Reescribir la historia

“El único deber que tenemos con la historia es reescribirla”, expresaba el escritor ingles Oscar Wilde y con esa misma frase y con la intención de hilar un nuevo discurso peruano y continental, el científico social Héctor Béjar acaba de publicar su libro “Mito y Utopía. Relato alternativo del origen republicano del Perú”, en el que desentraña y contradice lo conocido por los textos de historia.

| 25 noviembre 2012 12:11 AM | Especial | 1.6k Lecturas
Reescribir la historia
HÉCTOR BÉJAR

Más datos

LOS NEGROS HAITIANOS

La contribución de América española y Haití a la independencia de Estados Unidos ha sido borrada de la historia norteamericana. “Los negros haitianos lucharon con Washington y después originaron la primera república negra sin esclavitud en Haití y ayudaron a Miranda y Bolívar. La contribución haitiana a la independencia sudamericana también ha sido ignorada”.
1613

El investigador precisa que los libertadores del siglo XIX no solo fueron guerreros que ganaron en batallas sino revolucionarios como Mariano Morenos, Manuel Belgrano, Manuel Dorrego, Bernardo Monteagudo, Francisco de Miranda, Simón Bolívar y hasta negros haitianos que se enlazaron con la revolución de Túpac Amaru. “Este proyecto integrador que fue abandonado por caudillos criollos debe ser recuperado y continuado”, dice.

“Este libro muestra cómo los latinoamericanos y los peruanos tenemos una conciencia falsa y cómo nos informan y guían mitos extraños. Este libro reivindica las utopías como la etapa inicial de liberación de las conciencias”, afirma el exguerrillero, político y actual catedrático universitario.

Para escribir este texto investigó en archivos de distintas ciudades del Perú como de España, Venezuela, Argentina, Uruguay, México, Nueva York y hasta Londres. Béjar se preguntó muchas veces, según señala, ¿es la situación social y económica de América Latina y el Perú solo una consecuencia de factores económicos y sociales y no de intelectuales y espirituales?, ¿por qué la mayoría de nuestras poblaciones vive en la pobreza material, cuando el territorio que ocupamos contiene riquezas más abundantes y variadas que otras regiones del globo?

También ¿por qué empieza a corroernos la pobreza espiritual? ¿Por qué toleramos abominables regímenes que actúan contra nuestros intereses? ¿Cómo es que nos hemos entregado apenas en el curso de 500 años a la cultura de la revuelta competencia cuando nuestras poblaciones tienen una milenaria tradición de cooperación, reciprocidad y orden? ¿Por qué pudieron y pueden los sectores minoritarios mantener su dominación o su hegemonía sobre las mayorías? ¿Cuáles son las verdaderas columnas que soportan el sistema existente?

Béjar responde “el espacio en que tenemos que movernos para nuestra reflexión es el mestizo-indígena-europeo. El tiempo de influencia de lo europeo abarca cinco siglos de relación, pero el tiempo de origen está centrado en los primeros trescientos años de dominación imperial de Austrias y Borbones que podrían estar latentes en nuestra forma actual de pensar y actuar”.

MITOS CONSERVADORES
Para el también escritor y periodista, existen creencias ampliamente difundidas que unen a los opresores para mantener bajo sujeción o arrastrar tras de sí a los oprimidos o impulsan a las masas contra sus propios salvadores. “Los mitos conservadores justifican su poder y lo afianzan”.

“La hipótesis principal de este libro es que somos lo que creemos y pensamos lo que proviene de un pensamiento colonizado que determina que seamos dominados e injustos. Tenemos que liberar nuestra conciencia para abrir la posibilidad de liberar nuestra existencia.”

Según el libro de Béjar, el pensamiento colonizado se refleja en una versión falsa de la historia que a su vez nos lleva a una versión falsa de nosotros mismos.

Su libro, que de seguro generará gran polémica, asegura que Europa no fue el único centro del mundo, sino uno de muchos junto al Árabe, Bizancio y China. Igualmente, que cuando España conquistó América no era todavía España ya que se encontraba en formación. “Los conquistadores que llegaron a esta parte del mundo eran los pobres, los sobrantes extremeños y castellanos”.

“No fuimos dominados por los españoles sino por los Austrias y sus financiadores que eran los banqueros alemanes y holandeses de Carlos V. No hubo conquista sino guerras civiles entre pueblos diversos en el siglo XVI. Cortés y Pizarro aprovecharon esas contradicciones.”


Denis Merino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD