Terror contra inmigrantes en Alemania

Toda una organización terrorista creada y amparada por el ultraderechista partido NPD, de inspiración hitleriana, podría llegar a su fin si las autoridades de Alemania dejan de ponerse de costado y enfrentan resueltamente a los asesinos que durante una década han causado más de 130 muertes. La prohibición del partido nazi NPD se hace inevitable.

| 19 noviembre 2011 12:11 AM | Especial | 1.8k Lecturas
Terror contra inmigrantes en Alemania
NEONAZIS AL ACECHO

Más datos

La canciller Ángela Merkel ha anunciado empezar un nuevo proceso para la prohibición del NPD. La prohibición de este partido ha debido suceder hace años. Ha sido una exigencia de millones de inmigrantes y demócratas que hasta hoy no ha sido escuchada. Pero nos preguntamos ¿porqué la clase política y la sociedad alemana no lo ha hecho hasta ahora en un país donde el nazismo ha causado tantas muertes y destrucción no solamente en Alemania sino en el mundo entero?
1888

En el transcurso de más de una década las organizaciones de inmigrantes han exigido, sin éxito, del gobierno el esclarecimiento de asesinatos , atentados y agresiones violentas a inmigrantes en Alemania. En los últimos años cerca de 1 000 personas fueron víctimas de ataques ultraderechistas. Desde 1990, año de la unificación alemana, según datos de las organizaciones de víctimas y periodistas, han sido asesinados por neonazis más de 130 personas. Curiosamente , el gobierno alemán sólo registra 40 asesinatos.

Los reclamos y las exigencias de esclarecimiento de las víctimas y organizaciones sociales no fueron escuchados y algunas veces ignorados de tal forma que el peligro de la violencia creciente del neonazismo era trivializada y simplificada. Asesinatos ultraderechistas de carácter político eran caracterizados como actos criminales comunes.

Ahora, después de haber descubierto que algunos de estos asesinatos fueron ejecutados por una célula terrorista neonazi, llamada “Nationalsozialistischer Untergrund - NSU” (célula nacional socialista clandestina), se pone en evidencia que algunos de estos asesinatos, atentados con bombas, robos de bancos y otros actos violentos fueron preparados sistemáticamente y ejecutados con sangre fría.

Despúes de un asalto a un banco en Einsenach (Turingia – Alemania), fueron encontrados muertos en un auto caravana dos miembros de esta célula cerca de Eisenach y el arma con la que se había asesinado a una mujer policía. Al mismo tiempo, que en Zwickau (Sajonia) se incendiaba la casa de estos en la que convivían con Beate Z., militante de esta célula, y en la que se encontró muchos indicios relacionados con los crímenes antes mencionados. Desde 2000 al 2007 fueron asesinados 8 turcos y un griego en sus negocios de venta y de una manera parecida, tiros en la cabeza y en la garganta.

Desde que la fiscalía federal ha reconocido la relación de estos asesinatos, y posiblemente de otros atentados y actos terroristas que están por aclararse, con la actividad de esta célula, se ha prendido nuevamente una discusión en la sociedad alemana sobre el terror neonazi, el papel del partido ultraderechista alemán NPD, la ineficiencia del aparatato de seguridad y el “Verfassungschutz”, entidad gubernamental que se encarga de proteger la Constitución y el sistema democrático alemán, que van a traer serias consecuencias políticas.

Están abiertas muchas preguntas que tienen que aclarse, por ejemplo, cómo y cual era la relación entre los agentes de seguridad y los terroristas? Qué papel ha jugado y qué sabía el “Verfassungschutz”? cómo pudieron los miembros de ésta célula pasar a la clandestinidad y desaparecer, sabiendo que esta entidad gubernamental tenía contacto con ellos, ya que alguno trabajaba como informante para esta entidad? Por qué ha tenido que pasar más de diez años para localizar a esta célula terrorista y empezar aclarar muchos asesinatos? Por qué se ha tratado de trivializar, simplificar y muchas veces ignorar el peligro del terror ultraderechista para la democracia alemana del sector más pardo de la sociedad alemana? Existe una relación entre la célula terrorista neonazi y los funcionarios y cuadros del partido nacionalista democrático alemán (NPD)?

La canciller Ángela Merkel ha anunciado empezar un nuevo proceso para la prohibición del NPD. La prohibición de este partido ha debido suceder hace años. Ha sido una exigencia de millones de inmigrantes y demócratas que hasta hoy no ha sido escuchada. Pero nos preguntamos ¿porqué la clase política y la sociedad alemana no lo ha hecho hasta ahora en un país donde el nazismo ha causado tantas muertes y destrucción no solamente en Alemania sino en el mundo entero? La verdad es que no se le ha dado la debida importancia al tema, se lo ha minimizado y muchas veces ignorado. Por esta razón se explica también porque el aparato de seguridad del Estado no ha estado a la altura, ni suficientemente preparado para aclarar estos y otros crímenes. Por ejemplo, no cuenta con un banco de datos a nivel federal que reúna todas las informaciones de la actividad neonazi recolectadas en diferentes Estados federales y regiones. La actuación de los informantes de la seguridad que recibían dinero por información es muy discutible, muchos de ellos, miembros dirigentes de este partido,han utilizado este dinero para levantar y mejorar la infraestructura y los medios de este partido. Qué ha pasado, ingenuidad o superinteligencia? Talvez los gobernantes de turno pensaron que con esta actitud evitaban un desgaste o desprestigio internacional de la Alemania demócratica de la postguerra porque precisamente el tema del nazismo en todas sus formas es muy sensible, no solamente en Alemania sino en toda Europa y el mundo entero. O ¿cuáles han sido las razones políticas? O ¿es que han pensado algunos que Alemania se puede dar el “lujo” de tener una fuerza ultraderechista establecida en su sitema democrático y que la democracia alemana es suficientemente fuerte para controlar y tolerar a una fuerza política ultraderechista en su sociedad?



