Rejuvenecer el cerebro

La falta de humor en la educación es uno de los factores que impiden el desarrollo de los alumnos y su consiguiente evolución como personas, afirma el poeta, psicólogo, docente universitario y ganador del premio Unesco, Eduardo Rada, quien está a punto de cumplir 20 años ofreciendo recitales semanales de poesía en Miraflores, primero en un local cerrado y luego con “poetas en el parque”, que comenzó a raíz del atentado senderista en la calle Tarata.

| 05 agosto 2012 12:08 AM | Especial | 1.8k Lecturas
Rejuvenecer el cerebro
HABLA PEDAGOGO EDUARDO RADA, PREMIO UNESCO
1838

Con 25 libros publicados, de poesía, ensayo y traducciones, desarrolla los sábados en las mañanas en el Centro Cultural Ricardo Palma su “Cátedra de Neurociencia” en la que imparte conocimientos, de sus variados estudios en universidades peruanas y norteamericanas y de su autoaprendizaje de la mejor manera de rejuvenecer el cerebro.

“Un cerebro para evolucionar, y todos lo podemos, debe ser consciente que no puede seguir sometido a un sistema como el que nos imponen y que además, tiene que ser libre y revolucionario . Quiere decir evolucionado y solidario, tarea que le compete mayormente a los profesores, que lamentablemente en nuestro país están venido a menos y muy mal pagados cuando deben ser los mejor remunerados. En ellos está la tarea de despertar o adormilar o adormecer a la gente”, precisa.

Sostiene asimismo que según una estadística el 81 por ciento de los niños que entran al colegio tienen confianza en sus capacidades de aprendizaje y que por ciertos lavados de cerebro cuando terminan solo el 18 por ciento la mantienen.

EDUCACIÓN Y ENTRETENIMIENTO
“Lamentablemente nos han hecho desarrollar el hemisferio izquierdo del cerebro que es lo lógico, lo masculino, para bloquear el derecho que es innovación, creatividad, lo femenino”, afirma.

El estudioso señala que la educación ha sido separada del entretenimiento, pese a que ambos son consustanciales. La separación sirve para que los traficantes de ilusiones dominen a los individuos y bloqueen su cerebro. “La gente está dormida y sueña que está despierta”.

Añade que, “seguiremos siendo un mendigo sentado en un banco de oro hasta que aprendamos a hacer productiva la educación, pues de no hacerlo, no podremos competir ni aprovechar las oportunidades por más tratados de libre comercio que se firmen. Hay que hacerla humana y de esa manera productiva, competitiva, rentable y por lo tanto global”.

Según el estudioso del tema educativo y psicológico, el origen de la tragedia de la educación reside en la confusión entre el fruto y la raíz. “Queremos cambiar el fruto, pero manteniendo la misma raíz de siempre, nos preocupa el receptor pero olvidamos al emisor. El problema de la educación es que la concebimos de manera exógena o externa en vez de endógena o interna. Queremos enseñar a leer y matemáticas, sin preguntarnos si los educadores han sido entrenados para gestionar su propio talento, y el de sus alumnos. Se pretende cambiar currículos o aumentar horas de estudio, pero casi nadie se plantea qué se enseña y para qué fines”.

REJUVENECIMIENTO
Rada dijo que es importante empezar a cambiar la mentalidad del educador, lo que se logra con un buen sueldo y enseñándole a participar como gestor y no sólo como mero administrador del conocimiento.

“Además de practicar lo que el oráculo por tantos siglos reseña en el famoso eslogan aquel que definía el milagro griego: Conócete a ti mismo. Conocer a los demás es inteligencia, decían los sabios chinos y añadían que conocerse a uno mismo es sabiduría.”

Rada recordó que cuando estudiaba en Estados Unidos, donde obtuvo varias maestrías, el gobierno del país del norte ofreció democratizar la cultura, lo que él pretendió durante diez años a través de una radio cultural de la que fue sacado por el gobierno fujimorista por hacer mención a la obra de Mario Vargas Llosa “La fiesta del chivo”.

Sobre el rejuvenecimiento del cerebro que menciona en sus cátedras puntualizó que para lograrlo es importante tanto el ejercicio físico como el mental, dormir bien, alejarse del cigarro y del estrés, viajar, adaptarse a los cambios sociales, dar sentido a la vida con agradecimiento y disfrutar de la felicidad de las pequeñas cosas.

Mencionó como factores negativos para esa aspiración el exagerado consumismo que lleva a la gente a comprar y comprar como consecuencia de la publicidad engañosa que le crea necesidades falsas “y origina que muchos usen su cerebro solo para consumir”.


Denis Merino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...