Un pueblo en peligro

Conchucos es un hermoso pueblo de Áncash dedicado a la agricultura y ganadería, con numerosas lagunas y bellos paisajes, un lugar paradisíaco, cuya existencia es amenazada por un dramático caso de actividad minera irresponsable y dañina al medio ambiente.

Por Diario La Primera | 02 agosto 2009 |  2.1k 
Un pueblo en peligro
(1) Hermosa laguna amenazada por represa. (2) Panorámica del pueblo. (3) El futuro de Conchucos se oscurece.
Conchucos podría desaparecer por la irresponsabilidad de una empresa minera.
2137  

En la parte alta, cerca del pueblo, hay una mina de cobre llamada “Magistral”. La empresa propietaria de la concesión ha presentado el estudio de impacto ambiental al Ministerio de Energía y Minas y si éste lo aprueba construiría una presa de relaves de 180 m de altura sobre una laguna y sobre la población.

La habitantes de Conchucos temen que por efecto de un sismo o por lluvias torrenciales, la represa pueda desbordarse en el futuro y ocasionar un aluvión que arrasaría con el poblado entero. En 1936 una pequeña presa que existía en el mismo lugar se desbordó y ocasionó cuantiosos daños. De ocurrir lo mismo con esta presa, la destrucción sería cuatro veces mayor que el aluvión de Yungay, en 1970.

El sismo de 1946 ha dejado además en Conchucos terrenos frágiles y grietas que en algún momento pueden facilitaría las filtraciones de la represa que contaminen la laguna y el río, cuyas aguas beben los pobladores de Conchucos, así como del río y los del Valle Santa.

El artículo 36 de la Ley de Minería porhíbe colocar relaves en cabeceras de cuenca y sobre poblaciones, pero a pesar de ello, el Ministerio de Energía y Minas se ha limitado a pedir a la empresa un estudio de riesgo realizado por un ente internacional. Esta y otras observaciones han sido expresadas por escrito por la comunidad y otras organizaciones al ministerio.

La población exige que el ministerio, en aplicación de la ley y en cumplimiento de su responsabilidad, no apruebe el estudio de impacto ambiental, a menos que la empresa minera ubique la represa de relaves en otro lugar, donde no amenace la seguridad del pueblo.

El 22 de diciembre del 2008, el Ministerio de Energía y Minas hizo 69 observaciones al estudio de impacto ambiental presentado por “Áncash Cobre”, subsidiaria de “Inca Pacific E”, empresa canadiense propietaria del proyecto “Magistral”.

Por ejemplo, la observación Nro. 53 del ministerio dice: La compañía debe complementar el estudio con un análisis de riesgo bajo la hipótesis de rotura de presa de relaves. Y añade que el referido estudio debe ser efectuado por una consultora especializada de reconocido prestigio internacional, ajena a la empresa que ha efectuado el estudio de impacto ambiental.

Por otro lado, es importante considerar el gran volumen del embalse de agua y lodo del depósito de relaves, sumado a los materiales del dique propuesto por el estudio de impacto ambiental actual (aproximadamente 150 millones de metros cúbicos en la etapa de producción y más de 300 millones de metros cúbicos después del cierre de mina a tajo abierto).

En caso del colapso del dique se produciría una gigantesca avalancha de agua, lodo y rocas sobre el pueblo de Conchucos y sobre otras poblaciones aledañas, aguas abajo, a lo largo de los ríos Conchucos, Tablachaca y Santa hasta la desembocadura en el mar de Chimbote.

Otro peligro a considerar son los efectos de la explosiones diarias, cuyas bajas frecuencias pueden activar la fallas geológicas de Huagor, Cumbal y de la laguna San Lorenzo, cercanos a Conchucos, alterando la vida de la fauna silvestre y de crianza.

La amenaza a la existencia misma de Conchucos es real, por lo que los pobladores demandan que las autoridades del sector minero actúen para impedirlo.

Lo que manda la ley

El artículo 36 del título segundo del Reglamento de Protección Ambiental (Ley de Minería) que a la letra dice:

1. No ocupar cauces de flujos de agua permanente, como arroyos, riachuelos o ríos.

2. No deberán estar ubicadas en cuencas sujetas a aluviones, huaicos o torrenteras.

3. Ubicarse, preferentemente, sobre terrenos de mínima permeabilidad y alta estabilidad.

4. Evitar ocupar áreas situadas aguas arriba de poblaciones o campamentos.

5. Evitar ocupar en las orillas de cuerpos lacustres o marinos.

Ismael Mujica
Redacción

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario