Ácidas lentejuelas

No se fue caballero
A Gisela se le desmoronó su historia de amor televisada. Ya no más guiños de un remember, un futuro romance cremoso; no más señales y palmaditas contra el piso a la hora del espectáculo, diferencias con las ex, coqueteos e intimidad de lentejuelas para regresar con el ex amor.

Por Diario La Primera | 24 jul 2010 |    

No, ya no más telenovela de quinta categoría. Aparte, la decisión de Roberto Martínez de abandonar el reality del Gran Show no tiene el mérito que corresponde. Es decir, una cosa es retirarse por ser todo un caballero, con el honor bien puesto -ante el caos que generó la preferencia, y el modo de calificación del programa respecto a seis héroes eliminados-, y otra cosa es separarse por una recomendación médica de una lesión, forzada, como es el caso. Martínez se fue por el roche. Y no tuvo cómo comunicarlo para quedar bien, lo hizo de la peor forma, un mal hábito futbolero. Utilizó la excusa de sus épocas en el equipo de sus amores, maneja su balón, pues. Como si fuera un jugador vencido ante el escore en contra, mismo cobarde que ya no soporta estar en el campo por la derrota, señaló ante las cámaras su dolor de muslo. Se chupó ante la presión. Fue un pecho frío en la pista, y en esta etapa se puso gélido. Pudo salir mejor. Es una pena.

Por el Neutro

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.