Qué hemos aprendido

Estando en Fiestas Patrias y a casi una década del Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), es importante preguntarnos qué enseñanzas de sus Conclusiones hemos recogido los peruanos/as y cómo las estamos aplicando en la vida nacional.

Por Diario La Primera | 28 jul 2012 |    
Qué hemos aprendido
BALANCE SOCIAL

La CVR señaló que la prolongada situación de violencia e impunidad que sufrió nuestro país, “reveló brechas y desencuentros profundos y dolorosos de la sociedad peruana” y constató que la gran mayoría de las víctimas residía en zonas rurales y tenía el quechua u otras lenguas nativas como idioma materno, así como escasos niveles de educación escolar.

En la parte final de su Informe, la CVR propuso que “el gran horizonte de la reconciliación nacional es el de la ciudadanía plena para todos los peruanos y peruanas”, edificando un país que se reconozca positivamente como multiétnico, pluricultural y multilingüe. Ello implica “un nuevo pacto fundacional entre el Estado y la sociedad peruanos y entre los miembros de la sociedad”.

¿Hemos avanzado en la superación de las brechas y desencuentros entre nosotros? ¿Estamos transitando el camino hacia una ciudadanía plena? ¿Existe la voluntad de construir este nuevo pacto fundacional?

Los últimos años nos han mostrado algunos signos alentadores que indicarían que vivimos una etapa distinta, de mejor ánimo, voluntad de inclusión y “autoestima” colectiva, lo que podría servir de base para la construcción de aquella confianza mutua cuya carencia ha venido marcando nuestra idiosincrasia. Así por ejemplo, el proyecto en curso de “El Lugar de la Memoria” es un elemento significativo que nos ayudará a evitar que lo terrible se repita. Liderazgos originales como el de Gastón Acurio constituyen, más allá de lo gastronómico, fuente de importante revaloración y reconocimiento cultural entre peruanos. Y el momento actual de “escucha” que se ha abierto con la participación de los facilitadores en el caso del proyecto Conga, abre nuevas expectativas.

Pero al mismo tiempo, resurgen una y otra vez los fantasmas del pasado, que parecen querernos arrastrar nuevamente por la ruta de la exclusión, la confrontación y la impunidad. En estos años hubo el “baguazo”. Ocurrieron muertes absurdas en diversos conflictos socioambientales, que mostraron la continuidad del desencuentro entre Estado y sociedad. Por otra parte, responsables de la violencia terrorista hoy sacan cabeza presentándose como víctimas y pretendiendo que olvidemos lo imposible de borrar. Y como si fuera poco, ahora desde la Corte Suprema se pretende a través de un increíble fallo, exculpar a los responsables de crímenes de lesa humanidad.

Encaramos pues un proceso contradictorio y complejo, que nos convoca a todos a poner el hombro para llevarlo a buen puerto. Lo mejor de un país-como suele decirse-es su propia gente.

Sondeos internacionales colocan a los peruanos como los mayores emprendedores del mundo. Es urgente que esa capacidad se aplique para generar salidas colectivas, para superar exclusiones, intolerancias y discriminaciones. Para construir un nuevo pacto en un país que respete su interculturalidad, como lo sugirió la CVR. A lo que en el contexto de crisis climática, habría que agregar, la protección de nuestra mega biodiversidad. Ya no habrá país viable si ignoramos la responsabilidad ambiental y la defensa de los ecosistemas.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.