Cerró los ojos Paul Newman

Su poder para arrancar suspiros por sus prodigiosos ojos azules y robar aplausos a lo largo de casi medio siglo de carrera, hicieron de Paul Newman uno de últimos mitos vivientes de Hollywood. Rodeado de su esposa y sus tres hijas, el famoso actor murió ayer en la mañana víctima de cáncer al pulmón que en las últimas semanas se había vuelto terminal, por ello Newman prefirió dejar el hospital e irse a su residencia de Connecticut (EE.UU.), donde dejó de existir.

Por Diario La Primera | 28 set 2008 |    
Cerró los ojos Paul Newman
La última película de Newman fue “Camino a la perdición”, en el 2002.
Actor de 83 años, quien fuera símbolo sexual de los 60 y 70, murió a causa de cáncer al pulmón.

Su familia emitió un comunicado de prensa, donde resaltan sus cualidades y humildad. "Su muerte fue privada y discreta como la forma en que vivió su vida, un artista humilde que nunca pensó de sí mismo como un 'grande', rodeado por su amada familia y el círculo estrecho de sus amigos. Nuestro padre fue un raro símbolo de humildad sin egoísmo, era el último en reconocer que lo que hacía era especial".

Paul Newman no sólo será recordado por la intensidad de sus ojos azules, sino por la fructífera carrera que realizó en Hollywood con los más de 60 papeles que interpretó en el cine.

Estuvo casado por 50 años con la actriz Joanne Woodward, con quien hizo labor social y donó grandes cantidades de dinero a obras de caridad. En los últimos años de su vida, Newman se había volcado en su trabajo filantrópico y dedicó 250 millones de dólares a diversos proyectos en todo el mundo.

El desaparecido actor participo en clásicos como “Butch Cassidy”, “La leyenda del indomable”, “Infierno en la torre”, “El golpe” y también en películas de los años '80 y '90, como “El color del dinero” o “Las cosas de la vida”. En el 2002 junto a a Tom Hanks y Jude Low participo en la película “Camino a la perdición”.

Considerado uno de los rostros masculinos más atractivos de su generación, fue nominado 10 veces para el premio Oscar, el cual ganó en 1987 por "El color del dinero", además de dos estatuillas honorarias.

A diferencia de otros divos de Hollywood, Paul Newman destacaba por su carácter sedentario y tener una sólida relación con su esposa Joanne Woodward, y siempre decía: "¿Por qué ir a buscar una hamburguesa cuando tienes una chuleta en casa?".


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.