Ácidas lentejuelas

Desconocidas y rivales
Detrás del conflicto surgido entre las actrices Tatiana Astengo (Contracorriente) y Magaly Solier (La Teta Asustada) hay mucho pan por rebanar. Son dos artistas de diferentes escuelas.

Por Diario La Primera | 18 ago 2010 |    

La primera se educó en las compañías teatrales del círculo cerrado del teatro limeño, mientras que la ayacuchana es la autodidacta mística y achorada. Cuando Solier declara que no ha visto ninguna película de Astengo no hay por qué alarmarse. Simplemente es una señal, una cachetada de irreverencia hacia lo declarado por la Astengo, quien prefiere trabajar sólo con la directora Claudia Llosa, ignorando a la Solier, azuzando la escaramuza. La primera viene de cosechar frutos en España después de varias películas rodadas. Por el contrario, Magaly tuvo el éxito muy rápido, conquistó Europa con el Oso de Berlín, y arañó el Óscar en Hollywood. Ambas representan dos formas de hacer cine en el Perú. Detrás de cada una de ellas hay directores de generaciones distintas. Llámenle guerra de egos que desató a más, cómo no, Solier tomó a broma el acento español de la Astengo, criticado en cualquier esquina cuando uno ve al recién llegado, un compatriota que adopta amigablemente el dejo peninsular, adoptado por el caché o estilo de vida, si se siente bien, su problema. Dos artistas de diferentes temperamentos…es bueno hacer una pausa en las hostilidades y no dar de comer a esa prensa hambrienta de sensacionalismo. Tranquilidad, chicas, hay espacio para todas.

por El Neutro

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.