Un verano en la Costa Verde

LA PRIMERA visitó playas del litoral limeño y comprobó que bañistas se divierten como en el Caribe, pese a ciertas limitaciones que van subsanándose. La seguridad aún es un tema pendiente.

| 21 enero 2013 12:01 AM | Especial | 2.1k Lecturas
Un verano en la Costa Verde
CUANDO CALIENTA EL SOL

Más datos

En el paradero de la referida playa, comprobamos que cientos de pasajeros, repartidos en varios buses, llegaron desde distritos como San Martín de Porres, Comas, Los Olivos, Independencia, Rímac, entre otros. Ahora ir a la playa es más fácil, según dijeron, por la referida ruta del Metropolitano que recoge a sus pasajeros en la Estación Matellini de Chorrillos, a donde se llega a través del servicio troncal regular.

La Unidad de Salvataje, tanto de Agua Dulce como de La Herradura, siempre actúan en parejas y nunca se despegan de su puesto de vigilancia. Están atentos a cualquier contingencia desde las 9:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde. Antes de retirarse, dan las recomendaciones necesarias a los bañistas que todavía se encuentran en la zona.
2174

El verano empezó hace unas semanas de manera oficial y en los últimos días el calor se incrementó, alcanzando hasta 28 grados centígrados. Tales condiciones propiciaron que las playas del litoral se conviertan en destino preferido de los habitantes de nuestra capital: Lima.

LA PRIMERA realizó un recorrido por el circuito playero preferido por los limeños, la Costa Verde, para conocer cómo se vive el verano. Las playas de Agua Dulce y La Herradura, donde el sol se siente a discreción, sirvieron de base para comprobar si, efectivamente, en el mar la vida era más sabrosa.

METROPOLITANO A LA HERRADURA
Lidia Manrique, de 37 años, y sus pequeños Jordan y Marcos, de 7 y 5 años, respectivamente, viven en Los Olivos, y llegaron hasta La Herradura en una hora aproximadamente. Esto, para los tres, es un gran avance, pues antes cuando se movilizaban en el transporte público tradicional, solían demorar casi 2 horas y cuarto. La ruta playera del Metropolitano les hace más fácil disfrutar de la arena y el mar.

En el paradero de la referida playa, comprobamos que cientos de pasajeros, repartidos en varios buses, llegaron desde distritos como San Martín de Porres, Comas, Los Olivos, Independencia, Rímac, entre otros. Ahora ir a la playa es más fácil, según dijeron, por la referida ruta del Metropolitano, que recoge a sus pasajeros en la Estación Matellini de Chorrillos, a donde se llega a través del servicio troncal regular.

Miguel Gonzales, promotor de la ruta especial de playa del Metropolitano, indicó que el servicio pasa con una frecuencia de 10 a 15 minutos y lleva a los bañistas a las playas Las Sombrillas, Agua Dulce, Pescadores y La Herradura. A lo largo de este pequeño pero importante corredor, los buses transportan a más de mil personas diariamente. La cantidad se triplica los fines de semana.

“La ruta especial opera desde las 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde de lunes a viernes. Los sábados desde la misma hora, pero hasta las 6:50, y los domingos, también de 10:00 hasta las 7:00. “Dependiendo de la demanda se pueden aumentar las unidades. Lo importante es que los pasajeros lleguen a su destino con las mayores comodidades”, refirió.

El recorrido, desde su inicio en la Estación Matellini hasta la playa La Herradura, tarda no más de 20 minutos y es un tiempo más que cómodo, explicaron los usuarios, incluso si se le suma los 45 ó 50 minutos que toma llegar desde la Estación El Naranjal hasta la Central de Chorrillos.

RAYOS PELIGROSOS
Ante el intenso calor y el consiguiente impacto de los rayos ultravioleta, la gran mayoría de bañistas ya cuenta con el protector solar, aunque algunos todavía se resisten.

Jonnhy Zorrilla, bañista que estaba acompañado de su esposa y sus dos hijas, indicó que siempre usa protector de factor 50, para evitar sufrir quemaduras y males futuros. Él es consciente de que los rayos solares pueden producir cáncer, y no desea apostar la salud de su familia. Los lentes oscuros, sin embargo, no eran parte de su atuendo playero.

