un concurso cinematográfico por haber incumplido con un punto de las bases del mismo, ha propiciado que su realizadora, la periodista y documentalista Sonia Goldenberg, enfile sus baterías contra el exdirector general de Industrias Culturales y Artes del Ministerio de Cultura, Christian Wiener.

| 23 diciembre 2012 12:12 AM | Espectáculos | 996 Lecturas
Golpes bajos en Cultura
Christian Wiener dice su verdad.
Realizadora aduce que hubo arbitrariedades contra ella, pero cumplir con las normas establecidas le habría costado su puesto a un funcionario.
996

La realizadora dice haber sido víctima de una injusticia, primero, al entregársele solo 35 mil dólares, la mitad de lo que había solicitado al Fondo Ibermedia, que auspicia económicamente la creación de proyectos documentales y de ciencia ficción en la región. Asimismo, reclamó que, con lo que denominó como la “resolución Wiener”, se le excluyó arbitrariamente de la justa que organizaba la citada cartera.

Según Goldenberg, su proyecto ganó el segundo puesto del citado Fondo, pero Wiener habría decidido, a título personal, saltarse el orden de mérito y arrebatarle la cantidad que le correspondía. Asimismo, aseguró que este la habría “sacado” del concurso del ministerio porque ya había culminado la producción del documental. El concurso era para proyectos sin terminar.

Dice su verdad
Christian Wiener, quien dejó el cargo a pedido del viceministro de cultura, Rafael Varón, indicó que él solo ejecutó lo señalado en las bases del concurso, las cuales ya se han cumplido sin problema en anteriores oportunidades. Según refirió la propia Goldemberg, para acceder al fondo de Ibermedia, aceptó que su proyecto ya estaba terminado, hecho que descalificaba su producción para participar en la otra instancia.

Según Wiener, el proyecto “Siguiendo a Kina” se ubicó en el segundo lugar del orden establecido para el Fondo Ibermedia, obteniendo 35 mil dólares, es decir el 43.75% de lo solicitado. Explicó que no se asignan los recursos en función a lo solicitado, sino a la disponibilidad de los mismos.

Asimismo, indicó que ciertamente invitó a la realizadora a participar en el Concurso de Documental del Ministerio de Cultura, pues al obtener la ayuda de Ibermedia, tenía un plus en su propósito, aunque esto no necesariamente le garantizaba un premio.

En marzo del 2012, Goldenberg y su productor, Gustavo Sánchez, solicitaron al Ministerio de Cultura que emitiera una constancia de que el rodaje del proyecto “Siguiendo a Kina” había culminado, para que la Secretaría Técnica del referido Fondo ejecute el primer y segundo pago, que equivale al 90% de todo el presupuesto. Este pago se realizó el 13 de marzo del 2012.

El 1 de junio del 2012 cerró la inscripción para el Concurso de Proyectos de Obras de Largometraje Documental 2012, figurando entre los inscritos “Siguiendo a Kina”. Sin embargo, cuando el despacho de Wiener revisó los expedientes, se comprobó que este proyecto incumplía con el artículo 2.3 de las bases, donde se indica que solo se aceptan trabajos que no estén en rodaje.

Wiener explicó, además, que la decisión de impedir la participación de “Siguiendo a Kina” en el Concurso fue tomada por la Dirección de Industria Cultural, en estricto cumplimiento de las bases, que no impide la participación de proyectos beneficiados por Ibermedia, siempre y cuando no hayan empezado a filmarse.

La Dirección General de Industrias Culturales y Artes respaldó esa decisión, emitiendo una Resolución que dejaba sin efecto una carta de excepción inicial de la Dirección de Industrias Culturales al proyecto, al no tener previo conocimiento de la “constancia de fin de rodaje” presentada en marzo.

“¿Por qué se comunicó a Ibermedia sobre la culminación del rodaje cuando no era cierto? Salvo que desmienta lo solicitado al Fondo, en cuyo caso lo que correspondería es que devuelva el dinero recibido, cosa que no se ha efectuado hasta la fecha”, señaló Wiener.

Extraña decisión
El exfuncionario indicó que tras un mes de su salida del Ministerio de Cultura, el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, declaró nula la resolución que él había emitido en agosto pasado.

“Desconozco si efectivamente esa fue la razón de mi salida del cargo, y posteriormente de Carmen Rosa Vargas de la Dirección de Industrias Culturales, pero, de ser así, no hablaría muy bien de unas autoridades oficiales que actúan por presión de particulares, por más poder mediático o de otra índole que tengan”, indicó Wiener.

Finalmente, afirmó que los encargados del referido proceso actuaron de buena fe, sin ningún interés subalterno, solo buscando que se cumplan la ley y las bases para todos por igual. Según dijo, le parece tremendamente injusto y egoísta que se quiera afectar con argucias legales los derechos de los legítimos ganadores del Concurso de Documentales de este año, cineastas nuevos que carecen de apoyo mediático.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD