Triste abandono de programas sociales

Sobre las mujeres recae el peso del hogar, de la atención a la familia, de velar por la salud de los hijos y de la pareja. Sobre las mujeres hay mucho que decir, y estas últimas semanas han captado la atención con un debate sobre la despenalización del aborto que, en resumidas cuentas, es un debate sobre si tienen derecho, o no, a decidir sobre la salud de sus cuerpos, de sus propias vidas.

| 25 octubre 2009 12:10 AM | Especial | 750 Lecturas
Triste abandono de programas sociales
Presupuestos cada vez más reducidos para los programas sociales.
Estado no atiende a comedores populares y Vaso de Leche. Exigen más presupuesto, pues el actual está congelado hace años.
750

En medio de ese clima de malestar social e inconformidad por los atropellos de los sectores ultraconservadores se discute también otro pedido, el de incrementar los presupuestos para dos de los principales programas de asistencia social: los comedores populares y el del Vaso de Leche.

LA PRIMERA conversó con Relinda Sosa, presidenta de la Confederación de Mujeres Organizadas por la Vida y el Desarrollo Integral (Conamovidi) e Ivón Tapia, presidenta de la Coordinadora Metropolitana del Vaso de Leche, y ambas expresaron las necesidades y carencias que hacen necesario que el presupuesto de los programas que dirigen se incrementen, pues están congelados desda hace cinco y doce años, respectivamente, a pesar del incremento del costo de vida, la crisis financiera mundial y la inflación.

Subsidio parcial
En el caso de los comedores, Sosa expresó el malestar de cientos de miles de beneficiarios del programa, ya que el presupuesto que le asigna el Estado no supera los 128 millones de soles, monto que cubre sólo el 19% de cada ración diaria. “El resto lo ponen el beneficiario, con el óbolo que da por la comida, y, en su mayor parte, las mujeres que trabajan en los comedores. Se ha analizado este trabajo y hemos concluido que cada mujer por el trabajo que realiza en la elaboración de las raciones debería percibir un sueldo de siete soles diarios. Al no existir tal remuneración, el gobierno se ahorra un total de 65 millones de soles cada año, y esto sólo en Lima, pues a nivel nacional la cifra es el doble”.

Además, por el trabajo que realizan a diario, Conamovidi plantea que las mujeres accedan al sistema de jubilación, en el modelo de pensiones no contributivas, pero hasta la fecha no han conseguido nada.

Y para el Vaso de Leche el panorama es igual o más desolador. Además de solicitar desde hace 12 años que los 363 millones de soles que les destinan se incrementen conforme a los criterios del costo de vida actual, surge un problema quizá mayor que afecta seriamente al grueso de los beneficiarios del programa, la población más sensible: los menores de hasta 36 meses de edad, que dejaron de recibir la leche entera, reemplazada por un complemento vegetal enriquecido, que se denomina “leche modificada”, pero que del lácteo sólo lleva el nombre.

Tapia explica que esto se dio para beneficiar al proveedor de la leche, la empresa Gloria, la misma que a la leche entera (animal) le extrae la grasa animal y le agrega un producto de origen vegetal (en la mayoría de casos obtenido de la soya) y vitaminas. “Este producto llamado leche modificada no sirve para la alimentación de los menores de tres años de edad. Ellos necesitan las grasas animales para el completo desarrollo de sus capacidades psicomotrices”, asegura Tapia.

Para Tapia el sistema de pensiones por jubilación no contributiva también debe evaluarse para las mujeres que trabajan en los comités del Vaso de Leche.

Omar Olivares
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD