Bondage: la ruidosa sorpresa del rock local

En un momento en que la escena rockera está dominada por la fusión de ritmos tropicales y por discursos políticamente correctos muchas veces predecibles, pareciera que no hay mucho espacio para estilos introspectivos que experimenten con el ruido y la disonancia. Es por eso que la aparición de Bondage, interesante agrupación de rock experimental de Trujillo, marca una saludable diferencia en la escena peruana “independiente”. No sería exagerar si decimos que este proyecto, encabezado por JC Paredes, es una de las propuestas más audaces y personales de los últimos años en el rock peruano.

| 26 enero 2013 12:01 AM | Espectáculos | 1.7k Lecturas
Bondage: la ruidosa sorpresa del rock local
Agrupación trujillana vuelve a la capital para tocar en el Bar Zela de la Plaza San Martín

Más datos

DATO

Bondage regresa a Lima para presentarse en el festival de música y video arte Autoporno, organizado por el performer Frau Diamanda. El concierto será el 1 de febrero en el Bar Zela, de la Plaza San Martín.
1772

Sus canciones cuentan historias de una sexualidad retorcida, relatadas o susurradas, con una mezcla de ternura y adrenalina, sobre disonancias, guitarras temblorosas y teclados enfermizos.

“Es su saliva, besé boca, besé su cuerpo, lo tenía adentro”, se escucha en “Adentro”, uno de los mejores tracks del disco que acaban de lanzar, editado por el sello independiente estadounidense Passion and Torment Series y que puede ser considerado como una de las mejores producciones locales del año. Frases como estas, sencillas y enigmáticas, se encuentran en estas canciones.

Desde la portada, hecha por el propio JC, el disco es una declaración de principios: un collage que toma imágenes de las obras de Kenneth Anger y Robert Mapplethorpe, ambos artistas subversivos, representantes de una homosexualidad militante, intrínseca a su obra.

Sexual y brutal
“Bondage es una tendencia a la que le tengo mucho respeto, y con la que me identifico mucho, porque es una nota sincera, brutal y sexual, como todo lo que me atrae. Por eso puse ese nombre”, explica JC. Sus referentes musicales igualmente son extraños para esta época y tienen al punk rock, la sicodelia, el rock garaje, las disonancias de la movida neoyorquina del No Wave y la música industrial. Pero en este tipo de proyectos, los referentes no siempre son musicales.

“Me pego mucho al cine independiente, las comedias negras, los performances que hacían grupos radicales en vivo a principios de los 70s. Me gusta la pornografía, mientras más antigua sea mejor, Kenneth Anger, Jodorowsky, el surrealismo”, cuenta JC, quien además siente predilección por la literatura de William Burroughs, Arthur Rimbaud y Antonin Artaud.

El nuevo año traerá más novedades para Bondage, que viene preparando un nuevo disco y nuevas presentaciones, cada vez más intensas, en Lima y otras ciudades del país.


Fernando Pinzás
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD