Ácidas lentejuelas

El peor amigo de Marco Antonio
Ha levantado polvareda en la farándula la entrevista que le hizo Carlos Cacho a Jorge Glenni, es decir al asesino de su mejor amigo.

Por Diario La Primera | 02 ago 2010 |    

Estamos, pues, ante un discípulo de Gisela Varcárcel, en una versión más de policial que de simple bambalina amorosa, aderezada por un carnívoro apetito de lanzarse a lo grande en el regreso del espacio propio televisivo, esta vez sacrificando la tranquilidad de la familia de Marco Antonio. Acá no nos preocupa si pidió permiso o no, sino la simple pregunta: ¿Para qué la entrevista?, o acaso se encuentra la respuesta en una repregunta: ¿Qué gana con eso? Si como dice su productora y amiga Michelle Alexander, el maquillador no es periodista, es decir, no maneja ciertos criterios para hallar una verdad que sirva para el bien común, entonces lo entrevistará con el rigor de un casi familiar, es decir un melodrama típico. No tiene sentido decirle alguna palabra al asesino confeso de su mejor amigo. Es puro show bizarro al estilo peluquería con sangre en las tijeras. Debería escribir además, tomándole el pulso, un libro. En una persona normal, sólo será la cámara cruel. Pero es Carlos Cacho, aguanta todo. O hacer el show, la telellorona. Si bien consiguieron la primicia, quizá el equipo de Mil Disculpas debió mandar a un reportero, para asumir una actitud más profesional y distante , y que el caso no se le vaya de las manos y trascienda o se convierta en una situación burlesca, hilarante, fuera de lugar en la opinión pública. Mil disculpas, Cacho, qué manera de entrar al programa televisivo diario. Puede ser un malísimo karma.

Por el Neutro

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.