Del rock al criollismo

Cuando tenía melena poblada y espíritu rebelde adolescente, Marco Romero tocaba batería en un grupo de rock que formó con sus patas del barrio. Sentía que el rock no era lo suyo. Cantar unos valses en una reunión familiar definió su gusto por la música criolla, luego ganó un concurso en un programa de televisión, donde fue premiado como el nuevo valor del criollismo.

| 26 julio 2009 12:07 AM | Espectáculos | 1k Lecturas
Del rock al criollismo
Marco Romero pide mayor difusión de música criolla.
Marco Romero comenzó cantando rock y hoy asoma como nueva realidad de música criolla.
1094

Han pasado diez años, hoy ese joven rimense inicia su tercera aventura musical con su tercer disco “Cajumba jolgorio negro” y asoma como relevo de los consagrados Polo Campos y Cecilia Bracamonte.

“Crecí escuchando música criolla, cómo no iba hacerlo si me crié en el Rímac. Mis padres y vecinos siempre armaban la jarana en el barrio. Cantaba desde niño, pero mi rebeldía juvenil hizo que formara parte de un grupo de rock, gané el concurso del programa “3, 2, 1 juego” que conducía Carlos Thorton y ahí comenzó todo…”, cuenta Marco quien hoy tiene el look de Gianmarco.

En su breve aventura musical conoció a Mario Cavagnaro, quien vio en él buen potencial para el criollismo. Lo aconsejaba y pedía que sea paciente, pues Marco quería buscar el estrellato prematuramente. “Estudiaba y trabajaba en un banco, la música la tomaba como un buen pasatiempo. Don Mario siempre me dijo que debería dedicarme al canto, me enseñó mucho, al igual que Edith Bar y Óscar Avilés. Cuando murió don Mario dejé mi trabajo y me dediqué a la música”, recuerda el cantante, que sabe de amarguras, pues muchos le dijeron que cambie de género musical, porque el criollismo no era comercial.

“Me enfrenté a consagrados”
“Cajumba, jolgorio negro”, su tercer disco, contiene festejo y fusión de música afro, con aportes de Rafael Santa Cruz, Guajaja, Arturo “Zambo” Cavero y Jean Pierre Magnet.

“Mis temas tienen esa kimba, sentimiento, elegancia y sabrosura de toda música criolla, además de mi estilo propio. Katherine Cuadros y Fransua Rodríguez al igual que yo aman nuestra música y seguimos en la brega, aunque no hay difusión y apoyo a los nuevos valores en las radios”, asegura Romero, quien pasó de ser telonero y hoy es requerido para los estelares en las peñas.

“Me enfrenté a consagradas figuras que tienen más de 25 ó 30 años de carrera, es difícil competir con hombres hechos, pero poco a poco me he ido abriendo camino…”, advierte Marco, quien se alista a celebrar 28 de julio al ritmo de cajón y música negra.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD