Un “Pinocho” para Perenco

La organización francesa “Los Amigos de la Tierra” propuso a la empresa transnacional petrolera Perenco como una de las finalistas para ganar el antipremio “Pinocho” en la categoría de Derechos Humanos, por no decir toda la verdad sobre su intención de explotar el petróleo de los lotes 121 y 67 ubicados entre las cuencas de los ríos Napo y Tigre en la región Loreto, muy cerca de la frontera con Ecuador.

| 29 noviembre 2009 12:11 AM | Especial |  1.2k 
La extrema flexibilización de las leyes sociales y ambientales no aseguran la protección del ambiente ni de las etnias nativas.
Dice que trabaja con responsabilidad social y ambiental, pero la realidad es totalmente distinta.

Más datos

Régimen internacional. En Francia y Europa en general hay un marco legal más estricto que en Perú para las actividades extractivas como la explotación de hidrocarburos, sin embargo, como bien advierten “Los Amigos de la Tierra”, “las multinacionales aprovechan vacíos legislativos para realizar sus actividades en detrimento del respeto de los derechos sociales, empresariales o del medio ambiente en los países del sur. Por eso esa entidad reclama “un marco jurídico a nivel internacional vinculante, a fin de obligar a las empresas a asumir sus responsabilidades”.
1255  

Los premios “Pinocho”, en alusión al famoso personaje cuya nariz crecía cada vez que decía una mentira, son otorgados anualmente a empresas francesas que incurren en franca contradicción con sus postulados de responsabilidad civil que, según las leyes de ese país, deben inclinarse al concepto de desarrollo sostenible, en armonía con los derechos humanos y con el medio ambiente.

La empresa anglo-francesa Perenco ha sido elegida este año por “Los Amigos de la Tierra” porque aparenta ante la sociedad y sus accionistas una imagen de empresa regida por canones de responsabilidad social y ambiental, pero los ambientalistas europeos y de todo el mundo han tomado nota de la protesta amazónica del 2008 y de este año que tuvo el lamentable saldo de 34 víctimas mortales, pese a lo cual Perenco persiste en sus emprendimientos de explotación de hidrocarburos en territorios que, al menos en el caso del lote 67, están superpuestos en la Zona Reservada de la cuenca del Pucacuro. Está en trámite la creación de la Reserva Territorial Napo Tigre, con la finalidad de preservar la gran biodiversidad de la ecorregión Napo, donde la candidata al premio “Pinocho” pretende sacar petróleo.

Más aún, Perenco niega en su página web la existencia de tribus no contactadas en “sus” lotes, cuando en diversas ocasiones ha recibido pruebas de la existencia de estos en los territorios de ambos lotes petroleros de las tribus cacataibos e isconahua, además que también se ha probado la existencia de un grupo de matsiguengas aislados, además de los mashco-piro, los mastanahua, los murunahua (o chitonahua) los nanti y los yora.

Hay por otra parte una resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que obliga al gobierno peruano a no permitir perforaciones en busca de gas y petróleo en tierra de pueblos indígenas sin su “consentimiento informado”, es decir sin “consulta previa”. Así señala la recomendación del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, luego de los graves sucesos del 5 de junio pasado.

Biodiversidad
La Zona Reservada de la cuenca del Pucacuro fue creada en el 2005, muchos años después que las comunidades indígenas de “Alfonso Ugarte”, “Santa Clara de Yarinal”, Santa María de Providencia”, “Santa Elena y 28 de Julio” iniciaran este proyecto que procuraba la preservación de la rica biodiversidad de la gran ecorregión Napo.

Esta ecorregión destaca a nivel mundial por ser la de mayor diversidad de especies por área y por la riqueza de tipos de vegetación y hábitats presentes. “Su buen estado de conservación demuestra que existe una buena integración de hábitats para que se cumpla el ciclo biológico de todas las especies propias del área, exceptuando las especies migrantes. La cuenca del Pucacuro comprende la unión de 3 ríos principales: Pucacuro, Tangarana y Baratillo, sin embargo, su red hidrográfica esta conformada por más de 150 cuerpos de agua, cuyos potenciales hidrobiológicos demuestran ser áreas con poca intervención antrópica y con mucho potencial turístico, sobre todo para turismo científico y de aventura”, dice la revista Nº 4 del Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana.

En peligro de extinción
Con el avance territorial y cultural de la civilización occidental algunas comunidades viven un proceso de adaptación intercultural, pero otros miembros sencillamente decidieron evitar todo contacto y tomaron el camino dentro de los bosques profundos de la Amazonía.

Sin embargo, cada vez son más estrechos los territorios en que pueden desarrollar su modo de vida, por la creciente contaminación de ríos y suelos y la depredación de los bosques.

Instituciones como Survival International han dado varias pruebas de la existencia de estos pueblos “no contactados”, que ahora enfrentan la amenaza de desaparecer por el ingreso de grandes empresas que buscan extraer petróleo o gas de nuestro subsuelo, que es más de ellos.

El 18 de setiembre de 2007, un avión de la Sociedad Zoológica de Francfort detectó la presencia de unos 21 “no contactados”, probablemente mashco-piro, en un campamento provisional a la ribera de un río. “Seis semanas después de esta observación, el presidente peruano Alan García declaró a la prensa que los indígenas aislados eran una ‘invención de los ecologistas’ hostiles a la actividad petrolera”, informó Survival.

Susana Grados Díaz
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125388 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.