“Políticos tradicionales”, les dice Humala. “Politiquería barata”, les adjudica la señora Nadine

Los peruanos de a pie creemos a veces que los gobernantes, para ejercer su mando, tienen que investigar, analizar, dialogar, sopesar. El presidente Ollanta Humala y la señora Nadine Heredia nos han demostrado que a ellos les basta con escuchar lo que exige la gran empresa, y tener listos un par de insultos para los que no acaten. “Políticos tradicionales”, les dice Humala. “Politiquería barata”, les adjudica la señora Nadine.

| 28 diciembre 2014 08:12 PM | Especial | 5.3k Lecturas
“Políticos tradicionales”, les dice Humala “Politiquería barata”, les adjudica la señora Nadine
“Políticos tradicionales”, les dice Humala. “Politiquería barata”, les adjudica la señora Nadine
Por: César Lévano
5302

Con la ley de trabajo juvenil ha quedado claro que esta fue propuesta por la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y la Asociación de Exportadores (ADEX). El portapliegos, perdón, el ministro de Economía remitió la orden a Palacio.

Un congresista del gobierno dice que las masivas protestas de los jóvenes contra la ley se deben a que al régimen le han faltado operadores políticos que la expliquen. Esto es faltar al respeto de la pareja presidencial. Ambos, han actuado como operadores políticos del ministro de Economía y, por ende, del empresariado reaccionario.

No sé si a eso se puede llamar “politiquería barata”, me suena más a poliquiquería muy barata.

El gobierno actual, desesperado por la crisis económica global que no sabe enfrentar, se está convirtiendo desde hace rato en el más antiobrero y antilaboral de nuestra historia. Esa trayectoria autoriza un diagnóstico y una previsión: está dosificando una arremetida contra los derechos generales del trabajador.

La frívola revista Cosas, en su edición 555, de octubre 2014, en entrevista con Gonzalo Pacheco, presidente de ADEX, precisa las exigencias de ese sector. La primera es un nuevo régimen laboral general basado en el régimen agrario.

El entrevistado expresa que lo que su gremio desea es la eliminación de gratificaciones y de compensación por tiempo de servicios, vacaciones menores a treinta días, despidos con o sin justificación.

Esto que ADEX pedía ha sido incorporado a la ley de empleo juvenil. Que nadie se sorprenda si el próximo paso de la asociación publica privada es extender el semiesclavismo a todo el sector laboral.

Por si acaso, en el agro se ha establecido una remuneración diaria de 23.41 soles, aparte de todos los puntos negativos que ahora se fijan en la ley para los jóvenes.

El economista Félix Jiménez, profesor principal de la Universidad Católica, recordó ayer en nuestro diario que hace casi doce años se introdujo el régimen laboral de la microempresa (sin gratificaciones, sin tiempo de servicio, sin asignación familiar y con solo 15 días de vacaciones). ¿Mejoró el empleo en ese sector? Menos de cinco por ciento de la fuerza laboral se ha formalizado en cinco años.

He ahí los resultados de la politiquería baratísima del neoliberalismo.

César Lévano


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

0.738572120667