“Fueron ingratos con Guille”

Muchos aún siguen consternados por la sorpresiva muerte de Guillermo “Guille” Ubierna, a una semana de su partida. Su hermano Fernando lo recuerda como un tipo renegón, pero no amargado. “Hasta su muerte fue una sorpresa…”, comentó el menor de los Ubierna del creador de grandes estrellas de nuestra farándula. Luego, sobreponiéndose a su dolor, cuenta otros aspectos personales del fallecido productor argentino que vivió para cuidar a sus ocho hijos y sus más de 400 canarios.

Por Diario La Primera | 21 dic 2008 |    
(1) Fernando asegura que muchos fueron egoístas con su hermano. (2) Durante la presentación del libro de Guille.
Tras asimilar la noticia, Fernando Ubierna recuerda a su hermano a una semana de su muerte.

Más datos

DETALLE

El proyecto pendiente que dejó “Guille”: llevar a la pantalla grande su libro “Ni chistes, ni chismes, cuentos”. Para ello tenía planeado convocar a Ricky Tosso, Adolfo Chuiman y César Ritter (a quienes consideraba los mejores actores cómicos) y realizar su primera película.

“Siempre hablábamos de esto (la muerte), era inevitable que suceda en algún momento, pero no pensé que fuera tan pronto y repentino. Lo habíamos agendado para dentro de 20 años, pero, como él no puede con su genio, se me adelantó”, recuerda Fernando, tratando de darle un toque de humor a la pena.

Pero así como fue el descubridor de artistas como Gisela Valcárcel, Ricky Tosso y Laura Bozzo, entre otros, “Guille” tenía un dolor por ciertos personajes que le fueron ingratos. A pesar que los hizo famosos le habían dado la espalda a su mentor.

“Mi hermano tenía muchos planes por realizar, pero también una gran desilusión por la ingratitud de varias personas, que lo habían ofendido en el alma. No daré nombres, pero muchos saben a quiénes me refiero…”.

Fue deportado
Con la muerte de “Guille” parte de la historia de nuestra televisión cerró un ciclo. En 1974, cuando llegó a nuestro país, no le fue nada sencillo buscarse un sitio acá. Incluso fue deportado y hasta acusado de terrorismo.

“En el gobierno militar hubo un atentado contra un ministro, y los autores usaron un auto Toyota. Ese día teníamos una reunión con amigos y Guillermo salió a hacer unas compras con un conocido, en un auto de la misma marca. Por cosas de la vida pasó por el lugar donde ocurrió el atentado. Lo desaparecieron 3 días y estuvo 25 días detenido y luego nos deportaron”, recuerda Fernando.

El menor de los Ubierna reunirá a toda su familia por estas fiestas, a manera de homenaje a su hermano.

“No sólo era mi hermano, sino mi amigo. Y nunca se irá”, finaliza.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.