El primer y único intento de prohibir a este partido fue durante el gobierno de la coalición socialdemócrata-verde en el 2001 y éste fue parado por el Tribunal Constitucional Federal en el 2003 debido a la presencia de agentes encubiertos del sevicio secreto en el NPD y con el argumento de que las pruebas de inconstitucionalidad, por este motivo, no podrían ser utilizadas por el Tribunal. Este intento fracasó y esperemos que el próximo tenga éxito porque ha llegado el momento de iniciar una lucha frontal contra el neonazismo y el ultraderechismo en Alemania. La prohibición del NPD sería sólo el primer paso entre muchas medidas (policiales, de esclarecimiento sobre el rol de fascismo, de educación, de confrontación con la ideología neonazi, etc.) que permitirá curar a Alemania de esta enfermedad.

Han pasado más de diez años y la actividad de los agentes encubiertos, informantes, no ha sido muy efectiva ni muy necesaria, así los demuestran los últimos acontecimientos. Es más, existe la opinión de algunos expertos, que estos agentes han utilizado su situación y el dinero del Estado para desarrollar su actividad extremista. De tal forma que es necesario una restructuración del aparato de seguridad que se ocupa del combate a este flagelo, es necesario también una nueva actitud frente a la ideología y movimiento ultraderechista en Alemania.

La revelación de estos hechos sangrientos, de la existencia del terror neonazi organizado, el destape informativo que esto ha causado, más la indignación de las víctimas del terror y de las organizaciones sociales y demócratas, han presionado de una manera muy veloz al gobierno para que inicie un nuevo proceso de prohibición del NPD. Por esta razon la canciller Merkel ya lo ha anunciado. Ella ha dicho también que la serie de muertes ocasionadas por el terror neonazi es “una verguenza” para el país. Nosotros diríamos que más que una verguenza es un duro golpe al sistema democrático alemán de la post- guerra.

Ha llegado el momento, después de años de trivialidades, titubeos y tolerancia frente al ultraderechismo, de tomar acciones consecuentes contra el neonazismo en Alemania. Las oganizaciones de inmigrantes hace años vienen exigiendo la prohibición del NPD como una de las acciones, junto a las medidades de precaución y esclarecimiento y educación, para el combate al ultraderechismo en Alemania. El gobierno tiene la obligación de aclarar estos hechos y ejecutar consecuentemente las medidas necesarias para defender la democracia en Alemania.

El NPD es el brazo político del movimiento nazi en Alemania, se financia en la actualidad paradójicamente de los impuestos pagados por todos los alemanes y nutre ideológicamente a todos los grupos neonazis. El movimiento neonazi incluye no solo una representación parlamentaria si no también varias subculturas y organizaciones ultraderechistas donde activan mujeres, niños, adolescentes, estudiantes y adultos que trabajan en clubes y grupos comunitarios. Es un movimiento no en el extremo de la sociedad si no en su centro, falsamente se pensaba que solamente eran los jóvenes desocupados sin futuro, ahora se ha demostrado que también son gente que tiene profesión, llevan corbata y están presentes en círculos intelectuales.

El NPD es fuerte sobretodo en los estados federales de la antigua República Democrática Alemana (RDA), en el Este alemán, y está presente como fuerza política y fracción partidaria en varios parlamentos federales del Este alemán, ha logrado de una manera muy sutil y refinada, con slogans anticapitalistas y antiglobalización, captar la simpatía y militancia de muchos jóvenes y votantes en esta parte de Alemania. Su ideología se basa más en un racismo cultural, es decir, la cultura alemana está sobre otras culturas inferiores, que es el racismo puro y utiliza más el argumento de la superioridad de la cultura al de la raza.

Sin embargo, la violencia pertenece a su ideología ultraderechista, que se basa en la supuesta desgualdad de los hombres, que otorga el derecho a las etnias supuestamente superiores actuar violentamente contra los “invasores inferiores”, inmigrantes, etnias inferiorres y opositores políticos. Para el NPD la etnicidad y la cultura son la base de la dignidad del hombre, de tal manera que la inviolabilidad de la dignidad humana esta acondicionadada a la cultura y la etnicidad. Así este partido se torna anticonstitucional, es decir en contra de lo establecido en la constitución alemana, y más aún en contra de carta de los derechos humanos de las Naciones Unidas que declara que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.


Rubén Cárdenas Carbajal

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD