El RAP está vivo

Las canciones no fueron hechas para cantar sino para sentir. Y así, con esa premisa entre el corazón y el micrófono, se dio inicio al concierto de Nach, el rapero español que también es licenciado en sociología, que hizo gritar, brincar, menear con ritmo la cabeza y derramar versos, a todos aquellos que asistieron el domingo 9 de diciembre al Parque de la Exposición, en Lima.

| 11 diciembre 2012 12:12 AM | Espectáculos | 3.1k Lecturas
El RAP está vivo
Nach, ZPU y DJ Joaking dieron una clase de hip hop en el Parque de la Exposición
3197

El escenario era amplio, poco menos que el anfiteatro en donde miles de jóvenes y gente que también ha dado su vida al hip hop esperaban al intérprete de “Mi propio cielo”. Antes de que Nach salga a hacer de las suyas junto a ZPU, y DJ Joaking; Comité Pokofló, con Pedro Mó a la cabeza, llenó de energía el lugar, criticando casi todo: la dictadura fujimorista, las políticas en minería, Conga, y otros tópicos más.

“Aquellos que te acusan de estar arriba quieren que bajes, ya que no pueden subir”, dijo Nach, mientras parecía un predicador seguido por un gran número de fieles. El concierto arrancó con “El reino de lo absurdo”, una canción que describe la impresión que en la actualidad se puede tener de España. Luego llegaron temas como “Amor libre”, “Basado en hechos reales”, “Manifiesto”, “El idioma de los dioses”, y varios más, todos con una importante carga social que, si a uno no le gusta el rap, igual los podría escuchar como quien lee a un gran poeta que invita a la reflexión.

Los momentos álgidos de la noche llegaron cuando Nach miró al cielo y recordó a su hermana, a quien le dedicó el tema “Mi ángel”; y luego también cuando habló que al llegar la noche, se sumerge en la inspiración: “Anochece”, ese fue el tema que hizo que algunos sacasen sus encendedores y los moviesen en el aire.

DJ Joaking, el todoterreno. ZPU, otro grande
Punto aparte, las menciones de la noche se las llevaron dos grandes del hip hop. Por un lado ZPU, aquel rapero sin cabello y que tiene la misma actitud que cualquier buen amigo, deleitó a todos en cada tema, y los hizo vibrar cuando, vestido con una capa de púgil, al igual que Nach, cantó “En el juego del rap”. DJ Joaking es un tipo pintón, que si lo ves caminar por la calle no imaginas que hace break dance, mezcla pistas y rapea. Por si fuera poco demostró tener la voz de cualquier gran tenor de ópera.

El final lo dictó “Efectos vocales”, ese rap que juguetea con las vocales abiertas (A, E, O) y que supuso la despedida. Según Nach, quien al final se despojó de su camiseta y quedó en una pose que le calza, esta no será la última vez en el Perú, pues dejaron una muy grata primera impresión.


Leonardo Ledesma W.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.25643801689