“Siempre nos ponemos protector con el máximo factor para evitar que el sol nos haga daño. Nos ponemos cada vez que salimos del mar, porque nos dijeron que es mejor así. Por último, yo me puedo arriesgar, pero mis hijas no, a ellas siempre las cuidamos bien”, refirió.

Un poco más allá, en Agua Dulce, la situación también es auspiciosa en ese sentido. Los cuerpos y las caras aparecen en su mayoría coloreados de blanco por el bloqueador, pero ciertamente hay grupos que prefieren jugarse la salud en pos de un buen bronceado. Según se comprobó, nadie les había explicado que tener un cuerpo con otro tono, es sinónimo de futuros melanomas u otros males cancerígenos.

Al respecto, la dermatóloga del Hospital de la Solidaridad de Surquillo, la doctora Julia Pancorbo, precisó que el principal factor para desarrollar cáncer de piel es la exposición continua y permanente a los rayos ultravioletas, procedentes de la luz solar y que van a producir mutaciones en el ADN de las células de la piel.

“Si se expone al sol, vista prendas que lo protejan, como sombreros de ala ancha y lentes de sol con protección UV. Aplicar fotoprotector solar por todas las partes expuestas al sol, 30 minutos antes de cada exposición y volver aplicar cada 2 horas o después de nadar o sudar demasiado. Los niños menores de 6 meses no deben ser llevados a la playa”, argumentó la especialista.



SALVAVIDAS EN ALERTA
Desde el pasado mes de diciembre, los agentes de la Unidad de Salvataje de la Policía Nacional se desplegaron en las playas de todo el litoral para proteger a los bañistas. Desde que fueron destacados en estos puntos, han atendido pocas emergencias. El mayor número de incidencias ocurrieron el 1 de enero, luego de que los bañistas, como es común por estas fechas y aunque se recomienda no hacerlo, ingirieron grandes cantidades de alcohol.

Según explicaron agentes de la Unidad de Salvataje, tanto de Agua Dulce como de La Herradura, siempre actúan en parejas y nunca se despegan de su puesto de vigilancia. Están atentos a cualquier contingencia desde las 9:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde. Antes de retirarse, dan las recomendaciones necesarias a los bañistas que todavía se encuentran en la zona.

“Trabajamos en parejas y no nos despegamos del lugar para nada. Nos traen nuestros alimentos y los comemos aquí, mientras vemos si alguien necesita ayuda. Nunca nos relevamos, estamos siempre los dos. En la tarde, antes de irnos, pedimos a las personas que ya no se metan al mar, y si lo hacen, que tengan mucho cuidado”, refirió uno de los agentes.

Explicaron además que la mayoría de incidentes sucede por la propia negligencia de los bañistas. Dijeron que aproximadamente el 60% de los casos sucede por la bravura del mar, porque las personas se confían de las olas; y un 40% por la ingesta de alcohol, situación que se disparó durante el 1 de enero, tras la nocturna celebración del Año Nuevo.

Aunque los agentes están capacitados para ejercer su función, al parecer el número de estos aún no es suficiente para cubrir las eventualidades. Por ello, deben tomarse cartas en el asunto.

DESORDEN E INSEGURIDAD
En este aspecto, tanto La Herradura como Agua Dulce mostraron deficiencias que fueron advertidas por los bañistas. En la primera playa, la basura, en su mayoría papeles, saltaba a la vista; sin embargo, ningún agente de limpieza se hizo presente. La segunda, algo más limpia, está “contaminada” por ciertas personas que prefieren pasar el verano cometiendo delitos.

LA PRIMERA fue testigo de la detención policial a un grupo jóvenes que intentaron ingresar a la playa en actitudes “matonescas” y presumiblemente bajo los efectos de narcóticos. Dieron vueltas por las inmediaciones, asustaron a las madres de familia, y se retiraron sin que nadie pudiera reprocharles su conducta. La inseguridad es tema pendiente para mejorar este oasis.

Lo extraño es que en Agua Dulce, donde, por ejemplo, se cobra desde el peaje hasta el uso de los baños públicos, no haya agentes de seguridad. En La Herradura no se vio agentes de parques municipales, pero tampoco agentes de limpieza o seguridad que cuidaran a las familias que acuden con sus niños.

Sin duda son temas que las autoridades distritales competentes, en coordinación con la PN, deben atender con premura.


Roger Chuquín
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...