Sabotaje a proyecto nacional

He aquí cómo saboteó un proyecto de interés nacional, decisivo para el progreso de Ayacucho, Ica y Arequipa.

Una inversión de cuatro mil millones de dólares fue postergada porque Alan García, entonces Presidente del Perú, pidió, a través de Luis Nava Gilbert, su secretario, la mitad de las acciones. Nada menos. Es decir, una coima de miles de millones de dólares. A perpetuidad. Ese furor de codicia derrumba todos los antecedentes en América Latina, y supera incluso la coima de 40 por ciento que cobraban los generales fujimoristas por la compra de chatarra militar. Este proyecto es más importante que Conga, porque el oro de Conga se agota en 15 o 20 años; en cambio, los frutos de Pampas Verdes pueden durar siglos.

Por Diario La Primera | 17 jun 2012 |    
Sabotaje a proyecto nacional
Ingeniero Percy Guerra, presidente del proyecto que puede cambiar el rostro de gran parte del sur peruano.
LA COIMA GIGANTESCA QUE ALAN GARCÍA QUISO COBRAR

Ahora que una megacomisión del Congreso investiga las cuentas del expresidente Alan García, sería bueno que pusiera bajo la lupa los grandes contratos y concesiones que autorizó, porque es vox populi que él cobró en muchos casos coimas que afectaron los ingresos del Estado, encarecieron obras y estafaron a los ciudadanos. Collique, puertos, terrenos del Ministerio de Educación son algunas de sus hazañas.

El presente informe revela un intento multimillonario. El propósito era cobrar para autorizar, no alguna prebenda, sino simplemente la compra de terrenos. Luis Nava fue el negociador. Pero es de García la responsabilidad de retrasar durante años un proyecto que pudo –y puede- significar grandes trabajos de irrigación e hidroeléctrica y miles de empleos.

La historia es la siguiente. En 2002, el Estado otorgó a la empresa Electropampas la concesión Pampas Verdes para un proyecto de propósito múltiple: hidroenergético con irrigación de un vasto desierto, alejado de ciudades. La más cercana dista siete kilómetros. La hidroeléctrica sería la más grande del Perú. Si la del Mantaro rinde 200 megavatios, la de Pampas Verdes producirá 9000 (nueve mil) megavatios. Será para el sur del país un poderoso aporte de energía con una fuente renovable.

Chavimochic, la irrigación que costó al Estado –es decir, a todos los peruanos, beneficia 70 mil hectáreas. Pampas Verdes irrigaría 218,015 hectáreas de tierras baldías.

El proyecto beneficiará a Ica y Arequipa, pero sobre todo a Ayacucho, donde se efectuará el 65 por ciento (US$ 2,600 millones) de una inversión que abarca 3.990 millones de dólares.

INGENIERÍA DE ALTA CALIFICACIÓN
Pampas Verdes ha trabajado hasta ahora con capitales propios. Está programada la asociación con capitales suizos, que siguen con interés el desarrollo del proyecto, sin duda con la consiguiente alarma por el obstáculo García.

El aporte de los consultores suizos con los cuales trabaja Pampas Verdes implica ingeniería de alto nivel. Sus especialistas han sido llamados para reparar el túnel de Olmos, que tiene 20 kilómetros y se desplomó en noviembre último. El túnel de Pampas Verdes requerirá 300 metros de perforación. “Hay que construirlo con perforación diamantina”, nos dice el ingeniero Percy Guerra Ronchi, presidente del directorio de Electropampas S.A. “Eso es caro; pero hay que hacer un trabajo muy serio, para que el túnel soporte el peso de arriba y el peso del agua”.

La idea es represar los ríos Carocha y Urubamba, de Ayacucho, creando dos embalses con un volumen útil combinado de 5 477 millones de metros cúbicos.

Explica el ingeniero Guerra que en el área del proyecto hay un hecho curioso: Los embalses que se van a formar, que son inmensos, no pertenecen a la comunidad, sino a particulares. “Todas las tierras que se van a afectar”, precisa, “son de particulares, y todos están impacientes por que comencemos”. En el mismo lugar donde se van a construir las represas se van a formar dos lagunas.

“Las lagunas”, añade, “están a cuatro mil metros de altura. Ahí no hay población. A esa altura ni el ichu crece. No hay ganadería, ni pastores”.

Gracias a eso, aparte de la irrigación, se crearán cuatro centrales eléctricas, con una capacidad instalada de 2 524 megavatios.

La empresa suiza que apoyó en la ingeniería del proyecto reemplaza a Electrowatt Ingenieros Consultores. Desde 2008 forma parte en el Perú de Pöyry Energy, una consultora de actividad y prestigio mundial. Tiene presencia en 49 países de Europa, Asia y África, así como en Canadá y varios países de Sudamérica. Su trabajo abarca no sólo la energía hidroeléctrica, sino también la instalación de centrales termosolares, plantas de biomasa y centrales eólicas.

Característica de los ingenieros de Pampas Verdes es que, antes de gestionar las autorizaciones en Lima, emplearon dos años y medio en consultas previas con cada comunidad cercana a las obras futuras.

Guerra señala que tiene verificado la propiedad de cada chacra o parcela de los propietarios de la zona alta. Muestro 3 títulos otorgados por el rey de España, en la época colonial.


Alan García saboteó el proyecto porque pretendía 50 por ciento en las acciones de la empresa.

EL ESCOLLO GARCÍA
El proyecto se detuvo debido a que es imprescindible que el Estado lo declare de interés nacional. Los promotores no pedían más que eso a fin de lograr autorización para comprar 109 520 hectáreas de tierras eriazas de Nasca (Ica) y de 108 495 hectáreas en Caravelí (Arequipa).

Sólo si el Estado declara de interés nacional el proyecto, la Superintendencia de Bienes Nacionales puede autorizar la valoración de las tierras y su transferencia al sector privado. Esa declaración permitiría comprar al Estado las tierras involucradas en el proyecto de irrigación, y lograr el financiamiento para las centrales hidroeléctricas.

Aquí es donde intervino la mano negra de Palacio. El entonces Presidente pensó sin duda que podía incrementar su fortuna, ya cuantiosa, de un solo plumazo. Un leve movimiento de sus dedos estamparía la firma que engordaría su condición de multimillonario en dólares, confirmando así su célebre frase: “la plata viene sola”.

La vergonzosa propuesta, o más bien chantaje, nos fue comunicada por ingenieros de la empresa.

García anduvo volando demasiado alto en este caso. La empresa comprendió que se le exigía encarecer los costos de la obra y, además, reducir en buena medida los futuros beneficios de los accionistas legítimos.

Sabido es que desde la época de Augusto Bernardino Leguía los grandes proyectos de irrigación han beneficiado al norte del país (Chavimochic, Alto Piura). El proyecto Pampas Verdes acarreará agua y luz, así como energía y caminos, al sur.


Paraje de Huancasancos, que fue foco de violencia y puede ser transformado por el progreso.

SE CREARÁN CUATRO CIUDADES
Electropampas prevé que para las obras de construcción del proyecto Pampas Verdes se necesitarán 16 mil trabajadores. Cuando las aguas lleguen a la parte de abajo, pueden surgir 450 mil empleos directos. Muchos más serán los puestos de trabajo que aflorarán cuando las obras hayan concluido.

En lo futuro pueden instalarse en la zona de influencia de Pampas Verdes, según cálculo de los ingenieros de la empresa, 400 mil obreros. Éstos van a necesitar igual número de casas. De allí la idea de crear cuatro ciudades con 50 mil casas cada una.

Ayacucho es una de las regiones más pobres del Perú. Allí surgieron los focos más quemantes de la época de la violencia. Huancasancos, provincia ayacuchana, fue escenario del más cruel terrorismo. Carapo, distrito de Huancasancos, es considerado en el nivel de pobreza extrema. Lucanamarca, otro distrito de esa provincia, también padeció la violencia y figura en la estadística como “muy pobre”.

El proyecto Pampas Verdes abarca áreas aledañas a esa zona, y puede contribuir a mejorar el nivel de vida de sus pobladores.

Los presidentes regionales de Ayacucho e Ica han presentado al Presidente Ollanta Humala una solicitud para que se declare de interés nacional.


Luis Nava, Secretario de Palacio en época de García, planteó el pedido de millonaria coima.

FUTURO LUMINOSO
Los ingenieros de Electropampas indican que en ningún ministerio u otra entidad estatal existe proyecto pendiente respecto a las tierras de Pampas Verdes, de acuerdo a investigación de la Superintendencia de Bienes Nacionales.

No hay, subrayan, en la costa peruana otra área de ese tamaño con posibilidades de agua abundante y con condiciones similares de luminosidad, altas temperaturas de día y frías de noche, elevación y calidad de suelos, que facilitan el cultivo de una amplia gama de frutos, hortalizas y hasta bosques.

Destaquemos que la uva peruana, que es ante todo uva de mesa, para deleite directo del paladar, en el racimo o el pisco, es un milagro que se debe, en Ica sobre todo, al choque dialéctico de las temperaturas. De día, los viñedos se exaltan con el calor quemante; de noche padecen el frío intenso de las paracas, el viento frío. Eso obliga a las plantas a defenderse hundiendo sus raíces en la tierra.


César Lévano
Director


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.