Vade retro corrupción

Habla la magistrada peruana que recientemente fue elegida presidenta de la Red Latinoaméricana de Jueces, institución de agrupa a jueces de Sudamérica, Centroamérica, México y el Caribe.

| 04 diciembre 2011 12:12 AM | Especial | 1.4k Lecturas
Vade retro corrupción
Elvia Barrios tiene en la mira a la corrupción.
JUEZA ELVIA BARRIOS
1491

Para la magistrada, que presidirá la Red Latinoamericana de Jueces en el período 2011-13, la corrupción ataca los derechos fundamentales de los más pobres y los países de la región tienen el deber de combatirla.

-¿Cuál es la importancia de la Red Latinoamericana de Jueces (Redlaj)?
-La Red Latinoamericana de Jueces es una asociación que integra a jueces de 19 países de América del Sur, Centroamérica, México y del Caribe. Su función es desenvolver mecanismos de cooperación judicial de integración. Aparte de eso, vemos diferentes realidades, promovemos la valoración de los jueces latinoamericanos y la independencia judicial.

-¿Qué actividades realiza la Redlaj?
-Somos una institución que vela fundamentalmente por la independencia del Poder Judicial y está alerta ante cualquier interferencia al sistema de justicia. Independientemente de eso, en la cooperación judicial, nosotros promovemos congresos, seminarios y cursos entre magistrados de todos los países de Latinoamérica. También promovemos una asistencia mutua. Estamos vinculándonos con otras asociaciones, con otras escuelas, intercambio de información, de línea judicial, entre todos los países de Latinoamérica.

-¿La diferencia de códigos en los países no es ningún impedimento para intercambiar esas experiencias?
-Esa es una cuestión importante. ¿Qué cosa sucede? Por ejemplo, nosotros advertimos sobre problemas críticos de tipo judicial en cada país. La función legislativa puede darle una diferente cualidad legal a cada nación. Entonces, a través de una inteligencia colectiva, lo que proponemos fundamentalmente es impulsar desde nuestros espacios la homogeneidad de la legislación para obtener un marco normativo unitario similar que permita el combate contra la corrupción. Eso es fundamental.

-¿La Redlaj se enfoca solo en el aspecto de la corrupción?
-No, no solo en ese aspecto. Nosotros queremos primero la integración judicial latinoamericana, establecer mecanismos de cooperación, así como en Europa existe la Red Europea de Formación de Jueces, facilitar entre nosotros la comunicación entre jueces, para que se puedan facilitar los temas de extradición, y para que cada magistrado tenga la oportunidad de compartir y tener una información adecuada para resolver un conflicto.

-¿Cuándo fue elegida presidenta de la Redlaj?
-En el último Congreso, realizado en Lima del 21 al 23 de noviembre, correspondía un cambio en la presidencia de la Redlaj, que estaba a cargo del doctor José Eduardo de Resende Chaves Júnior (Brasil). Esta vez la presidencia recayó en el Perú y la vicepresidencia fue otorgada por aclamación al presidente del Poder Judicial, César San Martín, por su lucha contra la corrupción. Los demás integrantes de la Junta Directiva son el presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, Francisco Darío Lobo, el presidente del Poder Judicial de Costa Rica, Luis Paulino Mora, el magistrado de la Corte Constitucional de Colombia, Juan Vargas, el expresidente de la Corte Suprema de Ecuador, Galo Pico Mantilla, entre otros renombrados juristas.

-¿Cómo ve la Redlaj los casos de corrupción judicial en Latinoamérica?
-Nosotros generamos mecanismos de cooperación, para que el sistema de justicia funcione de manera eficaz y justa en cada país.Nuestra misión es promover la homogenización en Latinoamérica, para que se pueda combatir eficazmente la corrupción, con el propósito de que todo el sistema de justicia democrático brinde seguridad jurídica.

-¿Cómo ve el caso peruano de corrupción en el Poder Judicial?
-En este congreso hemos hecho una evaluación sobre lo que sucede en nuestro país y en los otros países. En el caso peruano somos conscientes que se necesita fortalecer el sistema y crear mecanismos de prevención, adelantarnos a las consecuencias del hecho y crear una cultura de honestidad. En el último congreso hemos elaborado la Declaración de Lima, en la que hemos llegado a unas conclusiones importantes: primero, la corrupción es un fenómeno que ataca de manera sistemática a los derechos fundamentales de la persona, a los más pobres, a los más vulnerables. Segundo, los países de Latinoamérica tienen que fortalecer el combate contra la corrupción. Tercero, el Poder Judicial tiene que ser un sistema fundamentalmente fuerte, integrado por magistrados probos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD