Publicar es hacer un “striptease”

El poeta Martín Zúñiga Chávez ha ganado el Premio Nacional de Poesía Joven Javier Heraud, organizado por la Secretaría Nacional de las Juventudes (Senaju). Aquí, un breve recuento de su obra.

Por Diario La Primera | 03 jul 2011 |    
Merecido premio a Martín Zúñiga Chávez,

Más datos

 

En 2009 se “encerró” tres meses para armar tres libros de poesía “bajo el auspicio de una amiga”, que fungía como mecenas, como confiesa: “Gavia”, Premio Ángel Martínez Baigorri de 2009 (Lodosa, España); “Pequeño estudio sobre la muerte”, Premio Copé de Plata de 2009 (Lima, Perú; empatado con Carlos Rómulo Baldwin del Castillo), próximo a publicarse; y “Cover”, Premio Martín García Ramos (Almería, España), “el Nobel de la poesía joven”, a decir de Martín Zúñiga Chávez: “Los tres tienen lenguajes totalmente diferentes. Mientras ‘Gavia’ es un poema de exploración muy sensual, ‘Pequeño estudio sobre la muerte’ es un viaje al estilo Ulises, ‘Cover’ es un poemario distinto y está dedicado a la mujer que me dio todo durante esos tres meses en que me encerré a darle forma a estos poemarios”.

Comenzó a escribir poesía alrededor del año 2001, cuando se trasladó del Cusco a Arequipa para estudiar literatura en la Universidad de San Agustín. Propio de las universidades, ahí no le enseñaron literatura, sino historia de la literatura, hermenéutica, teoría literaria... Felizmente, había un “boom” de la poesía, y es reclutado por el grupo literario Enroque y Más Versos, con quienes publicó “Relatos /5”. “Una pradera llamada noche” fue editada después gracias a que salió finalista del IX Premio Artífice de Poesía en España. “Mi poemario ‘Mar de lirio’, que es parte de ‘Cover’, ha ganado el Premio Nacional de Poesía Joven Javier Heraud, organizado por la Secretaría Nacional de las Juventudes (Senaju) en el Perú. Tengo un libro de cuentos. Espero ver qué premio lo publica”.

Aunque lo parezca, no es una broma cruel. En un medio como el peruano donde publicar es difícil, el poeta se da el lujo de hacerlo y cobrar por ello: “En España todas las cajas municipales tienen actividades culturales y tres premios: uno a las letras, otro a las artes plásticas y uno más a la música. Y los ayuntamientos que no tienen caja también tienen sus premios. Hay varias cosas que te da un premio: un público lector, algo de reconocimiento, pero, por sobre todo, un incentivo económico para poder seguir trabajando. Aunque no son más los premios que he ganado, sino los que he perdido”.

Vive de escribir desde hace dos años. Antes, ha sido casi todo: carpintero, mozo, lavaplatos, ayudante de camionero. Ha cambiado llantas. “Mi papá tenía un lugar donde sacaban grava para hacer concreto y trabajamos con pico y pala. He sido también administrador de librería, oficinista, administrador de restaurantes; todo menos tres o cuatro trabajos que por decencia no he hecho. Cuando obtuve el premio por ‘Gavia’ trabajaba 18 horas al día, de teleoperador, de madrugada, y de día como carpintero. Llegaba a mi casa y escribía una hora. Apenas dormía”.

Es editor de cultura y espectáculos de la revista “Vistaprevia” y parte del equipo que ha creado en Arequipa el Centro de Recursos para la Poesía, que crea sinergias entre la gestión pública y privada y los gestores culturales: “Con ellos publicamos ‘Rastros /Rostros. Antología de poesía arequipeña 2000-2010’. Hemos hecho recitales en mercados, malls; hemos llevado la poesía a las calles”.

Zúñiga también colabora con el proyecto del blog urbanotopia.blogspot.com, donde publican poetas ordenados por países y en índice alfabético. Este es uno de los tantos proyectos con los cuales se mantiene. Aquí una confesión: “¿Por qué publicas? Porque quieres que alguien te lea. Escribir y publicar es como hacer un striptease… Ahora me he quedado sin libros; tengo que escribir”.


Marco Fernández
Editor de Cultura

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.