Firme consus ideales

Ya sea lavando la bandera nacional en protesta por la dictadura fujimorista, apoyando a Susana Villarán en las elecciones municipales y ahora como Embajadora de Unicef, Mónica Sánchez siempre se ha expresado a favor de las causas sociales y políticas que ha considerado justas.

Por Diario La Primera | 22 jul 2012 |    
Firme consus ideales
Mónica Sánchez, siempre solidaria

La actriz de “Al fondo hay sitio” fue la imagen de la campaña “Buena Onda”, a favor de los niños más pobres del país y que terminó con éxito ayer. Como parte de su labor como representante de esta organización, Mónica visitó la comunidad de Callería, en Pucallpa, afectada por inundaciones.

-¿Siempre ha tenido inquietudes sociales?
-La verdad que sí. Desde chica me enseñaron que no podía tener un proyecto de vida sin asociarlo a un proyecto país. Es este lugar en el que quiero vivir y en el que quiero que se críen mis hijos y en el que yo puedo desarrollar mi vocación y tener una vida plena. Desde esa premisa es que ha sido natural para mí unirme a causas cuando me lo han pedido.

-Sobre su experiencia en Unicef, ¿qué fue lo que más le impactó?
-Callería es una comunidad que está a más de dos horas de Pucallpa y sufrió inundaciones hace poco. Esto es Callería, pero así hay muchos ámbitos en zonas rurales que sufren la ausencia del Estado. Sin embargo cuando llegas puede ser tremendamente inspirador cotejar una vez más que la naturaleza humana es extraordinaria en términos de sobreponerse a la adversidad y que, aun en esas circunstancias, sobre todo en los niños, no pierden la sonrisa en el alma. Esta campaña “Buena Onda” tiene como objetivo dar ayuda económica pero por encima crear una conciencia en el Estado y en la ciudadanía en general respecto a los niños de la primera infancia que están en las comunidades indígenas y zonas rurales.

-¿Nunca le ha interesado participar en política?
-No y no lo haría tampoco. Lamentablemente la política está demasiado contaminada. Creo más en la posibilidad de apuntar a una educación que genere individuos en dos o tres generaciones más adelante con una mentalidad distinta. Hoy la política está realmente empequeñecida en su vocación de gobernar un país. Está distraída en intereses personales, está empobrecida por ambiciones personales. No es el espacio en que mi naturaleza podría hacer cosas.

-¿Qué le motivó a participar en iniciativas políticas como el lavado de bandera durante el gobierno de Fujimori?
-Fue una actitud totalmente ciudadana y lógica. Fue un acto simbólico de protesta contra una dictadura encubierta, de indignación ante la corrupción que desfilaba ante nuestros ojos; un acto tan bonito como es limpiar tu símbolo patrio; el deseo de depurar lo que realmente importa, que es tu patria. Está bueno indignarse pero también hay que tener la capacidad de proponer. Desde donde estoy algo puedo hacer, elevar mi voz, dar una opinión y en eso tiene que ver el ser solidario: que el otro te importe.

-¿En estos momentos tiene algo contra qué indignarse?
-Me gustaría ahora más enfocarme en las cosas en las que creo y en las que quiero apostar, que en las que me indignan. He encontrado en Unicef un espacio que a mí me importa enormemente que es la infancia. Uno no puede hablar de futuro si no hay esa primera instancia atendida y cuidada en sus necesidades más básicas y sobre todo que se desarrolle en un entorno con afecto.

-¿De dónde sale esa fuerza emocional que usted tiene?
-Mi papá y mi mamá. Las conversaciones en mi casa siempre van a ser sobre política, sobre el país, sobre lo que queremos y soñamos. Todos mis hermanos están trabajando en temas de educación y medio ambiente. Me siento orgullosa porque este tema es genético, es muy Sánchez.

-¿Christian Thorsen también es un apoyo para usted?
-Christian es un compañero que, como muchos otros, comparte mi sentir y nos sumamos y en ese sentido es buenísimo. El no me acompaña a mí, él está igual que yo. Apuesta y piensa y es sensible a muchas otras cosas. Siempre es bonito estar acompañado en los ideales.

-¿Qué es lo que más resalta de él?
-Su incondicionalidadcomo ser humano. Y su compromiso con las cosas en las que cree.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.