“Estoy acostumbrado a hablar en voz alta”

Unos lo odian y otros lo aman, pero pocos quedan indiferentes al escucharlo. Carlos Galdós celebra una década de hacer reír (y enojar) sin mayor fórmula que decir lo que piensa. En el estudio donde grabará el spot de presentación de “Galdós 10 años”, con su respectiva torta, bocaditos, serpentina y globos, hace una pausa para conversar con nosotros sobre lo que significan para él estos años de irreverencia e incorrección política.

Por Diario La Primera | 11 jun 2012 |    
Galdós se presenta el 12, 13 y 14 de julio en el Centro de Convenciones del Hotel María Angola.
Galdós no cree en fórmulas para el humor
-¿Qué es lo que celebras en estos diez años?
-La generosidad del público para conmigo, la perseverancia, el lograr hacer montajes muy grandes en lugares muy grandes y la acogida de la gente para mi trabajo. Eso es digno de celebrar.

-¿Tu estilo en estos diez años ha cambiado en algo? ¿Se ha aligerado?
-Ni ha empeorado ni se ha aligerado, se ha amplificado. Tengo la misma cuota de humor de siempre. He aprendido mucho más y he pasado cosas diferentes. En mi humor está mi opinión sobre lo que ocurre.

-¿Este humor tan políticamente incorrecto te ha traído problemas con personas?
-Me imagino. Hubo temas con algunos políticos. Son cosas que he dicho en espectáculos y que las volvería a decir sin ningún problema pero, bueno, estoy acostumbrado a hablar en voz alta y ese ha sido mi código siempre.

-Dijiste que estos unipersonales son como una terapia, ¿qué tienes que liberar?
-Todo. Mis opiniones, lo que siento frente a temas sociales y a la política.

-¿Y vas todavía a reuniones familiares?
-Todavía tengo familia, si esa es la pregunta. Ellos saben cómo soy y yo sé cómo son ellos y nos tenemos muy medidos… todos.

-¿Dejas que tu hija vea tus shows?
-Mi hija ve mis shows porque no tienen nada de malo. No presentó nada que sea dañino para alguien. Mi show lo puede ver cualquier persona que tenga dos dedos de frente. Ese es el requisito: dos dedos de frente y entrada. Está mi opinión que de hecho le puede gustar a muchas personas y a otras tantas no.

-¿Como será este show?
-Es un repaso de todos los espectáculos que he hecho, que son diez. “El amor en los tiempos de Galdós”, “Yo amo a mi suegra”, “Papa y yo”, “Nadie nos comprende” y otros. La idea es contar cómo ha sido esta montaña rusa de espectáculos, es el lado B del show. Estará Kimba Fa, los ADU, unos zapateadores buenísimos y una banda de músicos. Siempre he hecho montajes muy grandes y estoy muy contento y muy nervioso.

-¿Has vencido ese temor que se da antes de subir al escenario?
-No. Antes de una función tan importante como ésta, y como cualquier otra, entro en shock por lo menos unos días antes. Es como que te vas a encontrar con tu novia después de un año. Te pones tu mejor traje, quieres llevarla al mejor lugar que puedas, le cuentas lo mejor que puedas.

-¿El máximo terror de un humorista sería no dar risa?
-Me imagino, para quienes escriben para que la gente se ría, pero nunca entro con esa tensión al show. Lo único que hago es pararme y contar una historia y a partir de lo ahí la gente se va riendo. Hay fórmulas en el humor, yo soy más honesto. Te cuento una anécdota. El día que me estaba divorciando, hace tres años y medio, tenía una función muy importante en la noche. Salí al escenario, me paré, saludé y dije: “Me estoy divorciando”. La gente se comenzó a reír. Fue una hora y cuarenta minutos sobre el divorcio. Ese es mi nivel de improvisación. La posible noche más dura de mi vida laboral se convirtió en una de las más graciosas.

-¿Por qué crees que ha pegado tanto?
-Eso habría que preguntárselo al público porque es muy sensible que me mande una respuesta de aquellas que puede inflar el ego y no me parece honesto. Siento que ven un tipo tal cual, no hay una barrera entre la gente. El escenario es un medio y yo cuento historias reales que ocurren en esta ciudad, en este país, de una persona de clase media baja y que como todos en la vida se va desarrollando. Tengo 37 años y una carrera que comenzó a los 21 y que, como todo, es una montaña rusa que sube y baja.


“Recibí muchas propuesta televisivas”

Tienes éxito en la radio y en los unipersonales pero no ha pasado lo mismo con la tele, ¿por qué crees que pasa eso?
–Es un tema de formatos, me imagino. No todo ocurre a la primera. Imagínate cuánta gente no tiene una explosión a la primera.

–¿No descartas volver?
–Si me preguntas si quisiera volver a la televisión te diría que quiero estar en cualquier lugar que pueda comunicar. Soy un artista que usa la palabra como medio de expresión y en cualquier plataforma que pueda comunicar voy a estar feliz y encantado. En todo este tiempo de hecho me han llamado pero no lo cuento porque me parece poco elegante hablar de lo que no ha ocurrido, ya sea por decisión mía o por decisión de la otra parte.

¿Te gusta la televisión peruana?
Me gusta que la producción está en franco desarrollo. Me parece bueno que hayan mas programas.


Fernando Pinzás
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.