Ranrapata entre fuegos del Ejército y Sendero

Jorge Camarena, alcalde de Santo Domingo de Acobamba, donde asesinaron a la niña ZoraIda, dice que lugareños deben atender al Ejército y servir bajo amenazas a remanentes senderistas.

| 24 setiembre 2012 12:09 AM | Especial | 2.4k Lecturas
Ranrapata entre fuegos del Ejército y Sendero
Alcalde explica la realidad de su remota comunidad.

Más datos

OLVIDO Y POBREZA

“Es muy lamentable, pero a causa de Zoraida se conoció el olvido y la pobreza en su máxima expresión. Nuestras comunidades no tienen carreteras, electrificación, atención de salud ni de educación. Los niños padecen desnutrición y enfermedades infecciosas”, dice alcalde Jorge Camarena.
2402

El alcalde de Santo Domingo de Acobamba, Jorge Camarena Carhuallanqui, jurisdicción donde fue asesinada la niña Zoraida Caso, reveló que esa población sobrevive entre los fuegos cruzados de los miembros del Ejército a los que deben atender y los terroristas que, bajo amenazas, los usan y les pagan por alimentos y demás productos que necesitan en esa zona de conflicto convertido en lugar de tránsito de los senderistas.

“Los grupos terroristas han cambiado de estrategia en zonas de extrema pobreza y los pobladores del lugar son forzados por estos grupos subversivos que operan en esos lugares a cumplir con sus órdenes y servirles en todo lo que manden. También deben atender los requerimientos del Ejército para no ser detenidos por ser considerados como narcoterroristas” dijo Camarena Carhuallanqui.

En diálogo con LA PRIMERA en Lima, el alcalde dijo que desde hace muchos años las comunidades de Ranrapata, Libertad, Huancamayo, San Antonio de Carrizales y Mariposa, conforman una zona olvidada y que es también lugar de de tránsito temporal de los remanente de Sendero Luminoso para su abastecimiento.

“En esta situación el pueblo siempre termina siendo la víctima. Los terroristas tenían bajo presión a la gente y si no hacían caso los mataban. Ahora le dicen a los pobladores: ‘véndannos, nosotros les vamos a pagar, pon tu precio’, pero si te niegas ya sabes lo que te espera.

“Todos tienen hijos, hermanos, esposa, madre y lo único que aspiran es seguir con vida; entonces no tienen más remedio que venderles sus productos. Ellos llegan con mucho dinero. Las autoridades y el pueblo saben de dónde proviene ese dinero”, añadió el alcalde.

Añadió también que los grupos terroristas encuentran una población abandonada y vulnerable, que no tiene saneamiento ni servicios básicos.

ZORAIDA: OLVIDO, DESNUTRICIÓN
Dijo que Zoraida es considerada una heroína, una mártir en su pueblo, pues su muerte ha permitido que el Gobierno y el país sepan del olvido, la indiferencia y la extrema pobreza en que se encuentra Santo Domingo de Acobamba, prácticamente abandonada por el Estado y a merced de los remanentes del terrorismo.

“Es muy lamentable, pero a causa de Zoraida se conoció que la necesidad y la pobreza en su máxima expresión sigue latentes en nuestro distrito. Nuestras comunidades no tienen carreteras, electrificación atención de salud ni de educación. Es muy triste ver a nuestros niños con desnutrición, con enfermedades infecciosas y sin posibilidades de recibir atención médica en una posta”, añadió.

AGUA COMPARTIDA CON ANIMALES
Con notorio tono indignado el alcalde Camarena Carhuallanqui, añadió: “Imagínese que los pobladores tienen que compartir con las bestias de campo la única fuente de agua que existe en sus poblados. Esperamos que después de los trágicos sucesos comience una nueva etapa que nos permita vislumbrar una realidad diferente”, acotó.

Sin embargo, el alcalde destacó el hecho que después de tantos años de lucha, el actual gobierno haya decidido incluir a Santo Domingo de Acobamba en el Plan Vraem, lo que permitirá dotar de mayores recursos para el desarrollo de la zona.

“Desde julio ya estamos en el Plan Vraem, aunque hasta la fecha no hemos recibido ningún apoyo. Sin embargo, estamos seguros que el Estado invertirá en la lucha contra la pobreza para hacer frente al narcoterrorismo que azota nuestros pueblos”, señaló.

SANEAMIENTO RURAL
El burgomaestre señaló que el Estado tiene un programa de Saneamiento Rural en el Ministerio de Vivienda pero tiene una cobertura deficiente que no permite a los pobladores que viven dispersos el acceso al agua y saneamiento.

Dijo que hay barreras o formalidades que traban el acceso a este servicio y exigencias que se invierta dos mil soles por cada unidad familiar. Reveló que en ese distrito, por ejemplo, se han instalado letrinas de apenas 60 centímetros que no permiten que una madre campesina con su pollera pueda hacer sus necesidades en un espacio tan estrecho. “Estamos condenados a no tener una verdadera inclusión social”, manifestó.

Asimismo, dijo estar convencido que en las casi 2 mil municipalidades existentes en el país, por lo menos el 90% de las comunidades rurales tiene un problema como ocurre en Santo Domingo de Acobamba y demandó se evalúe dicho programa.

LA MUERTE DE LA NIÑA
Sobre la muerte de la niña Zoraida Caso, contó que fue una situación trágica y muy triste. “Me encontraba en la municipalidad cuando recibí la llamada del padre de la niña (Zoraida), quien entre lágrimas me dijo que las fuerzas del orden se llevaron a su esposa con tres de sus hijos y su hija mayor había sido asesinada.

Mi actitud como autoridad fue dar a conocer a los medios de comunicación que esos niños no eran “pioneritos”, pues estudiaban en el colegio público Nº 31245 de Ranrapata , beneficiarios del Vaso de Leche y la madre lo era del programa Juntos, y desmintiendo que no era ningún campamento terrorista.

“Sobre la muerte de la niña nosotros hemos dado todas las evidencias, testimonios, fotos y pruebas a la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público para que investiguen el hecho. Queremos que se encuentre a los responsables y se les sancione con el todo el peso de la Ley”, concluyó.


Henry Cotos
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD