Reflexiones electorales

En los países subdesarrollados como Perú, donde la mayoría de la población económicamente activa (PEA) no trabaja, se espera las elecciones municipales, regionales y generales con ansiedad y la esperanza de manejar los dineros del Estado o los contribuyentes para cambiar de suerte o por lo menos lograr un empleo bien remunerado; mientras que en los desarrollados mayormente se aguardan con serenidad, no anhelan cargos públicos porque trabajan y ganan bien o tienen sus propias empresas y solo esperan que los elegidos administren bien su país y con estricto criterio patriótico.

Por La Primera Digital | 09 jul 2014 |    
Reflexiones electorales
Reflexiones electorales en Lima
Por: Miguel Campos Arredondo

A eso se agrega que en los países subdesarrollados casi siempre el voto es obligatorio, en tanto que en los desarrollados es voluntario.

Lograr una victoria en los países pobres es funesto porque se tiene que cargar con el pesado lastre de solventar una frondosa y casi siempre ineficaz burocracia y aparte de eso so pretexto de democracia hay que tolerar los arrebatos de una oposición casi siempre malintencionada para quien la palabra patriotismo no existe, mientras en las naciones desarrolladas a consecuencia de que las autoridades de todo nivel guardan las mejores relaciones con las empresas privadas, a las que nunca desprotegen, salvo etapas de crisis, abundan puestos de trabajo en éstas.

Hay otra gran diferencia: mientras en los países subdesarrollados se imparte una educación para hacer del ser humano un asalariado, dependiente y hasta pobre, en los desarrollados se educa al ser humano para que pueda ser empresario, libre y feliz.


    La Primera Digital

    La Primera Digital

    Escribimos para mejorar el mundo.
    La Primera Digital comparte 4626 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.