Poder Judicial de espaldas a la verdad

Una vez más el Poder Judicial, por taras legales existentes, da la espalda a una víctima del delito de Trata de Personas, conocido como la “esclavitud del siglo XXI”. Esta vez se trata de Jhinna Pinchi, aquella joven tarapotina que, llenándose de valor, logró escapar del infierno diario que vivía en el nigth club La Noche en Piura para denunciar a sus tratantes que, luego de privarla de su libertad y drogarla, la explotaron sexualmente por más de dos años, producto de lo cual quedó embarazada. Era la primera vez que una víctima de este execrable delito salía a la luz pública, convirtiéndose en un caso emblemático y en un haz de esperanza para lograr hacer frente a estas mafias que operan amparadas en la impunidad que les da un Estado débil y los organismos encargados de administrar justicia.

| 10 febrero 2013 12:02 AM | Especial | 5.6k Lecturas
Poder Judicial de espaldas a la verdad
Causa repudio polémico fallo de Sala que absuelve a presuntos tratantes.
5674

Roycer Castillo, Nilson Baltasar Prado Chicoma, José Antonio Piscoya Paz y Máximo Mogollón Peña, cuatro de los principales procesados por los delitos de Trata de Personas, promoción, favorecimiento a la prostitución y proxenetismo en el caso del night club La Noche resultaron absueltos por las magistradas Socorro Nizama, Petronila Valdéz y Ubaldina Rojas.

La sentencia dada por el Juzgado Penal Colegiado A de la Corte Superior de Justicia de Piura, que ha conmocionado a la población y causado el rechazo de importantes organismos nacionales, se dio el último 23 de enero.

Uno de los argumentos esgrimidos por la Corte fue una “insuficiencia probatoria” porque el resto de las agraviadas no se presentó a declarar durante el proceso y no se pudo recabar suficientes pruebas de los delitos que se les imputaba a los procesados.

La Organización No Gubernamental (ONG), Capital Humano y Social (CHS) que lucha contra esta lacra, cuestionó que los magistrados no tuvieran en cuenta que las supuestas víctimas siguen bajo custodia de los acusados, amenazadas o han sido desplazadas de sus domicilios de notificación. ¿Acaso olvidan que Jhinna es la única víctima que logró escapar de sus tratantes y está bajo protección del Ministerio Público por las amenazas que recibió luego de su denuncia?

La Corte también restó credibilidad a su relato, por lo dicho por un efectivo policial que la atendió en la comisaría de Piura, en sentido de que ella llegó al lugar para obtener sus pertenencias y no a denunciar el caso.

Sobre este punto, CHS indicó que el tribunal no tomó en consideración que, por más de dos años, Jhinna fue privada de la libertad antes de ser explotada laboral y sexualmente, no habiendo encontrado el apoyo de ninguna autoridad, sino más bien muchos funcionarios públicos eran asiduos clientes del local.

Cuando Jhinna escapa en setiembre del 2009, estaba asustada, y desconocía lo que era la trata de personas. Lo único que buscaba era recoger sus pertenencias para regresar con su familia. Y si bien es cierto en este primer momento no denunció a los acusados por los delitos que se les imputa, tampoco se negó el hecho.

La Sala, también, estableció que “ésta (Jhinna) no ha sido sustraída para entregarla a otra persona, con el objeto de mantener acceso carnal, ya que las labores que ha sostenido dentro del night club La Noche han sido en ejercicio de su libertad”.

Incluso, los magistrados desconocían que en este lugar se ejerciera la prostitución por más que las declaraciones de la cocinera de apellido Macheré confirman esta situación.

Para CHS de esta forma se desconoce que una persona mayor de edad puede ser coaccionada en sus derechos y obligada a mantener relaciones sexuales.


LA PESADILLA que vivió por dos años Jhinna Pinchi fue relatada en el documental La Noche de Jhinna, como parte de una campaña de sensibilización.


Una de las testigos, la cocinera Mecharé murió en extrañas circunstancias aún no esclarecidas por la policía. Fue atropellada por el principal inculpado, Carlos Chávez Montenegro, propietario del Night Club.

NO PUDO SER ENGAÑADA
La sentencia menciona que no son verosímiles las declaraciones de Jhinna porque cuando quedó embarazada, acudió a centros médicos para las revisiones y luego entregó a su hija a un tercero para seguir ejerciendo la prostitución. A ello, el colegiado sumó el planteamiento de que no pudo ser engañada por tratarse de una estudiante universitaria.

Pero para la citada ONG, el hecho de quedar embarazada no infiere que las relaciones sexuales mantenidas las haya efectuado de forma voluntaria. Así como que haya acudido a sus revisiones no significa que tenía libertad para desplazarse porque pudo hacerlo bajo la vigilancia de sus captores.

“También resulta ilógico el argumento que por ser universitaria no pudo ser engañada, ya que ella cómo podía saber que al aceptar la oferta de trabajo que le propusieron acabaría como víctima de trata de personas y explotación sexual”, afirmaron los representantes de CHS.

FALTA DE CRITERIO
El colegiado califica de inconsistente la imputación contra Roycer del Castillo, el estilista tarapotino que captó y trasladó con fines de explotación sexual y laboral a la víctima. Y para ello se basan en el testimonio de Jhinna, quien declaró conocerlo con anterioridad y opinó que en un primer momento no lo vio como una persona peligrosa.

Pero CHS precisa que existió una intención de la Sala de vincular el hecho que la víctima conocía a Del Castillo como estilista, con los demás hechos que esta desconocía que le sobrevendrían después.

Otra parte de la sentencia, menciona que sí ejerció su libertad sexual, pues producto de este ejercicio “libre” es que mantuvo relaciones sexuales con un tercero con quien tuvo una hija

CHS considera que se buscó hacer un nexo entre tener relaciones y procrear y ejercer la libertad sexual, olvidándose por completo que producto de las violaciones también se puede quedar embarazada.

Además, afirma que se pretende generalizar, diciendo que como mantuvo relaciones con un tercero y tuvo una hija con este, las relaciones sexuales anteriores también fueron voluntarias.

RECHAZAN ABSURDA SENTENCIA
Diferentes organizaciones y ciudadanos expresaron su rechazo e indignación por la sentencia porque está amparada en un criterio extremadamente legalista que desconoce la realidad de la trata de personas en el Perú y da una prueba más de la insensibilidad que existe con el dolor de las innumerables víctimas obligadas a sufrir en silencio.

Cuestionan que a las víctimas se les pida presentarse al juicio y confirmar la versión de Jhinna, cuando algunas siguen presionadas por sus captores y otras están presas del miedo porque el principal inculpado, Carlos Chávez Montenegro, sigue libre.

“Consideramos que esto sienta un precedente negativo en los esfuerzos por la lucha contra la trata de personas en el país y deja en la absoluta vulnerabilidad a miles de peruanas y peruanos.

Entre las personalidades que manifestaron su repudio a este fallo están los parlamentarios andinos Hilaria Supa y Alberto Adrianzén, quienes lo consideraron como una clara señal de desprotección a las víctimas e invocaron al Poder Judicial a revisar los criterios y procedimientos.

LA DEFENSORÍA INTERVENDRÁ
La adjunta para los derechos de la mujer de la Defensoría del Pueblo, Carolina Garcés, anunció que esta entidad, en el marco de sus funciones y en coordinación con la Oficina Defensorial de Piura, no solo asistirá a la audiencia de apelación, sino que evaluará dicha sentencia con la intención de presentar un amicus curiae, recurso al que se recurre para garantizar el debido proceso y sentencias justas.

La funcionaria instó al Ministerio Público que se mantengan o refuercen las medidas de seguridad en el cuidado de Jhinna Pinchi “quien está en una situación especial de vulnerabilidad.

Indicó que la sentencia “genera una serie de consecuencias, no solo incrementando el riesgo de la seguridad de la víctima, sino también una desconfianza mayor en nuestro sistema de justicia, desincentivando la denuncia por parte de las víctimas por temor a las represalias”.


Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD