Trilce: 90 años de una revolución literaria

El viernes se cumple 120 años del natalicio del más grande poeta peruano hasta hoy, César Vallejo. Pocos imaginarían también que hace noventa años y desde una cárcel peruana, Vallejo elevó una voz que todavía conmueve a las letras universales con “Trilce”, el poemario más radical escrito en lengua española.

| 14 marzo 2012 12:03 AM | Especial | 6.8k Lecturas
Trilce: 90 años de una revolución literaria
DOBLE CELEBRACIÓN
6838

Aparecido en plena irrupción del vanguardismo en el mundo, “Trilce” ejemplificó la renovación del acto poético esencial, un esfuerzo de reducir el lenguaje a lo indispensable para alcanzar una entraña esencial. Su técnica poética rompe violentamente con toda influencia literaria, liberándose audazmente de la métrica, rima, sintaxis y toda lógica aparente. Exhuma palabras antiguas e inventa otras, utiliza términos científicos y expresiones populares de la vida cotidiana; todo ello hace eventualmente caer al autor en el hermetismo.

Aunque el origen de “Trilce” data de 1918, siendo la mayor parte escrita en 1919, fueron las etapas más dramáticas de su existencia las que motivaron su radicalidad poética: la muerte de su madre y la sensación de no ser aceptado totalmente en Lima:

XXVIII
He almorzado solo ahora, y no he tenido
madre, ni súplica, ni sírvete, ni agua,
ni padre que, en el facundo ofertorio
de los choclos, pregunte para su tardanza
de imagen, por los broches mayores del sonido.

Sin embargo, los 112 días que permaneció en la cárcel de Trujillo, acusado injustamente de agitador e incendiario, marcaron el profundo sentimiento de exclusión del poeta que se ve reflejado desgarradoramente en la obra:


XVIII
Oh las cuatro paredes de la celda.
Ah las cuatro paredes albicantes
que sin remedio dan al mismo número.
Criadero de nervios, mala brecha,
por sus cuatro rincones cómo arranca
las diarias aherrojadas extremidades.
Es en la celda donde las necesidades fisiológicas son materia de inspiración:

I
Quién hace tanta bulla y ni deja
Testar las islas que van quedando.
Un poco más de consideración
en cuanto será tarde, temprano,
y se aquilatará mejor
el guano, la simple calabrina tesórea
que brinda sin querer,
en el insular corazón,
salobre alcatraz, a cada hialóidea
grupada.

Estructura revolucionaria
A diferencia de su antecesor, “Los heraldos negros” (1919), en donde cada poema consta de un título propio, “Trilce” es una serie de 77 poemas numerados con dígitos romanos; ello hace que cada poema sea una unidad subsistente por sí misma y en sí misma.

En “Trilce” el amor puede convertirse en una pasión incontrolable debido a un “estruendo mudo”:

XIII
Pienso en tu sexo.
Simplificado el corazón, pienso en tu sexo,
ante el hijar maduro del día.
Palpo el botón de dicha, está en sazón.
Y muere un sentimiento antiguo
degenerado en seso.

“Trilce” empezó a circular en octubre de 1922 al precio unitario de 3 soles; constaba de 121 páginas de texto con el prólogo de Antenor Orrego. La edición de 200 ejemplares fue costeada por el propio Vallejo e impresa en los Talleres de la Penitenciaría de Lima.

Polémica en el nombre
Muchos vallejianos salen al paso con diversas teorías acerca del origen de la palabra “Trilce”, el propio Vallejo se encargó de absolver a la interrogante durante una entrevista concedida al periodista español César González Ruano: “Trilce no quiere decir nada. No encontraba en mi afán, ninguna palabra con dignidad de título, y entonces la inventé: Trilce. ¿No es una palabra hermosa?”.(1)

“Nadie es profeta en su tierra”
Como suele suceder con los grandes, “Trilce” pasó casi inadvertida y vilipendiada cuando no incomprendida, tal como lo manifestó Luis Alberto Sánchez: “Y he aquí, ahora, a un poeta brujo. A un poeta, con cuyo libro lucho en vano, pues cada línea me desorienta más, cada página aumenta mi asombro. ¿Por qué ha escrito ‘Trilce’, Vallejo? (…) Trilce fue una isla incógnita y repudiada. Orrego y yo nos hicimos el hara-kiri crítico al amparar eso que los ‘viejos’ llamaban, irritados, ‘disparate’, y los jóvenes ‘pose’” (2). El poemario permaneció en el olvido por varios años, hasta que en 1930 fue reeditado en España con prólogo de José Bergamín, marcando así el inicio de su revalorización en el mundo de las letras hispanas.

(1) Diario El Heraldo (Madrid-España, 27 de Enero de 1931)

(2) Sánchez, Luis Alberto: “César Vallejo”, epílogo de “Poemas humanos” (París, Les Editions des Presses Modernes au Palais Royal, 1939.)



120 Años del Poeta Universal
César Abraham Vallejo Mendoza (Santiago de Chuco, Perú, 16 de marzo de 1892-París, 15 de abril de 1938), fue, según el crítico Thomas Merton, “el más grande poeta universal después de Dante”. “Los heraldos negros” (1918) y “Trilce” (1922) fueron sus primeros poemarios. En 1923, apareció su primera obra narrativa, “Escalas melografiadas”. Su novela “El tungsteno” y la crónica “Rusia en 1931”, un “best seller” de esa época, aparecieron en 1931, cuando él ya estaba instalado en Europa, de donde nunca más volvió al Perú. Por entonces escribió también “Paco Yunque”, publicado años después de su muerte. Sus poemas póstumos fueron agrupados en dos poemarios: “Poemas humanos” y “España, aparta de mí este cáliz”, publicados en 1939 gracias al empeño de su viuda, Georgette Vallejo.

Se conoce que lo único que se conserva del cuerpo de Vallejo en el Perú se encuentra en la casa del pintor Fernando de Szyszlo. En los años 50, Szyszlo realiza una carpeta de grabados en honor al poeta; la viuda, Georgette de Vallejo, le regala al pintor peruano, en gratitud por esa obra, un mechón del poeta.Vallejo falleció a los 46 años de edad. Georgette, su viuda, le cedió la tumba de su familia en el cementerio de Montrouge:“Cuando él murió, estuve ciega durante cuatro horas. Estuve loca”, dijo. Fue la principal difusora de la obra y el nombre de César Vallejo en el mundo. Se sabe que tuvo que ahorrar una vida para comprar un espacio en el cementerio de Montparnasse, a donde finalmente fue trasladado el vate, debido a que él quería estar entre los grandes de la literatura que descansan en ese espacio. En el epitafio de la 12a División, 4ta Línea del Norte, N° 7, Georgette coloca en ese epitafio: “He nevado tanto, para que duermas.”



Noticias de Vallejo
Conferencia en Londres

Con motivo de los 120 años del natalicio de César Vallejo, en el mundo se realizarán diversos homenajes. Este 16 y 17 de marzo, por ejemplo, la University College de Londres, de cuyas aulas han salido 21 premios Nobel, será la sede de la conferencia “Volver a mirar a César Vallejo en el siglo XXI”.

Libro sobre Vallejo en París
Hace poco, el poeta peruano Reynaldo Naranjo presentó la segunda edición de “César Vallejo en el siglo XXI” (editado por la Universidad César Vallejo), una investigación encargada por la Unesco en los años 70 que recién pudo publicarse y cuya primera edición se agotó rápidamente. Fotografías, planos y testimonios inéditos, entre otros, se ven en esta publicación que contiene los itinerarios del poeta en Santiago de Chuco, Trujillo y Lima, además de la reconstrucción del paso de Vallejo por España y París.

La estancia de Vallejo en Trujillo
Hace unas semanas, el poeta cajamarquino Jorge Díaz Herrera, de visita a Trujillo como homenajeado por la Primera Feria Internacional del Libro organizada por la Cámara Peruana del Libro en esa ciudad, mostró su preocupación porque el edificio donde se encuentra el cuarto en que Vallejo pasó unos años como estudiante y profesor en esa ciudad, se encuentra en venta. El destino de esa habitación vacía es importante para los intelectuales del norte peruano, especialmente, y del Perú, en general. Díaz Herrera llamó la atención de que la habitación del poeta peruano más universal de todos los tiempos se encuentre actualmente vacía y las autoridades no le hayan dado el cuidado que se merece.


Ernesto Toledo Bruckmann
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD